Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 03:55:39 del 21/01/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
21/12/2017
TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 1 – CIEMPOZUELOS 3.
 
 

TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 1 – CIEMPOZUELOS 3


El vertiginoso descenso del Toledo, inevitable (1-3)

Perdió con el Ciempozuelos, un equipo que no demostró ninguna calidad

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 18 de marzo de 1981



En el Municipal de Toledo, y en encuentro jugado por la mañana, se enfrentaron el Toledo y el Ciempozuelos, con victoria de los visitantes por tres goles a uno, todos logrados en la segunda parte, y que, por si existían algunas remotísimas esperanzas, hunde definitivamente al Toledo en la categoría inferior, pues su cuenta de negativos así lo indica, ya hasta para los más optimistas.

Arbitraje

Del colegiado manchego señor Jiménez de la Coca, auxiliado por Rodríguez Vera y Fernández Cano, que aunque sin influencias para el marcador, ante la casi total inoperancia de los delanteros del Toledo, sí que en apreciaciones de faltas perjudicó más a los locales. En el minuto quince del segundo tiempo mostró la cartulina amarilla a Javi Pérez, que es sustituido seguidamente por Cote, pero antes otra tarjeta a Monzón, por protestarle. En el minuto 23, al visitante Díaz, y en el minuto treinta, a Chechu Ocaña, todas por juego peligroso.

Alineaciones

CD Ciempozuelos:
Pérez-Grasa, Coulouscou, Carbonell, Díaz, Madrid, Chuchi, Sito, Ricardo (Fernando, m.46), Tono, Serrano (Esteban, m.80) y Martín.

CD Toledo: Samperio, Ocaña, Polo, Alfredo, José Luis, César, Medina, Javi Pérez (Cote, m.60), Monzón, Dierking y Verdugo.

Goles e incidencias

0-1: 47 minutos, en mala inteligencia de la defensa verde, primero Dierking salva de cabeza, desviando a corner el gol casi seguro. Sacado el mismo, lío dentro del área y Tono no tiene que hacer más que empujar al fondo de la red.

0-2: 55 minutos, César despeja desesperadamente desde la misma raya de gol, cuando ya estaba batido Samperio, pero el rechace es aprovechado por Chuchi, que marca a placer.

0-3: 70 minutos, falta cercana al área, que Serrano, de disparo colocado y salvando la barrera, lleva el balón al fondo de la red, sin que sirva de nada la estirada del guardameta toledano.

1-3: 75 minutos, jugada individual de José Luis, cuyo disparo tropieza en Carbonell, que desvía su trayectoria y descoloca a su portero, entrando dentro de las mallas.

Encuentro de escaso ambiente deportivo, con entrega del trofeo a la combatividad en el Toledo, correspondiente a la pasada temporada, al en la actualidad defensa del Ciempozuelos, Coulouscou, haciéndole entrega del mismo, José Rodríguez ‘Chele’, donante del trofeo.

“Siempre me dices lo mismo”

No, no estamos, al menos esta temporada, para cancioncillas zarzueleras, pero sí que al menos, la casi totalidad de encuentros del Toledo se viene pareciendo en exceso, y para mal, los unos a los otros, y la salvo la recuperación de muy pocas confrontaciones, que nos hacían concebir mejores auspicios para un futuro no ya lejano, los últimos encuentros nos están demostrando todo lo contrario, pues con jugadores tan desmoralizados y carentes de otras cualidades futbolísticas en su mayoría, es hasta muy difícil que en la venidera campaña en Preferente puedan dar otro cariz a este Toledo, que no puede arrastrar un nombre como el suyo, aunque por todos son conocidas las vicisitudes que lo han abocado a tan desesperante trance.

No es tampoco que queramos cargar culpas sobre sus actuales jugadores, que ellos, por encima de todo, de nada son culpables, y ya ha sido mucho el que muchos de ellos saltaran de categorías de adheridos a la nacional de bronce, pero que es notorio que sus progresos no llegan a ser satisfactorios, ante la desesperación de los aficionados –los que todavía no han desertado- y creo que del mismo cuadro técnico del equipo.

Así nos hemos plantado en otro ‘bache’, como ese del anterior domingo en Cuenca, que en una segunda parte encajaron seis goles. En la última de Municipal, bastaron tres del conjunto visitante, que pudieron aumentarse en algunos más, pues Sito elevó el balón ante la salida del desamparado Samperio, pero salió fuera por muy poco. Antes y después, nada de nada en lo que a juego se refiere, y poco podemos decir de ataques a puerta, estando aquí más igualados ambos equipos, en donde el Ciempozuelos llegó a lanzar el primer saque de esquina a los veinticinco minutos de juego, y el primero del Toledo, cinco minutos después, aunque a punto estuvo Medina de batir al portero, pero el balón se estrelló en su cuerpo, dejándole conmocionado por unos minutos.

No obstante, el cero a cero, dentro de lo pobre que resulta, aumentado por la nula calidad, siempre resulta bueno para un equipo como el actual Toledo. Pero nada más dar comienzo la segunda parte, el Ciempozuelos, que estaba dando con algo más de decisión y el embarullamiento por dos veces de los defensores toledanos, les hizo subir dos goles al marcador, que ya dejaban prácticamente sentenciado el soso y aburrido encuentro.

Por si faltaba poco, Serrano, con la ejecución de su falta, hacían aún más triste para la escasa parroquia local la matinal dominguera, y el tercer gol de los madrileños empequeñecía, aún más si cabes, a los protagonistas verdes, para los que sonaron algunos tímidos aplausos cuando el juvenil José Luis, con la colaboración de Carbonell, marcaba su tanto del honor, que si bien servía para mitigar en algo el aplastante resultado, daba casi lo mismo, pues con quince minutos todavía para el final, se notaba claramente que el Toledo le faltaba capacidad ofensiva, y de no producirse otra situación análoga, les costaba mucho llegar al área visitante, en donde prestaba su veteranía y conocimientos el conocido Coulouscou.

Y sin mayores incidencias se llegó al final de otro partido que en nada mejora el panorama verde, al que en la presente edición no le está quedando ya otra opción que su deportividad exquisita y cumplir con su calendario deportivo, cuando ya todo está perdido, pero que si se puede encontrar algo bueno para el mañana, eso que se encontrará.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados