Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 12:26:46 del 24/02/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
29/08/2019
2003: FERNANDO CALDERÓN.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

FERNANDO CALDERÓN


Entrevista con Fernando Calderón y Julián Arguedas, entrenadores del CD Toledo

Entrevista realizada por Carlos Muñoz, publicada en “El Día de Toledo” el 27 de diciembre de 2003



¿Quién puede negar que el CD Toledo ha navegado mucho tiempo a la deriva? Cualquier seguidor toledano ha sufrido en sus propias carnes los avatares deportivos del macabro destino verde ¿Quién no sueña con recuperar la Segunda División? Por el Salto del Caballo han pasado jugadores de una gran valía, jugadores que a la postre han llegado a Primera División o se han consolidado en Segunda ¿Cómo nos vamos a olvidar de Casquero, Losada, Víctor y ese largo etcétera de figuras?

Son muchos los entrenadores que se han quejado de la afición verde y, en cambio, posiblemente no sean más que temas banales para esconder la frialdad de los resultados. Ahora, tras esos meses fatídicos en los que todos nos desgañitábamos con Francisco Gómez, ha llegado, a falta del Burgos, el final de la primera vuelta. Es un momento para reflexionar sobre el pasado y esperar un buen futuro.

El destino quiso que Samaranch, Bueno, Gallego y compañía, llegaran al CD Toledo, y con ellos, Fernando Calderón y Julián Arguedas, dos buenos entrenadores y mejores personas.

Calderón tuvo que afrontar, de forma estoica, la dura papeleta de dirigir a los verdes. Que no mal interprete. Es decir, la dura papeleta de dirigir a un equipo formado con muy poco tiempo de planificación.

Precisamente, Calderón ha asegurado que “posiblemente se cometieron algunos errores, pero de lo que no cabe la menor duda es que se iba contrarreloj, había que inscribir a los jugadores y empezar los entrenamientos ¿Qué hubo errores? Posiblemente sí, pero era una situación crítica y había que afrontarla como se pudiera. De todas formas, creo que se hizo un buen trabajo”. A este respecto, Julián Arguedas aseguraba que “creo que se acertó en el ochenta por ciento de los fichajes. Sin lugar a dudas se cometieron algunos errores pero, al fin y al cabo, con los presupuestos que se manejan en la categoría, y con el que tiene el CD Toledo, no se podía hacer más con menos. En definitiva, creo que ha sido una apuesta arriesgada pero que va a salir bien”. De estas palabras emana el optimismo innato de Julián Arguedas, quien aseguraba que “lo digo de todo corazón, el CD Toledo se va a salvar. La próxima temporada ya será otra historia, habrá más tiempo para planificar y para mirar al futuro. Ahora lo que importa es que el Toledo se quede en Segunda B, y creo que estamos en la buena línea, que se pueden lograr esos puntos que faltan para llegar a los cuarenta o cuarenta y dos”. Calderón va en la misma línea, “hasta el momento, quitando partidos muy concretos, creo que no ha existido ningún equipo inmensamente superior a nosotros. La zona baja está muy igualada y creo, sinceramente, que sí se puede llegar hasta los cuarenta y tres puntos que necesitamos para salvarnos”.

Hasta el momento, y a falta de un partido para que finalice la primera vuelta, el CD Toledo tiene quince puntos, once logrados por Fernando Calderón y cuatro por Julián Arguedas. Por encima de los verdes se encuentra el Palencia, quien arrancó un ‘punto de oro’ del Salto del Caballo. Si levantamos la mirada, vemos al Casetas, con sólo dos puntos más que el Toledo y en puestos de promoción, es decir,, un puesto angustioso pero no crítico. El verdadero problema se encuentra en el San Sebastián de los Reyes, un equipo que ha sumado, hasta el momento, veintiún puntos, lo que le vale para estar en puestos de salvación. Y ese, precisamente, es el objetivo de Calderón.

Visto lo visto, y si analizamos partido por partido, no parece que los equipos que están por encima de los verdes sena inmensamente mejores. Tal y como aseguran Calderón y Julián Arguedas, ¿Han demostrado el Tomelloso, Alcalá, Zaragoza B o Fuenlabrada algo más que nosotros?”. Posiblemente no les falte razón, pero un cosa es inequívoca, que ellos tiene más puntos y una mejor posición en la tabla.

Con toda seguridad, el gran problema del CD Toledo sea la cantidad de clamorosas ocasiones de gol que se fallan. En la mente de los aficionados tiene que estar el Rayo Majadahonda, colista de la tabla, y el cual no fue inmensamente inferior que el Toledo en el último encuentro. Con toda seguridad, y jugando como jugó, del centro del campo hacia abajo, no merece estar con esos puntos. Ahora bien, si analizamos las ocasiones d peligro que falló, aún nos preguntamos cual fue el milagro para obtener esos puntos. Los dieciocho encuentros que se han disputado hasta el momento han servido para demostrar que cualquier conjunto que cuente con un delantero centro de garantías, tiene una docena de puntos asegurada.

¿Qué le podemos pedir a Cornejo sin ser un delantero centro nato? ¿Qué le podemos pedir a Jerez si aún no peina canas? Ahora, por fin, el cuerpo técnico del Toledo ha escuchado las peticiones de Calderón y parece que le van a traer uno o dos delanteros centros para afrontar la segunda vuelta. Si tenemos que leer entre líneas las palabras del secretario técnico, Jacinto Gallego, podemos intuir que el día 29 de diciembre acudirán al Salto del Caballo un centrocampista de contención, un media punta y un artillero, es decir, la espina medular que le falta a los verdes para hacer bien las cosas. Calderón, a este respecto, aseguraba que “creo que esas son las posiciones clave del equipo. Unas posiciones en las que estábamos un poco cojos. De cualquier forma, no vendría nada mal la incorporación de otro delantero centro, pese a todo, tampoco vendría nada mal la llegada de un defensa central”. Y puede que los Reyes Magos se acuerden de ellos, ya que según comentó Jacinto Gallego, “se sigue trabajando para incorporar a más jugadores” ¿Será un central? Posiblemente sí.

Julián Arguedas, por su parte, va en la misma línea, es decir, “si definitivamente se ha fichado a dos centrocampistas y un delantero, el Toledo puede subir muchos enteros. Esas son las posiciones que necesita el equipo”.

El tema de las bajas es otra historia. Quien más y quien menos ha puesto el grito en el cielo al conocer el nombre de los jugadores que tienen sus horas contadas en el club. El propio Calderón asegura que “me pidieron mi opinión sobre algunos jugadores. Es cierto, pero no es menos cierto que no comparto la posible baja de Arcadio o, incluso, la de Mario Sánchez”. Para Fernando Calderón “Arcadio es un hombre válido con el que yo me quedaría. Mario Sánchez, por su parte, es cierto que no estaba contando mucho con él pero, sin lugar a dudas, es un jugador de proyección y que podría ser válido para el día de mañana”. Julián Arguedas comparte a grandes rasgos la misma idea, “prefiero no decir nombres. Creo que las bajas son acertadas en un noventa por ciento, aunque sí es cierto que alguno de los nombres de esa lista podrían repescarse”.

Precisamente hablando de jugadores, empiezan a existir algunas voces que hablan de intereses creados en los fichajes de algún jugador. En otras temporadas era más que evidente que las agencias de jugadores, o la cabeza visible de esas agencias, mandaban lo mismo o más que el presidente, y no es menos cierto que el interés lucrativo llegó a estar por encima del deportivo. El propio Calderón ha llegado a asegurar que “yo, cuando formo un equipo, nunca he pensado en la agencia que los representa. Además, a lo largo de mi carrera, nunca nadie me ha impuesto una alineación, y el día que lo hagan, tengo claro que dimito”. Julián Arguedas va por el mismo camino, “prefiero no pensar que alguien tiene intereses creados en el CD Toledo, ya que si esto fuera así, sería una estafa para cualquier socio. No se puede consentir que en ningún equipo de fútbol no primen los intereses deportivos”. Así de tajantes se mostraron los entrenadores, y no les falta nada de razón.

Otros de los temas rodeados por un gran hermetismo ha sido la vuelta de Fernando Calderón. Él mismo asegura que el lunes dirigirá el entrenamiento del primer equipo, lo cual supondría que Julián Arguedas debería volver al Toledo B. Pese a todo, sigue sin haber una comunicación oficial al respecto. Llegados a este punto, el propio Julián Arguedas aún no tiene claro si volvería o no a la Tercera División, según sus propias palabras, “imagino que durante el primer entrenamiento me deben decir algo. Si me comunican que mi puesto está en el segundo equipo, mi reacción, con toda seguridad, será la de reflexionar veinte minutos y luego dar una respuesta”.

Tal y como ya hemos indicado, estamos cerca de concluir la primera vuelta del campeonato y, para ser coherentes, tenemos que pensar que ya hemos logrado todos los puntos que se podían lograr en la primera vuelta, ya que ganar al Burgos, aunque sea en el Salto del Caballo y con tres bajas importantes para los verdes, parece, cuanto menos, una entelequia.

En los primeros catorce encuentros de la temporada, Fernando Calderón ha logrado once puntos, seis de los cuales tremendamente emotivos ante el Conquense y el Talavera, es decir, unos puntos que a un toledano le gusta ganar. Se han escapado varios encuentros que estaban encarrilados o en los que se esperaba puntuar.

Otro gallo nos cantaría si se hubieran cumplido todos esos pronósticos lógicos que, a la postre, no se alcanzaron. Contra el Tomelloso s empató a uno en la tercera jornada de Liga. Contra el Zaragoza B se perdió por cero goles a dos una semana más tarde. Contra el Compostela, todo un clásico, se arañó sólo un punto en la sexta jornada. Contra el San Sebastián de los Reyes, cuando todos augurábamos una victoria, también se empató en la duodécima semana de competición. Y que decir del empate a cero ante el Casetas una jornada más tarde, o de la triste derrota, por cero goles a uno, frente al Alcalá en la décimo quinta jornada, o el curioso empate a uno ante el Palencia. Todos ellos son puntos que se podían haber logrado y no se hizo.

Fernando Calderón aseguraba que “la zona baja está muy apretada y, en caso de ganar algunos partidos lógicos, creo que podemos lograr esos treinta puntos necesarios en la segunda vuelta”. Julián Arguedas no varía mucho de su punto de vista, y asegura que “hoy en día, en este grupo, no hay mucho equipos inmensamente superiores al CD Toledo, todo lo contrario. Además, hay ocho o diez equipos a los que se les puede ganar perfectamente. Si de estos ganas al setenta por ciento, y luego puntúas en algún encuentro suelto, tienes la salvación al alcance de la mano”.

En definitiva, y haciendo gala del espíritu navideño, ojala los Reyes Magos nos traigan esos refuerzos de garantía para sacar la situación adelante, y así poder cerrar con buen pie esta atípica temporada, que ya comenzó con problemas desde sus orígenes, un reto para el que aún hay que trabajar a corazón abierto.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados