Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 04:08:53 del 24/03/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


REFLEXIONES               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
4/07/2008
TODO SE HA PERDIDO, MENOS EL HONOR.
 
 

TODO SE HA PERDIDO, MENOS EL HONOR


Crónica realizada por Luis Serrano Vivar, publicada en el diario “El Alcázar” el 26 de mayo de 1972


En este año de 1972 el Club Deportivo Toledo, el más viejo equipo de la Tercera División del fútbol nacional, el que ingresara en ella por méritos propios, tras unas eliminatorias brillantísimas con equipos de Valladolid y de la regional castellana, el que nunca había descendido y siempre había sido el “coco” de la División ahora llamada de “bronce”, el que había hecho batir los récords de taquilla en sus liguillas de ascenso a Segunda División a equipos como el Málaga, en La Rosaleda, y al Melilla, el que llenara a rebosar los campos del Cacereño y Badajoz, y el que hubo de fletar un tren especial para llevar a sus incondicionales seguidores a Alcalá de Henares para presenciar una emocionante eliminatoria; el que ganó todas las Copas de Primavera, que eran el Campeonato de Castilla, y en el que intervenían los equipos reservas del Real Madrid y del Atlético, en los que muchas veces eran alineados sus jugadores titulares, este año lo ha perdido todo; su viejo campo de Palomarejos, su indebida Primera Categoría Regional, su incondicional afición y, lo que es peor, según la prensa de Guadalajara, en su último partido allí jugado, cuando tanto se jugaba en él, causó una triste impresión.

Cuando yo leía esta desoladora crónica no tuve más remedio que recordar aquellas jornadas de inolvidable alegría, cuando, tras un triunfo virilmente disputado, las voces, todavía jadeantes de la lucha, de todos los jugadores, dirigidos por Florencio, entonaban el “Himno del Toledo”.

Este himno lo cantaban con tanto calor que resultaba agradable, y se dio el caso de que, como nota pintoresca, fue solicitada su letra por el padre del jugador Jaime Matamoros Scott, para llevarlo a Inglaterra, ya que el padre de Jaime era español y la madre inglesa; también lo pidió el padre del inolvidable defensa Santos y una peña de Cuatro Caminos, de Madrid, cuando el Toledo jugaba allí, lo entonaban en el campo.

El secreto de todas estas alegrías era que el Toledo estaba formado en su inmensa mayoría por jugadores locales; sentían en su corazón el escudo que defendían, y aunque hubiera algunos de fuera, casi todos tenían la ficha de aficionados (amateurs, como muy mal se dice ahora), y salían a partirse el pecho. Recuerdo la sorpresa del árbitro cuando el Toledo fue a Melilla a jugar la liguilla de ascenso a Segunda División, cuando vio que de las once fichas presentadas solamente dos eran de color rosa (profesionales). Las nueve restantes eran de aficionados.

Si al CD Toledo le ocurre lo que parece inevitable, descender a Segunda Categoría Regional, será la ocasión propicia para volver a empezar, para buscar una compenetración entre equipo y afición, para tener solamente jugadores locales, para del equipo juvenil y de todos los chicos con aptitudes hacer una selección y, bajo la dirección de una persona de probada competencia, llegar a tener un equipo netamente local.

Pero reconociendo que la suerte no nos ha acompañado en nuestra gestión, esta junta general tiene nuestros cargos a su entera disposición.

Como el errar es de humanos y rectificar es de sabios, es así como elegantemente uno reconoce su error y la única forma de que todo se ha perdido, menos el honor.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados