Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 01:13:41 del 26/05/2024

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
9/11/2023
1986: SÁTUR ROJO.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

SÁTUR ROJO


Sátur Rojo, entrenador de la UD Santa Bárbara

Entrevista realizada por J. Eloy García Orozco, publicada en el diario “Ya” el 9 de septiembre de 1986



“Tengo veintiocho años, y si hubiera dicho no, probablemente no se me hubiera presentado la ocasión de entrenar en Preferente, porque no me he planteado cambiar de ‘casa’, ya que el Santa Bárbara tiene más prestigio que la mayoría de equipos de Preferente, y será una experiencia en la categoría reina de la provincia”. Para Sátur Rojo, un año más entrenador del conjunto de la Fábrica de Armas, significa “un reto”, y junto a la incertidumbre de la futura campaña estará crear “una estabilidad anímica de la plantilla”.

Natural de Los Yébenes, pero afincado en Toledo, la temporada pasada –primera como entrenador- le ocasionó una obsesión tremenda, “pensaba que no la iba a acabar”, por los muchos acontecimientos que tuvo que solventar, “que han repercutido sobremanera en mi propia vida”, y eso le hizo pensarse su continuidad, pero la ausencia de enfrentamientos personales, “salvo con Briones”, y su afán continuo por hacer bien las cosas, “por el trabajo bien hecho, a pesar de la carga emocional que me supuesto, me han decidido a continuar.

Dos metas se ha impuesto Sátur Rojo para esta temporada, “mantener dignamente la categoría, si podemos, y recobrar la imagen del club, por medio de buen fútbol, con un equipo joven, pero al mismo tiempo experto, que pueda estar a la altura de los mejores”. Le queda el mal sabor de boca de no haber desarrollado todo el trabajo, “y esta campaña he cambiado la programación para estar a tope cuando comencemos la segunda vuelta”, pero le queda la satisfacción “de que los jugadores hayan estado a gusto, cosa que creo que he conseguido”.

Sin planteamientos ocultos, con la incertidumbre propia de un neófito que rechaza el mercantilismo en que se mueve nuestro fútbol y las interferencias y egoísmos de muchos clubs, sin favoritismos “si salvamos el caso de Tocano, que llegaba media hora tarde a los entrenamientos”, y con la incógnita que le pueda deparar la temporada en Preferente, Sátur Rojo estima “que los primos de todo esto somos nosotros, los entrenadores, porque el jugador es desagradecido y egoísta, y esta temporada no pienso mortificarme por nada ni por nadie”.

Su entrega durante toda la temporada pasada, “dudo que haya un entrenador que haga todos los entrenamientos con los jugadores, como yo lo he hecho”, le ha valido el reconocimiento de casi todos, “porque –explica- ha habido quien dice que quiere al club y en realidad lo que pretende es hundirlo”, pero es consciente de que no compensa tanta labor en algunos momentos, “porque yo he tratado de acercarme a todos los jugadores, pero es difícil dar una razón a un suplente, como es complicado el tener el calor de todos los componentes de una plantilla”.

Laborioso, metódico, nada improvisador, ansioso de superación, no autoritario, sino un compañero más, se autocalifica Sátur Rojo cuando de llevar a un grupo de jugadores se trata, “sólo estoy molesto con Briones, porque tiene una gran clase, pero estaba ‘muerto’ cuando yo le cogí, hizo una fabulosa pretemporada y creí que seguiría adelante, pero me dejó en la estacada, cuando comenzó a dejar de entrenar y no habíamos llegado al primer tercio de la Liga”.

“¿Esta próxima temporada? Pretendemos que no haya psicosis de resultados, que es lo que siempre se busca. Yo quiero tener una hornada de jugadores que den espectáculo, como hizo Felipe Tello, que hagan bajar al público y que destierren el fútbol defensivo. Yo intentaré elevar el bajo nivel del fútbol que se ofrece sacrificando las tácticas que se dan hoy, súper defensivas”.

En su particular examen de conciencia de lo hecho le queda el regusto de no haber conocido más a fondo la preparación física, “yo alardeaba de mis programas, centrado en experiencias anteriores, y no me daba cuenta de que había más hasta que he comenzado a estudiar exhaustivamente un libro de Álvarez del Villar, que me ha demostrado los muchos errores que he cometido, por lo cual este año he realizado grandes retoques”. Sátur Rojo quiso coger pronto la forma y le sucedió que al final el equipo bajó mucho, esta temporada no intensificará la preparación, “sino que la pretemporada llegará hasta octubre para forzar el ritmo hasta enero”.

Sobre el comportamiento de sus jugadores no tiene más que elogios, “aunque tengo que significar, por encima de todos, a Luis Manuel, que quizá se dejó impresionar, en el buen sentido, del club, y no ha jugado todo lo que posiblemente mereciera, pero ha sido un jugador educado, deportivo, vamos, lo que yo quiero”. No olvida a Goyo Braojos, “que se ha portado muy bien y ha demostrado ser un gran compañero”, y tampoco quiere dejar de lado a Canorea, “porque aunque suene a pedantería, yo tengo el ochenta por ciento de culpa de que al acabar la pasada temporada le bombardearan el elenco deportivo, porque terminó moralmente roto hace dos temporadas e incluso me indicó la posibilidad de abandonar el fútbol”.

El equipo giró sobre el segundo máximo goleador, compartiendo con el yebenoso Isidro, de la provincia, “porque cuando un jugador responde y el equipo confía en él, se integra y el equipo ha estado detrás de él”, aunque Sátur Rojo reconoce que el tener a Serrano ha sido toda una garantía, “al ser solidario, nada egoísta y trabajar para el equipo”. No sabe establecer el baremo del éxito que le puede corresponder a él, “yo les he motivado, los jugadores se han integrado en condiciones adversas y ellos son, en este caso, lo importante”.

Este año, Sátur Rojo y su plantilla tendrán una subida en sus emolumentos en un treinta por ciento, tema que queda en un segundo plano, por cuanto lo que más le preocupa es hacer frente a la temporada, “porque estamos en completa desventaja con el resto , que no paran de reforzarse”, y que los colegiados mejoren su dura tarea, “no están preparados para los intereses que el fútbol está generando, no son profesionales, y algunos están de vuelta y otros van a buscar las perras. No se complican, y con tal que no les peguen, barren para casa. Yo no digo que se equivoquen, pero hay acciones más que intencionadas”.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados