Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 17:34:12 del 27/05/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


REFLEXIONES               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
2/05/2008
BODAS DE ORO (1).
 
 

VÍSPERAS DE LAS “BODAS DE ORO” DEL CD TOLEDO: 1928-78 (1)


DATOS MÁS CARACTERÍSTICOS DE SU FUNDACIÓN

Artículo realizado por Ángel Friginal, publicado en el diario “El Alcázar” el 27 de agosto de 1976, dentro de la serie “Vísperas de las Bodas de Oro del CD Toledo: 1928-78”


Menos de dos años, o mejor dicho, una temporada, es la que todavía tiene que cumplir el Toledo, en su singladura deportiva, para llegar a alcanzar sus bien ganadas y trabajadas “Bodas de Oro”, que se cumplirán en la temporada 1977-78, a tenor de que fue en el año de 1928, cuando aquellos pioneros, encarnados en las juventudes de entonces, tomaron el buen acuerdo de que surgiera un equipo representativo que llevara el nombre de la ciudad.

Lo que sucedería, precisamente en el citado 1928, aunque inicialmente lo fuera como el del “Football Toledo”, al que después de la posguerra se cambiaría por el de “Educación y Descanso Toledo”, para definitivamente pasar a ser el Club deportivo Toledo en la temporada de 1941-42, que es de verdad cuando empezaría la “danza” de los puntos y demás “infartos”, que en realidad son los que enardecen y dan emoción al cotarro.

En anuarios deportivos hemos podido ver distintas fechas de fundación, desde el año de 1932, hasta otras fechas posteriores, lo que queda descartado, si caemos en la cuenta que el día 30 de mayo –San Fernando- del año 1931, el Real Madrid, con el legendario Ricardo Zamora en sus filas, inauguraba Palomarejos, cuyos terrenos “cedió” a bajísimo precio la Sociedad General de Ganadería de España, que con otros posteriores trabajos de obras –que no se pudieron cumplir por estallar la guerra- ascendían a unos veinte mil duros. El 30 de enero de 1972 se jugaba el último de los encuentros en este campo, del que el Toledo, de primer propietario, había pasado a ser inquilino, barajándose en veinte millones de pesetas los que percibió el propietario –Educación y Descanso- de manos de la Seguridad Social.

Pero dejemos marginado todo esto y continuemos la huella deportiva de esos primeros años, donde los componentes locales brillaban con luz propia, y desde los del Racing, Gimnástica, Cultural Deportiva de la Fábrica de Armas, Academia de Infantería, “Football Toledo”, pasando por el Colegio de Huérfanos de Infantería, Betis y toros, se librarían emotivos partidos, que todavía recuerdan los más ancianos del lugar, hasta que llegó el paréntesis impuesto por la Guerra Civil.

Después, el ya comentado Educación y Descanso, que en 1940 ganaría ante el Rayo Vallecano la primera Copa de Castilla, primera de una serie de cinco en ese torneo llamado del “K.O.”, si bien en aquel entonces se disputaba hasta su final por el conocido sistema de Liga.

Esa misma, que ya con el glorioso nombre de Club Deportivo Toledo, incluiría a los verdes en competiciones con los puntos en litigio, de lo que tendrán la amplia información que estas efemérides merecen, a una sola campaña ya en la actualidad de conseguir el “oro”, que con continuidad y categoría se ha hecho ya acreedor, aunque por ahí nadie le obsequie con bombones propiamente dichos y sí por hasta despiadada saña ¡Cosas de la vida!, muy corrientes y habituales para los que de verdad tienen tradición y solera.

En sucesivos capítulos, tras este prólogo, conocerán, y por el correspondiente orden cronológico, a todos los 120 equipos, que hasta ese también 30 de mayo –final de esta temporada liguera- se ha metido en todo lo ancho y largo de la geografía nacional, como se verá, sin que para ello exista añadidos y sí una realidad que pregona mejor que las palabras, lo que ha sido la trayectoria auténtica y real del CD Toledo.

Anécdotas, peculiaridades más sobresalientes de cada equipo, hechos acaecidos en este transcurrir del tiempo, negativos, positivos, con cada uno de ellos, llegarán a nuestros lectores, principal y preferentemente a toda la extensa y masiva legión de sus incondicionales, a los que aprovechamos para reiterarles nuestro mejor saludo.

El 21 de septiembre de 1941, primer encuentro oficial de Liga, que ya lo tenemos a la vuelta de la esquina, y reflejado en el primer capítulo de este serial, vísperas de sus “Bodas de Oro” ¡Adelante…!


Compartelo en Twitter


Últimos resultados