Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 10:13:38 del 11/04/2021

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
10/12/2020
1968: ALFREDO SOTO PLANO.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

ALFREDO SOTO PLANO


Alfredo Soto Plano, entrenador del CD Toledo: “Más facil y barato evitar el descenso que recuperar la categoría nacional”

Entrevista realizada por Antonio de Ancos, publicada en el diario “El Alcázar” el 12 de marzo de 1968



El Toledo, tras su reciente derrota frente al Santa Bárbara, ha sentenciado su descenso. Sólo una amplia “amnistía” –la revocación de los proyectos de reestructuración- puede ofrecer un rayito de esperanza.

Este ha sido el tema de nuestra breve conversación con el señor Soto Plano, entrenador del equipo. Un hombre sereno, realista y nada parlanchín, a quien se recurrió a última hora para una misión salvadora, pero al que se le negaron los medios para realizarla, imponiéndose algo así como la obligación del ‘milagro’ o la renuncia de antemano al éxito.

-¿Quiere enjuiciar objetivamente la situación real del Toledo?

-Estamos condenados, sin remisión, al descenso. No hay elementos y no se pueden hacer milagros. Es absurdo soñar con que se pueden ganar todos los partidos que quedan y que los pierdan los que van mejor clasificados que nosotros. Se pudo intentarlo después del encuentro de Tomelloso, en que el equipo llegó a estar casi a ‘punto’, pero la decisión de la directiva de prescindir de varios jugadores dio al traste con todas las posibilidades.

-¿Cómo juzga la decisión de la directiva?

-No soy quién para hacerlo. Creo, únicamente, que fue algo precipitada. Se asustó por la situación económica, y pretendió, principalmente, salvar la tesorería y no la categoría del club. Yo, en su lugar, quizá hubiera obrado de la misma forma.

-Esa es una salida muy diplomática, pero la verdad es que su situación y su labor ante la afición no va a salir muy bien parada.

-Efectivamente. Pero un entrenador está a las órdenes de la directiva. Yo prefiero sacrificar mi lucimiento personal y salvar mi prestigio profesional, porque lo que nadie podrá culparme es de ineptitud o de intrigante. Yo trabajo honradamente con los medios de que dispongo. Se me ofrecieron unos y luego me han dejado otros. Pero cumpliré la palabra que tengo empeñada y no abandonaré por nada ni por nadie.

-Sinceramente ¿Usted cree que la medida adoptada servirá, al menos, para salvar la situación económica?

-Lo que quiere es colocarme en ‘fuera de juego’. Ya he dicho, sinceramente, que quizá hubiera obrado de la misma manera. Creo, sin embargo, que hubiera sido más barato intentar buscar un par de elementos para mantenerse este año en Tercera División, que formar un equipo en la próxima temporada capaz de conseguir el ascenso.

-¿Eso quiere decir que los elementos de la cantera local, con que ahora cuenta, no le sirven?

-No vamos a engañarnos. Quita a tres o cuatro y los demás, hay que reconocer, que no están ‘hechos, para un Tercera División, ni tampoco para un Primera Regional con aspiraciones de clasificarse campeón de grupo. En el equipo juvenil, al que llevo entrenando un par de semanas, no veo nada aprovechable para estos menesteres. Los tres o cuatro que se han ido incorporando al equipo hacen lo que pueden, sin que se les pueda exigir más, pero no vamos a engañarnos ni a engañar tampoco a los muchachos.

-¿Desilusionado, entonces?

-¡Ni mucho menos! En la caseta, después de la derrota, y ante los amargos comentarios de algunos jugadores, le dije: “Nos hemos comprometido a defender los colores del Toledo hasta el final de la temporada, y no hay más remedio que seguir luchando. Hoy se ha perdido, otro día se ganará, pero hay que tener la vergüenza de no hacer el ridículo”. Esto es lo que yo pido a los jugadores. Para la temporada próxima, la afición toledana es la que tiene la palabra. A nosotros sólo nos queda cumplir con la nuestra. Y yo la cumpliré.

-Eso nos consta. Por eso nadie le ha señalado como cabeza de turco de culpas que no se tiene.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados