Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 06:21:16 del 28/02/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
8/08/2019
2003: FERNANDO CALDERÓN.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

FERNANDO CALDERÓN


Fernando Calderón, entrenador del CD Toledo: “El Toledo necesitaba una victoria como club y yo como entrenador”

Entrevista realizada por Francisco J. Rodríguez, publicada en “La Tribuna de Toledo” el 3 de noviembre de 2003



Desembarcó en la Ciudad Imperial para tomar las riendas del nuevo proyecto del CD Toledo. Consciente de las dificultades que tendría para poner el equipo en marcha, sin tiempo para realizar la pretemporada, al entrenador madrileño le ha costado hacer reaccionar al CD Toledo. La última victoria ante el Talavera ha devuelto la ilusión a un técnico que veía cómo, jornada a jornada, su vestuario se diluía por culpa de la falta de concentración y los errores infantiles en defensa. Los dos próximos partidos de Liga –ante el San Sebastián de los Reyes y Casetas- serán vitales para el futuro del club.

Tras once jornadas de Liga, el CD Toledo ha logrado sumar su segunda victoria. Superadas las dificultades de principios de temporada, las lesiones y desgracias se han cebado con el cuadro verde, un equipo que estaba comenzando a encajar muchas críticas y cuyo entrenador ha recibido un importante balón de oxígeno.

-Por fin un respiro.

-Sí, la verdad es buena falta nos hacía. Pero creo que esta victoria, aparte de la necesidad que teníamos, nos la merecíamos.

-Una inyección anímica para un equipo que parecía muy tocado.

-Anímicamente la victoria nos da mucha vida. El equipo sabía que se estaba trabajando bien, que se estaban haciendo las cosas bien durante la semana, pero claro, todo eso necesita verse respaldado por algo, y eso eran los puntos. Esta victoria no te asegura más victorias, pero sí algo más de confianza para la gente.

-¿El equipo estaba mal anímicamente?

-Más que mal estaba muy ansioso. La gente estaba con mucha ansiedad. Yo nunca he visto una plantilla con tantas ganas, aunque tampoco hemos estado ninguno en esta situación. Estaban como locos por lograr una victoria.

-Ahora quedan dos finales en casa, ante equipos de la zona baja.

-Finales entre comillas, porque está claro que para nosotros cada partido es una final. Cada pelota, cada minuto de un encuentro es definitivo, porque si somos capaces de jugar siempre al límite como ante el Talavera, podremos sacar puntos. El día que nos relajemos nos la darán en los dos carrillos, porque las carencias y limitaciones las seguimos teniendo.

-¿Qué es lo que ha diferenciado al Toledo que jugó en Talavera con el de otras jornadas?

-Sobre todo que en defensa ha estado muy bien. Los cuatro de atrás y la gente de arriba, en cuanto a actitud, ha estado impresionante. Luego, en todos los partidos hemos tenido ocasiones y hoy las hemos materializado, pero con el marcador cero a cero. Creo que la confianza que el equipo ha cogido es muy buena.

-¿El equipo se sentía muy presionado?

-Sí, la gente se sentía muy presionada por ellos mismos. Yo también les apretaba un poco, pero os jugadores sabían la necesidad que había de puntos. Se jugaban la vida y no eran ajenos a esta situación.

-¿Les ha pesado a los jugadores saber que defienden la camiseta de un equipo con un nombre como el del Toledo?

-Sí, porque el jugador sabe que a lo mejor no vamos a pasar a la historia positiva del equipo, los que lograron un ascenso, pero nadie la quiere hacer negativa. Entonces, claro, el escudo pesa. Sabes que estás en un club con mucha solera, que representa a una gran ciudad. Esto no es un equipo mal llamado de barrio, representamos a toda una provincia.

-A lo mejor sí entráis en la historia, se ha roto con veintiséis años sin ganar en ‘El Prado’ de Talavera.

-También es verdad, es cierto que eran muchos años y se ha roto esa historia negativa. Esperemos que rompamos más rachas como esta.

-¿Qué victoria le ha llenado más, esta última o la del Conquense?

-Esta, seguro. Sobre todo por cómo se ha producido. La victoria del Conquense vino propiciada por el ímpetu, la ilusión, y ésta ha venido por juego, por colocación en el campo, por el trabajo… En ésta ha ganado más el equipo y en la otra se ganó por la ilusión.

-Ante el Talavera se vio a un Toledo muy concentrado, no como en otros partidos.

-El jugador sale con la intención de hacerlo bien, aunque no siempre sea así. El fútbol es un juego de momentos y si tienes un fallo eso te marca todo el partido. Lo que está claro es que nosotros somos un equipo que con actitud máxima ganamos a cualquiera, y con una actitud normalita nos gana cualquiera. Tenemos que jugar al límite todos los partidos.

-¿El Toledo siempre va a tener que correr más que su rival? ¿Trabajar más para ganar?

-Pues hombre, más no lo sé, pero por lo menos igual. A nosotros nos ganarán jugando al fútbol, porque hay equipo que de hecho juegan mejor, pero por actitud y por trabajo no nos pueden ganar ninguno, porque entonces estamos perdidos.

-¿Cuáles son los problemas que aún tiene que superar el CD Toledo?

-Que lo de Talavera no sea flor de un día. Que la actitud, la intensidad, el trabajo defensivo que ha habido en los once, siga. Si somos capaces de hacernos fuertes en nuestra portería, arriba vamos a tener alguna, porque tenemos calidad. Pero si tenemos que ir a remolque, nos va a poder la tensión de saber que vamos perdiendo por la mínima.

-¿Se siente menos presionado?

-La presión siempre está ahí, y la del entrenador es la que siempre circula.

-En estas jornadas de atrás ¿Se ha planteado seriamente la dimisión?

-Pues sí, si te digo que no, te miento. El día de la Leonesa fue cuando más seriamente me lo planteé, porque me daba la sensación de que no había vuelta atrás. Decidí pensármelo un poco, pero la verdad es que me fui muy tocado a casa. No se lo comenté a nadie, pero no sé si los jugadores intuían algo. Me voy a quedar con la duda, ya que no lo voy a preguntar. Esta semana los jugadores han hablado conmigo a título personal para decirme que estaban a muerte conmigo, que estábamos todos juntos y que esto iba a salir adelante.

-Con una derrota en Talavera ¿Qué hubiera pasado?

-No quiero ni pensarlo. El haber perdido podía haber sido muy malo para mí. El Toledo necesitaba una victoria como club, pero yo la necesitaba como entrenador y como persona.

-¿Por qué?

-Porque es la constatación del trabajo que se venía haciendo. Yo tengo la costumbre de dudar de todo, y empezaba a dudar de si lo que estaba haciendo servía para algo. Si se entrenaba bien, si ponía a los jugadores que tenía que poner, los cambios… Era necesaria esta victoria y cómo se ha producido. Esto no quiere decir que ahora sea todo muy bonito, pero sirve para aparcar un poco la duda.

-Con la directiva ¿Ha llegado a hablar de su salida del club?

-No, al revés. A día de hoy, el trato y apoyo de la directiva ha sido de diez. Ellos me han dicho que estaban contentos con el trabajo del equipo y que había que seguir e intentar sumar los mayores puntos posibles. Les toca mucho de la última victoria.

-El secretario técnico dice que es usted intocable.

-Es de agradecer, pero creo que es un error ligar el futuro de una persona a otra. Si veo que no soy capaz de sacar más rendimiento a este equipo, y que no funciona, diré que lo idóneo es que venga otra persona, y al secretario técnico eso no tiene que afectarle.

-¿Tenemos ahora Calderón para rato?

-Eso lo dirán los marcadores. El crédito del entrenador lo marcan los resultados. Si no me veo con fuerzas, me iré. A veces las rupturas son duras, pero las continuidades con fuerza también.

-¿Cuántos puntos espera sacar en esta primera vuelta?

-Con poco, diecinueve. Menos nos dejaría para la segunda vuelta obligados a forzar mucho.

-¿Contará más ahora con la cantera tras el debut de Israel?

-La cantera está ahí, pero tirar mucho de ella, en una situación tan delicada, no es fácil. Se ha firmado a un grupo de jugadores para sacar esto adelante, y no puedes pasar la responsabilidad a los más jóvenes.

-¿Qué te parece la Liga tras once jornadas?

-Es un grupo de poco fútbol, pero muy complicado para ganar a alguien.

-Y el club ¿Qué le parece?

-Partió de cero, pero poco a poco va creciendo y se van viendo cosas buenas. Es un club con mucha ilusión, con ganas de trabajar y hacer cosas. Va a más.

-¿Le gusta la plantilla que tiene?

-Ya lo dije un día y no me escondo: si hubiéramos hecho el equipo antes tendríamos otra plantilla, pero la que tenemos es la que tenemos, y a mí si me gusta. Es un grupo que en cuanto a trabajo es muy bueno.

-¿Va a tener los refuerzos que quiere en diciembre?

-A mí nadie me ha prometido nada, pero me han dicho que se van a traer refuerzos. Los necesitamos y sería absurdo no hacer ninguno. Cuántos y quiénes, no lo sé, porque eso es más un pregunta para la secretaría técnica.

-Es muy serio ¿Qué posibilidades hay de verle sonreír en Toledo?

-Difícil, pero no por estar en el Toledo, soy de mucho trabajo, de seriedad, no soy un tipo de mucha alegría. Aunque salgan las cosas bien estoy preocupado. Es mi forma de ser, no sonrío aunque me hagan cosquillas.

-Esa seriedad ¿Le ha podido perjudicar en las críticas? -Sí, seguro. Yo puedo parecer triste, y lo soy, pero una cosa es lo que yo sea y otra lo que les transmita a los jugadores.

Un apasionado de los viajes

De Fernando Calderón todo el mundo destaca su accesibilidad y correcto trato. Persona aparentemente tranquila –nunca cambia el rictus serio de su rostro-, reconoce que “la procesión va por dentro”.

Las últimas semanas han sido muy duras para el técnico verde, que llegó a plantearse la dimisión ante las continuas derrotas de su equipo. El mal arranque del Liga del CD Toledo hizo aflorar las primeras críticas hacia el vestuario. Unos comentarios de los que el técnico salió bien parado.

Enamorado de los viajes, siempre que tiene oportunidad se escapa a un pueblecito de Ávila junto a su mujer y sus dos hijos. El fútbol es su pasión y le da la oportunidad de recorrer España, aunque no como a él le gustaría: “Al final sólo veo estadios y carreteras”, señala.

Amante del fútbol ofensivo y muy buen amigo de Juanma Lillo, técnico del Ciudad de Murcia, Fernando Calderón espera lograr el objetivo para el que fue contratado, lograr la permanencia en Segunda División B.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados