Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 00:21:34 del 18/11/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
26/04/2018
TEMPORADA 1987/88: TOLEDO 4 – MADRIDEJOS 1.
 
 

TEMPORADA 1987/88: TOLEDO 4 – MADRIDEJOS 1


Dieciocho minutos le bastaron al Toledo

Madridejos aguantó tres cuartas partes del partido

Crónica realizada por J. Eloy García Orozco, publicada en el diario “Ya” el 5 de enero de 1988



Buena entrada en el campo Municipal, con tarde fresca y fría cuando se marchó el sol. Césped en buenas condiciones. 400000 pesetas de recaudación. Se guardó un minuto de silencio por la muerte del padre del presidente del Toledo. Luz artificial desde el minuto 73. La plantilla del Toledo, al término del partido, brindó el triunfo al presidente, dirigiéndose todos al palco.

Alineaciones

CD Toledo:
Fernando, Carrobles, Alejandro, Pimi, Garoz, Rafa, Berrio (Miguel, m.81), José Luis, Antoñito, Bermúdez y Rojo.

Madridejos: Ortega, Ochoa, (Solís, m.81), López Reina, Meleiro, Fernando, Bujalance, Beltrán, Juan Carlos, Zárate (Quique, m.81), Muñoz y Monty.

Árbitro

Galiana Donoso, ayudado por Magán Camargo y Castillo Villalobos. Muy mal. Perjudicó a ambos equipos, aunque el que peor parte se llevó fue el local. Permitió, en ocasiones, una excesiva dureza visitante. No señaló nada en un empujón de Fernando a Garoz en el minuto veinte, dentro del área. Mostró tarjeta roja a Bermúdez, en el minuto 66, por agredir a Ortega, cuando éste fue el primero en dar. Muñoz también fue expulsado por doble amonestación, minutos 42 y 60. Tarjeta amarilla para Antoñito, minuto 47. Estuvo torpe, lento y sería de desear que aprendiera bastante más.

Goles

1-0: minuto 27, rechace de la defensa, Alejandro dispara y Bermúdez toca lo justo para dejar clavado al meta visitante.

1-1: minuto 39, segundo corner, botado desde la derecha, López Reina cabecea a placer, José Luis no deshace el fuera de juego y Juan Carlos marca a placer.

2-1: minuto 72, falta que bota José Luis desde el medio del campo y Pimi peina lo justo para marcar, gracias a la tardía salida de Ortega, que falló claramente.

3-1: minuto 81, perfecto balón de Garoz, que corría sin balón, avanza aguantando a López Reina, y sobre la salida de Ortega cruza a la red.

4-1: minuto 85, preciso y precioso pase al hueco de Garoz para Miguel, quien se va por piernas y manda muy bien a la red.

Comentario

El Toledo, como viene demostrando cuando juega en su feudo, sufrió lo indecible para doblegar al agresivo –a veces en exceso- disciplinado y peligroso Madridejos, imponiéndose en el tramo final del partido, cuando los de Antonio Iriondo pensaban que no se marcharían de vacío. El Toledo aseguró su triunfo cuando Ortega fue condescendiente con Pimi en el minuto 72, saliendo mal y tarde, y haciendo que los de Calderón ya no tuvieran enemigo enfrente.

Y es que teniendo a los Reyes Magos a la vista, unos y otros quisieron corresponder mutuamente, regalándose un gol por bando –con los que se llegó al descanso- y dejando la impresión que de no haber sido por ese afortunado cabezazo de Pimi, a estas horas el resultado podía haber sido diferente. El Madridejos hizo su trabajo a la perfección durante tres cuartas partes del partido, poniendo en evidencia la inseguridad defensiva –Peña se dejó notar, porque Rojo no dio una a derechas- los nervios que atenazan a los centrocampistas cuando el resultado no es favorable y los escasos recursos de los delanteros cuando la defensa “da sus palos” y está entera físicamente.

Con estas premisas y sin que el Toledo robara balones en el centro del campo, cuestión que preocupaba sobremanera al técnico toledano, el Madridejos armonizaba un juego simple, sencillo y eficaz, aunque Muñoz, Beltrán y el falso ordenador Meleiro no asentaron nunca su juego, pero es que cuenta adelante con unos finos, aunque menudos, Monty y Zárate, y un ingenioso, inteligente y peligroso Juan Carlos, que llevó por el camino de la amargura a Antoñito y compañía. Como los zagueros, dirigidos por Fernando, no dejaban que pasaran los jugadores con el balón controlado, el cerismo era consecuencia casi lógica.

Un cabezazo picado de Beltrán que Fernando sacó con los dedos nada más iniciarse el partido fue el primer susto para la parroquia toledana, que contemplaba cómo el Madridejos no cometía fallos y su equipo no encontraba la senda más aproximada para marcar. Una vía pudo abrirse si el deficiente árbitro decreta penalti en un empujón de Fernando a Garoz, en el minuto veinte, cuando se marchaba en busca de Ortega. Llegó siete minutos después el tanto de Bermúdez, con mucho de fortuna, y pareció encarrilar el partido el Toledo, pero el Madridejos se creció, y en una indecisión de toda la defensa, Juan Carlos acertó con el portal. De aquí al final del primer periodo, el Madridejos llevó la iniciativa, y quien más y quien menos, incluido Calderón, temió lo peor.

Bastaron dieciocho minutos

El Toledo no había sido capaz de mantener la renta de un gol, y el Madridejos se las prometía felices porque el Toledo no tenía las ideas claras, salvo el entregado Alejandro, en tareas constructivas y destructivas, ante la falta de David. Cuando Rafa, en el minuto cincuenta, largaba un potente disparo y Ortega desviaba lo justo para que el palo derecho abortara el gol, se pensó que el Toledo ya no daría ventajas, pero no fue así, y pudo ser peor si Monty, un minuto más tarde, aprovecha un error de José Luis y en lugar de tirar flojo y forzado, llega a pasar al desmarcado Juan Carlos.

Fueron veinte minutos de juego sin ton ni son, con un Toledo disminuido y un Madridejos que forzaba a la descolocada y fallona zaga local a un esfuerzo continuo. Así llegamos al minuto 72, cuando Pimi acertó a peinar un balón casi sin peligro y se fue a las redes ante el estupor de Ortega y sus zagueros. Se había acabado el partido, aunque ya el cuadro visitante bajó los brazos y dejó de tener el empaque anterior.

No se notó que Bermúdez hubiera sido expulsado –en el sesenta lo fue Muñoz, por doble amonestación- porque Garoz y Miguel, a los cuatro minutos, haciendo el primero lo mejor de su desafortunada y “por los suelos” tarde con el tercer gol, y el pase del cuarto a Miguel, y el segundo mostrando aptitudes para jugar desde el inicio.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados