Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 16:11:33 del 20/04/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
22/03/2018
TEMPORADA 1987/88: TOLEDO 2 – TOMELLOSO 2.
 
 

TEMPORADA 1987/88: TOLEDO 2 – TOMELLOSO 2


Cualquiera pudo ganar, aunque las tablas hicieron justicia

Peña logró el empate cuando todo parecía perdido

Crónica realizada por J. Eloy García Orozco, publicada en el diario “Ya” el 20 de octubre de 1987



Gran expectación y tremenda entrada en el Carlos III –como no se veía hace años-, con una taquilla, según fuentes oficiales, de 825.000 pesetas. Césped en aceptable estado y tarde agradable. Luz artificial desde el minuto 75. Muchos seguidores del Tomelloso en las gradas.

Alineaciones

CD Toledo:
Fernando, Mayo, Antoñito, Garoz, Alejandro (Carrobles, m.46), Rojo, David, José Luis, Pimi (Miguel, m.42), Bermúdez y Peña.

Tomelloso: Aguiar, Ríos, Mauri, Aris, Carbonell, Figueroa, Cano (Antoñito, m.16), Moreiras, Diego, Arganda (Tomás, m.88) y Luisito.

Árbitro

España Magro, ayudado por De las Heras Castillejos y Montes Esteban, de Guadalajara. Mal. No vio unas manos dentro del área del Tomelloso en el minuto 19. No midió con el mismo rasero a los equipos cuando expulsó, a instancias de un línea, a Figueroa (minuto 29) al dar un cabezazo a Peña, cuando antes éste lo había pisado –esto no lo vio De la Heras-, y hubo más de un fuera de juego de los toledanos no señalado. Más tarjetas para Moreiras, Ríos, Aris y Antoñito, todos visitantes.

Goles

0-1: minuto 10, penetración de Mauri por la izquierda, con centro que Moreiras cabecea solo a placer, sin que Fernando pueda sacar el balón, aunque lo tocó. 1-1: minuto 13, centro de Mayo por la izquierda y Aris cabecea a su puerta, sin que Aguiar pueda impedir lo irremediable.

1-2: minuto 44, Moreiras centra desde la izquierda al segundo palo, Carbonell cabecea al centro y Diego salta más que su par y pilla a Fernando a media salida, que no midió bien la situación.

2-2: minuto 69; saque de esquina que bota David, el balón se pasea por el área sin ser despejado y llega franco a Peña, que lanza un gran chut, que Aguiar sólo puede tocar.

Comentario

A punto estuvo el Tomelloso de hacer un roto al inadecuado traje, que para la ocasión, lució el Toledo, que quiso vestirse con sus mejores galas, pero Velasco se lo pensó dos veces, cambió de vestimenta antes de iniciarse el choque, llevado un traje más usado u desgastado, que tuvo que ser remendado en el descanso y arreglados los descosidos por las costuras, para terminar por lo menos intacto para luego volver al sastre.

Y es que el cuadro tomellosero acertó con la elección: un traje de sport, elegante, moderno, cómodo y atractivo, mientras que el Toledo utilizó un corte más clásico, con retoques de finura, menos propicio para la ocasión, hasta que se dio cuenta que mejor era que se arrugara un poco que tenerle inmaculado hasta el final de la fiesta. Sí, la fiesta, porque hacía mucho tiempo que no se concitaba tanto público en un campo de la capital, que criticó el refinamiento con que obligó a salir José María Velasco, temió lo peor hasta el minuto 69, y luego se volcó con el equipo y comprendió que la arruga también era bella.

Fue una primera mitad en que el Toledo estuvo a merced del cuadro de Emilio Cruz, bien asentado, dominador, altivo en defensa y centro de campo, y autosuficiente en ataque, aunque sólo estuviera Diego con tres defensas, que no podían frenarle. Los toledanos naufragaron en ataque –Pimi se lesionó a los 16 minutos y Garoz ni las vio-, acumularon hombres sin ton ni son en el centro del terreno –sólo el pundonoroso, eficaz y fuerte David mantuvo el nervio- sin poder con el menor número de elementos del Tomelloso y unos zagueros que no se entendieron, cometiendo errores que contagiaron a Fernando, tan sólo Mayo en la faceta defensiva, lo mismo que Mauri en el otro bando, mantenían la tensión del partido.

Precisamente en dos arrancadas de los laterales llegaron los dos primeros goles, el del Toledo gracias a un intento de despeje de Aris que acabó en sus propias redes. Llegó la posible mano del visitante Antoñito, en nuevo centro de Mayo, seis minutos más tarde del gol del empate, y tendría que llegarse al minuto 39 para que Garoz, en fuera de juego no señalado, lanzara fuera solo ante Aguiar. El Tomelloso, mientras tanto, por mediación de Antoñito (minuto 21), Carbonell (minuto 32) y Diego (minuto 42) a punto estuvo de adelantarse en el tanteador, cosa que conseguiría en otro agujero por la izquierda y fallo de defensa y portero, descolocados y lentos en reaccionar.

Traje remendado

No estaba Yuste, que señalaba que “no lo entiendo, me ha dicho el entrenador que tenía que dar una oportunidad a los demás, pero yo pienso que hay que darla cuando llegue el momento”, tampoco el sancionado Rafa, pero Miguel habría más huecos por la banda y tapaba a Mauri, y la salida de Carrobles aseguró mayores rodos de balón y presión. Peña cabeceaba a las manos de Aguiar en el minuto 58, y diez minutos más tarde era Miguel quien ponía a prueba los reflejos del cancerbero visitante.

El Tomelloso había renunciado al ataque –desde el minuto 29 jugó con diez hombres- y sólo le interesaba que los minutos pasaran, basándolo todo en la seguridad de su defensa y la peligrosidad de Diego, siempre en compañía de Carbonell o Arganda. No se veía por ningún lado que el Toledo pudiera empatar, pero Peña despertó al público al acertar en el único despiste de la cobertura del Tomelloso, y el partido entró e una fase de emoción, incertidumbre y juego de ataque, pasando el Toledo a intentar volver a poner de moda el traje con arruga. El Tomelloso también empezaba a salir de su área con el balón controlado.

Garoz, en el minuto 73, a punto estuvo de servir el balón del 3-2, pero Miguel no llegó y Bermúdez estuvo lento, cuando un zaguero se adelantó a lo que parecía irremediable para Aguiar. El Tomelloso contragolpeaba con peligrosidad y puso un nudo en la garganta a más de uno, aunque José Luis, en el minuto 80, en pared con Bermúdez, se quedó solo delante de Aguiar, se preparó, tiró muy bien con la izquierda, pero el meta salvó el tanto. Hubiera sido el gol del triunfo, que no habría hecho tanta justicia como el empate.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados