Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 02:18:40 del 24/10/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
18/01/2018
TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 0 – DAIMIEL 2.
 
 

TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 0 – DAIMIEL 2


De penalti uno y en propia puerta el otro (0-2)

Ninguno de los dos mereció el triunfo

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 15 de abril de 1981



En el Municipal de Toledo, con mucho ‘cemento’ en sus graderíos, que no pueden taponar los escasos asistentes, el Toledo salió derrotado una vez más en su propio terreno, en esta ocasión por el manchego Daimiel, que logró los dos goles del encuentro en la segunda mitad.

Arbitraje

Del colegiado castellano señor Hoyo Rodríguez, el mismo de tan nefasta actuación en contra de los verdes en San Fernando, aunque en esta ocasión para nada influyó en el resultado, y el penalti que decretó contra el portal del Toledo, estimamos que existió la falta por detrás de Juan Luis. Tarjetas para los visitantes Madero, Salgado y Nono, por juego peligroso.

Alineaciones

Daimiel CF:
Valverde, Nono, Luna, Pedro, Salgado, Pinilla, Madero (Pablo, m.60), Ruiz, Laneo (Martín, m.89), Roberto y Madrid.

CD Toledo: Fernando, Ocaña, César, Manolo, Alfredo, Michel (Juan Luis, m.55), Gamboa (Raúl, m.75), José Luis, Monzón, Dierking y Verdugo.

Goles e incidencias

0-1: minuto 70, falta desde el centro del campo, que sacada sobre puerta y ante el acoso de Laneo, el balón tropieza, al parecer, en César, y despista a Fernando, que ve cómo el balón se cuela dentro de sus redes.

0-2: minuto 85, falta que comete Juan Luis, cuando Laneo se cuela por la izquierda, y el penalti, fuerte y raso, es transformado por Nono.

Seis saques de esquina lanzó el Toledo, por dos del Daimiel, en encuentro que resultó, sin lugar a dudas –al menos para uno- el más soso y aburrido de toda la temporada.

¡Que acabe pronto la temporada!

Esta era la lamentación más generalizada de los aficionados toledanos que asisten a los encuentros de esta campaña, y su lamento no es injustificado, pues ya sin entrar en ‘harina’ de lo que viene deparando el torneo en anteriores encuentros, el de la ultima tarde del Municipal ha sido ya el no va más de la inoperancia, pues el Daimiel, que en los comienzos parecía que lo tenía fácil, después nada de nada realizó para llevarse el triunfo, aunque goles cantan, pero los mismos, y como otro despropósito del partido en sí, vinieron como consecuencia de un desgraciado rechace de un defensor verde, y el otro de penalti, si bien, y según se consumían los minutos, ya ante la total carencia rematador del Toledo, cualquier equipo, por muy falto de calidad que esté, tiene que terminar imponiéndose.

Esto parece animar, aunque tímidamente, al raquítico contragolpe verde, y hasta una jugada es capaz de arrancar aplausos. A la salida de otro saque de esquina, y con Monzón desmarcado en el palo opuesto, es rematada fuera por el de Escalona, lo mismo que no tarda en copiar en otra acción, de las escasas que realizaron, Gamboa.

Sin nada digno de mención se llega al descanso, aunque justo es reconocer el buen hacer de Chechu Ocaña, que corta todo lo que llega a sus dominios y hasta el de otros, bien secundado por Michel, y algunas cosillas sueltas de Manolo, pero todo insuficiente para que el balón inquietase el portal de Valverde.

El segundo periodo se inicia sin diferencias en relación al que presenciamos con anterioridad, y por unos momentos el marcador parece que por fin se va a mover, primero, en un izquierdazo de los pocos que prodigó Verdugo, y que sale fuera por poco, y acto seguido, cuando Madrid consigue centrar por la derecha, y el cabezazo de Roberto, solo ante la puerta, se va fuera, cuando el gol era más que cantado.

Pero dentro de lo mediocre para el juego del Toledo, llega su peor baza cuando Michel, algo lastimado, tiene que ser sustituido por Juan Luis, y aquí se perdió una gran baza para los de Municipal, pues hasta ese momento el ariete Laneo no había tenido ocasión alguna de lucimiento, y si caemos después en la cuenta que fue el que intervino en las dos jugadas de los goles para su equipo, es prueba evidente que agradeció más que nadie la salida del campo del de San Pablo de los Montes, pues aunque todavía quedaban algunos minutos para el primer gol, el mismo llegó y ya de poco sirve la reaparición del asturiano Raúl, que aunque en su primera intervención lleva el balón a la red, el tanto es invalidado por claras manos en su salto hacia el balón.

Y así, ante el adverso marcador y sin capacidad alguna de neutralizarlo, nos plantamos en los minutos finales, donde aún faltaba el penalti, que ya daba más ventajas de las debidas al también flojo Daimiel, que tampoco nos demostró ser equipo de categoría nacional, aunque esos dos puntos que se lleva del Municipal le vengan como anillo al dedo para mantenerse en la misma.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados