Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 13:20:13 del 24/04/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


REFLEXIONES               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
6/08/2009
EL CASO VILCHES (4).
 
Foto ilustrativa del artículo
 

EL CASO VILCHES (4)


El llanto de un presidente: “Ahora es cuando las relaciones directiva-afición deben ser más cordiales y estrechas que nunca”

Artículo realizado por Ángel Friginal, publicado en el diario “El Alcázar” el 16 de octubre de 1974


El zarpazo, terrible zarpazo, que el Comité de Competición ha sacudido al Toledo, en forma de ocho puntos de penalización, se lo ha adaptado como propio la afición seguidora del conjunto verde, de ese ex líder invicto en los terrenos deportivos, pero que pierde su condición de mandón por mor y gracia de una serie de artículos del Reglamento que, como se preveía, no iba a dejar satisfecho al que fuese castigado con rigor.

Ya no es hora de lamentaciones y de retroceder, si se tenía que haber hecho esto o lo de más allá. Ha existido, eso sí, una excesiva confianza toledana en este ya memorable “caso” Vilches, de si estaban amparados por el artículo 72 o 77, que ya estamos hechos un verdadero lío, pero lo que es totalmente improcedente es poder pensar que la intención haya podido ser un arma que ha estado esgrimiendo el presidente, Juanes Portales, a quien alguna llamada telefónica y anónima me lo ha tildado de “El enreda toledano”, en lugar de los términos que en varias ocasiones ha vertido uno de “El Herrera de Toledo”, esperando en tan críticos y difíciles momentos para echármelo en cara, cuando lo que se ha hecho, y bien, nadie lo puede ya desmerecer.

Errores humanos dimanados de un excesivo optimismo le ocurren al más pintado, y nadie cuando se tiene la conciencia tranquila tiene por qué buscar métodos ajenos a los que se imponen, y sí de plantar cara a la realidad y buscar por todos los medios legales, eso sí, la solución deseada, máxime cuando se ha obrado de buena intención, como nos consta en este “pleito” que nos trae a todos por la calle de la amargura, no teniendo que buscar culpable o culpables, que a nada iba a conducir, y sí el contar el mayor apoyo entre directiva y afición para que el excesivo castigo pueda quedar mitigado en su mayor parte.

La afición ya dio este último domingo en Villaverde una soberana lección de solidaridad con sus jugadores, aplaudiendo su salida como no lo habíamos presenciado jamás. Después, pulsamos la opinión de algunos jugadores, que se mostraban visiblemente emocionados por esas muestras de adhesión, que dicen bien a las claras el alto espíritu de superación a que deberán estar sometidos durante toda la campaña si el recurso que se presentará no diera resultado positivo alguno, y las cosas siguieran igual, con ese castigo de ocho puntos.

Aun así, por muy lamentable que sea a priori, Toledo y el Toledo tiene equipo, directiva y afición para volver a remontar el alto vuelo que le viene caracterizando, lo que no dejaría de ser la más hermosa y emotiva de las hazañas deportivas escrita por club alguno.

Señores, en las desgracias seamos todos conscientes, y más con hombres que a base de su voluntad, sacrificio y también, por qué no decirlo, perjuicios económicos personales, que necesitan del estímulo y de la benevolencia general.

Si por involuntaria apreciación han fallado, que todavía puede -¡y ojalá que así sea!- haber sorpresas agradables, no arremetamos contra ellos, que también necesitan en estos momentos frases de amistad, para que todo vuelva a su ser, ese que nos están demostrando las huestes que, capitaneadas por Aranda, están también dispuestas al máximo sacrificio deportivo, porque ellos también saben y conocen de sobra que cuentan con una excepcional afición, directiva y un presidente al mando, al que he visto llorar lágrimas de impotencia, como las que derraman los hombres que quieren lo mejor para sus incondicionales o colores, como nos demostrara, aunque por distinto cauce, en la finalísima de Europa “Cacho” Heredia, llorando desconsoladamente como un niño cuando reina encajó el gol que decía el adiós definitivo a un título continental. No pudiendo tener cabida lo “de lloran como…”

Con Juanes Portales, su equipo directivo y futbolístico, debemos estar más que nunca, porque los milagros en forma de recurso sobre esta penalización y la propia reacción de los jugadores, se pueden ver realizados todavía.

Los agradables ratos de placer deportivo, por numerosos triunfos, deben de ser compartidos en las horas malas, y de hecho y con todas sus consecuencias, aquí estamos de primera hora y sin trampa ni cartón.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados