Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 02:04:59 del 13/11/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
2/07/2018
TEMPORADA 1987/88: SONSECA 0 - TOLEDO 3.
 
 

TEMPORADA 1987/88: SONSECA 0 - TOLEDO 3


El Sonseca siempre estuvo a merced del firme y disciplinado Toledo

Los locales, mermados y sin ideas

Crónica realizada por J. Eloy García Orozco, publicada en el diario “Ya” el 4 de mayo de 1988



El Martín Juanes de Sonseca presentó una buena entrada, con media jornada económica y alrededor de 250.000 pesetas de recaudación. Terreno de juego en buen estado, tarde fría y lluviosa en algunas fases del partido.

Alineaciones

Sonseca:
Tante, Jorge (Tachún, m.55), De Blas, F. Martín, César, Neme (Bauti, m.66), Isidro, Garoz, Valentín, Gascueña y Mele.

CD Toledo: Yuste, Antoñito, Berrio, David, Rojo, Plaza, Miguel (Alejandro, m.67), José Luis, Pimi, Bermúdez (De Paz, m. 89) y Garoz.

Árbitro

Corvalán Cuesta, ayudado por Silvestre Gregorio y Pérez Izquierdo. No estuvo mal, en un encuentro que tuvo pequeños brotes de dureza y algunos malos modos, sobre todo del luchador, eficiente, pero demasiado impulsivo, De Blas, que debería tener menos nervio y la boca un poco más cerrada. Tarjetas para De Blas, César, Isidro y Bermúdez.

Goles

0-1: minuto dos, apertura para Miguel a la banda izquierda, quien en carrera y con su pierna izquierda, lanza un buen centro al segundo palo, que cabecea muy bien, en posición forzada, Antoñito. Tante llegó a tocar.

0-2: minuto 65, Garoz se deshace de tres defensas, pasa a Miguel, que templa y envía a Bermúdez a la derecha, para que éste fusile.

0-3: minuto 81, jugada de tiralíneas, con David mandando a Bermúdez a la derecha, y éste, al primer toque, centra al área, y Garoz, según viene, empalma sin contemplaciones.

Comentario

El Toledo ganó cómodamente a un Sonseca mermado y sin ideas, que no tuvo más remedio que inclinarse ante el férreo control y disciplina de los de Calderón. El Toledo, aparte su gran efectividad cara a la puerta de Tante, siempre tuvo bajo control el partido, también ayudado por el tempranero gol del enormemente efectivo Antoñito, que además realizó un perfecto marcaje al cerebro local Valentín. El buen orden mostrado por los toledanos contrastó con el total desorden sonsecano.

La ausencia de Laguna en el once inicial con motivo del fallecimiento de un familiar suyo en accidente de circulación, hizo que Calderón cambiara el sistema táctico, con Pimi en el medio campo y Antoñito fuera de la zaga, cuando el técnico toledano se dio cuenta que el Sonseca jugaba con solo dos puntas. Y es que Paulino Lorenzo Martín no tuvo más remedio que incluir al aguerrido De Blas, que se las tuvo tiesas con Pimi en el centro del campo, con lo cual todo el juego creativo debió correr a cargo de Valentín y Gascueña, sin que ninguno pudiera con el equilibrio de los toledanos.

Bermúdez, brillante

Si ya en esto llevaba desventaja el Sonseca, más cuesta arriba se le puso el encuentro cuando el pletórico Antoñito culminaba una buena jugada de Miguel, que demostró ser, junto a Bermúdez, el más inteligente del actual Toledo a los dos minutos de iniciado el choque. El Toledo jugó a su antojo, ya que el único peligro llegaba de los saques largos de Tante, sin duda, muy poco para poner en aprietos a Yuste.

Un disparo desde lejos de Valentín, en el minuto 21, fue todo el poder rematador sonsecano en el primer tiempo. David se bastaba él solito para forzar el error en los pases al Sonseca. En el segundo tiempo, y también en el minuto 21, Garoz pudo volver a marcar, pero esta vez Tante, pletórico de reflejos, rechazó un gol seguro, haciendo lo propio en el minuto 62, cuando Miguel robó un balón a F. Martín y su pase a Bermúdez no lo pudo aprovechar éste por la decidida salida del meta local. Esta oportunidad fue el preludio al segundo gol visitante, en bonita jugada de los tres delanteros.

Fue la puntilla, porque el Sonseca volvió a insistir sobre la meta de Yuste, pero con balones aéreos, sin posibilidad de remate, y volcado de forma irreal, sin jugar el balón y siempre atosigado por un Toledo que ya sólo jugó a buscar el contragolpe, cosa que consiguió en distintas oportunidades, siendo sólo efectiva la de Garoz, en una jugada de exquisita calidad, porque Plaza falló poco después otra, dejando el resultado diáfano y claro. El Sonseca había sido presa de sus grandes deficiencias y ellas conllevaron una anunciada derrota.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados