Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 01:19:12 del 26/05/2024

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
14/12/2023
1990: BAUTI.
 
 

BAUTI


Bauti, jugador de la UD Santa Bárbara, deja el fútbol por lesión

Entrevista realizada por J. Eloy García Orozco, publicada en el diario “Ya” el 7 de marzo de 1990



Juan Bautista Lucas, conocido en el mundo del fútbol por Bauti, de veintiséis años, soltero, natural de Yuncler y que reside en la localidad madrileña de Getafe, que ha jugado esta última temporada en la UD Santa Bárbara, se retira de la práctica activa del fútbol, “ya que me tendría que operar para poder seguir y no puedo hacerlo, aunque la operación me la cubriría la Mutualidad, por motivos de trabajo”.

Bauti recordará con el tiempo una fecha, la del 12 de noviembre del pasado año, y un campo, el Municipal de Polán, ya que fue cuándo y dónde su equipo jugó contra el Polán –primera derrota liguera del equipo unionista-. “A raíz de dicho partido, estuve ingresado quince días en la Residencia de Toledo, porque sufrí un desgarro y rotura de fibras parcial del abductor izquierdo. Como consecuencia de ello me vinieron después problemas de pubis”. A partir de ahí ya no ha vuelto a pisar un terreno de juego y no volverá a hacerlo, siempre y cuando no pase por el quirófano.

Para Bauti, la situación es muy desagradable, “y más porque si me operase quedaría bien, si bien del pubis, porque del abductor no han dado garantías totales, aunque no puedo hacerlo porque trabajo por mi cuenta y no puedo permitirme estar mucho tiempo sin trabajar”. Así las cosas, a Bauti no le queda otro remedio que abandonar la práctica activa del fútbol, “ahora, por lo menos, a ver si puedo jugar con los amigos, sin forzar”. Pro tampoco va a poder hacerlo con mucha frecuencia, ni asiduidad, por cuanto “incluso en mi vida normal me afecta, y sobre todo al coger peso o hacer fuerza me molesta, por lo que tendré que esperar a ver si no va a más, ya que si no, la única solución será pasar por el quirófano, al menos para que no me afecte de modo directo en mi vida privada”.

Bauti comenzó su trayectoria deportiva en Getafe, en un equipo llamado Huracán 73, para pasar a continuación al Atlético Pinto. “A partir de ahí fue cuando comencé a jugar en equipos de Toledo, primero en el Sagreño, luego en el Sonseca, con Carlos Barroso de entrenador”, para acabar en el Illescas un vez acabado el servicio militar, “fiché la temporada siguiente por el Asland, donde no acabé, porque dieron la baja a diez u once, y me fui al Valdemoro, que jugaba en Tercera División”.

Pero en el Valdemoro no siguió, y recaló en el Alameda, “donde jugó ocho partidos, para regresar al Sonseca y fichar por el Santa Bárbara la pasada temporada”. El cuadro unionista ha sido, por tanto, su último equipo, y al que no quiere dejar pasar la oportunidad de agradecer su comportamiento, “pues tanto la directiva como los compañeros se han portado muy bien, en todo momento, conmigo”.

En la hora del recuerdo, “quizás las mayores alegrías que he tenido han sido de las personas que he tenido al lado, como Barroso, Paulino, Conde, aunque hay muchos más, pero sería muy largo de poder citarlos a todos”, mientras de lo peor que ha tenido que aguantar, “fue cuando estuve hace dos años en el Sonseca, y en concreto por el entonces presidente, Juan Martín, que no se portó nada bien, pues se comprometió conmigo a pagarme unas cantidades y no lo hizo, es decir, me dejó a deber dinero”.

Bauti, que en sus momentos de gloria llegó a ser denominado como el ‘Maradona’ toledano –su físico se asemeja al astro argentino, y sus características hacían recordar algunas acciones del jugador del Nápoles-, no volverá a tener la oportunidad de ganar en velocidad a su marcador, dar el pase de gol o cantar la alegría que supone batir las redes rivales, pero en su ánimo siempre estará el que dejó pequeñas huellas de calidad. A sus veintiséis años, dejar el fútbol no supone un gran trauma, “porque la vida no se acaba aquí”, pero en su fuero interno sí le duele, “claro que lo siento, porque es mi única pasión, pero no tengo otro remedio que asumirlo, a mi pesar”.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados