Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 23:05:56 del 24/11/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
6/11/2017
TEMPORADA 1980/81: PEGASO 4 - TOLEDO 0.
 
 

TEMPORADA 1980/81: PEGASO 4 - TOLEDO 0


El Pegaso, con el veterano Chaves de aprovechón, se apoderó del Toledo (4-0)

El Toledo, inoperante en remate, estrelló tres balones en la madera

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 17 de diciembre de 1980



En el ‘Ciudad Pegaso’ de Madrid, en mañana agradable y soleada, con un magnífico terreno como escenario, el conjunto camionero derrotó al Toledo por cuatro goles a cero, goles que repartió en ambos tiempos, ante una regular entrada, bastante mejor según confirmación de testigos del encuentro, y en donde acudieron bastantes de los nacidos en tierras toledanas y que prestan sus servicios laborales en la empresa que da nombre al equipo madrileño.

Arbitraje

Del colegiado castellano señor Pino Casado, que dirigió el partido como juez principal hasta el minuto 57, donde por culpa de un tirón, ‘cedió’ el silbato a uno de sus auxiliares, ocupando él la banda, aunque mermado de facultades. Bien en su turno, aunque sin duda el segundo gol madrileño pareció se marcaba en fuera de juego. Amonestó a Chuti, por derribo a Javier Díaz, y a Polo, en jugada que nos pareció reclamó algo al colegiado. Al final, felicitación de la mayoría de los contendientes, pues el partido, salvo alguna que otra fogosidad propia de todo encuentro, resultó correcto y deportivo.

Alineaciones

CD Toledo:
Samperio, Ocaña, Polo, Manolo, Alfredo, César, Javier Díaz, Javi Pérez (Cote, m.70), Enrique, Gabriel (Casado, m.70) y Verdugo.

CD Pegaso: Zárraga, Rafa, Chuti, Nico (Escobar, m.25) (Juan Pedro, m.80), Nervado, Márquez, Loren, Rossi, Real, Chaves y Soto.

Goles e incidencias

1-0: diez minutos de juego, saca que se saca sobre puerta, en donde Chuti, totalmente desmarcado, cabecea y el balón entra mansamente en la red, ante la tardía reacción de Samperio, aunque el fallo principal naciera en la pasividad de sus defensas al no interceptar el centro.

2-0: cincuenta minutos, Chaves, sin que nadie le estorbe, arranca en posible fuera de juego, y fusila a placer a Samperio en su desesperada salida.

3-0: cincuenta minutos, jugada por el ala izquierda, con centro sobre puerta, en donde el ex salmantino Chaves cabecea en plancha al poste, en donde el balón, en su trayectoria de vuelta encuentra el cuerpo del caído Samperio, que introduce el cuero dentro de su propia puerta, aunque lo mismo no puede restar belleza al estupendo remate del veterano jugador.

4-0: 57 minutos, Alfredo no puede sujetar en su carrera a Loren, que corre por la banda, cediendo a Chaves, que de disparo raso e inteligente cierra el marcador para su equipo.

Ocho saques de esquina botó el conjunto arlequinado por cuatro del Toledo, que tras algunas temporadas de ausencia, retornaba a este campo, donde la selección española celebra sus entrenamientos, y que defraudó totalmente a los toledanos residentes en estos pagos, y menos a los escasos que nos desplazamos desde nuestra ciudad, por conocer la línea de que viene haciendo gala.

Ni la madera quiere ser aliada del Toledo

Nueva derrota, y la misma por goleada, la obtenida por el Toledo en su visita al feudo del Pegaso, que si en principio es cierto pudo ser aún más abultada, si Samperio, salvo el despiste del primer gol, no hubiese estado tan brillante, también lo pudo mitigar si en el Toledo se encontrasen hombres más resolutivos e su vanguardia, principalmente, que gozaron de tranquilidad y preciosas ocasiones de gol, pero que ni tan siquiera a puerta vacía pudieron traducir en goles, y estas al margen de los tres disparos que relataremos, fueron repelidos por el travesaño o postes del guardameta vasco Zárraga.

No tenemos en estos momentos a mano nuestras crónicas anteriores, aunque lo mismo no es preciso para decirles que el mal, siempre acentuado según transcurren los encuentros, no se podrá salvar con estos efectivos atacantes, pues desgraciadamente, y no es ir en contra de nadie, las oportunidades que están gozando es para que se fueran encontrando a sí mismos, pero su ineficacia e inoperancia es deprimente, no viéndose progreso alguno, si exceptuamos al más juvenil de todos, el exterior galveño Verdugo, el único que, con valentía, temple y buenos centros, se puede salvar de ese descongelante ataque, y si en efecto, desde atrás también suele cundir el desánimo, al menos se ve la suficiente entidad como para salvar la calidad pobretona del equipo, que ya en el minuto seis del encuentro pudo salvar el primer gol en contra cuando Samperio desvió al poste y corner, el disparo de Loren.

Dos minutos después, Enrique naufragó a la deriva en el vértice del ataque por tanto prepararse, y no encuentra la ocasión del disparo a puerta, dando opción a la defensa contraria para el despeje, y no tardando mucho, y en el intervalo de doce minutos, los dos goles camioneros de esta fase, que se pudieron acortar en el minuto 36, cuando el central Polo, arrancando desde su defensa, disparó desde fuera del área, viendo cómo el travesaño repele el que parecía gol verde, ante el exceso de vista del guardameta. Buena y desgraciada ocasión, que no evita para poner en entredicho la endeble posición del Toledo, en donde se fallaba en sus marcajes individuales y por zonas.

Más ocasiones fallidas de cara al gol

Con el marcador ya claro a favor de los de Oyaregui ante el encogido y poco luchador Toledo, como entregado a su manifiesta inferioridad, el ‘chaval’ Chaves vuelve a sorprender con su fenomenal testarazo en plancha, aunque con la colaboración desgraciada de Samperio. Era el 3-0, con cinco minutos de esta segunda mitad.

Y lo que son las cosas, cinco minutos después, Enrique, con una preparación lentísima y hasta desesperante, dispara con todo a su favor, y el balón es devuelto al campo por el poste derecho de Zárraga. Segundo disparo a la madera del Toledo que ni a la de tres encuentra el camino del gol, aunque sí es de nuevo el ratoneril Chaves el que culmina la internada de su compañero Loren.

El 4-0 es ya apabullante y escandaloso, con bastantes minutos de juego todavía por delante, lo que hace, al menos, a los defensas del Toledo, Ocaña, Polo y el propio Manolo, el irse hacia delante en busca de mitigar el tremendo correctivo, que prácticamente les había impuesto el más veterano de cuantos jugadores casi patean cuero en esta zona central, pero ni de nuevo Enrique, ni Cote, que había sustituido al deslucido Javi Pérez, ni el de La Puebla de Montalbán, Javier Díaz –éste, por dos veces, encuentran el fácil disparo, en ocasiones que hasta nos hacían añorar a cualquiera de esos muchachos del juvenil que de vez en cuando aciertan con la ‘diana’.

Para colmo un disparo de Cote encuentra en su trayectoria la bota de un defensa, que desvía al mismo poste izquierdo de su puerta, y el balón se marcha rumbo al corner.

No decimos que con todo traducido el Toledo fuera acreedor a la victoria, pero sí el de mitigar su apabullante derrota, y es que sin goles, y por las causas de tanta premiosidad, no se hace nada más que el ‘conejito de indias’, que equivale a decir el de ser presa fácil para cualquier equipo que cuente con un par de jugadores avezados, y si alguno de los delanteros verdes tiene condiciones para el día de mañana, hoy por hoy, por más que se les pueda exigir mínimamente, no dan más de sí, y como facilota prueba esa de haber logrado tan sólo cinco goles en este ya avanzado primer tercio de Liga que se lleva disputado.

El Toledo ha fichado a un nuevo delantero, Carlos González Monzón, natural de Escalona, y que la pasada temporada jugaba en el madrileño Simancas, que ha entrenado la semana pasada, siendo a sus 25 o 26 años mucho más experto que la mayoría de sus nuevos compañeros atacantes. Esperemos que con este nuevo refuerzo se recupere la visión de gol, y que el mismo dé confianza y tranquilidad a las restantes líneas.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados