Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 23:04:51 del 24/11/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
16/10/2017
TEMPORADA 1980/81: CIEMPOZUELOS 2 - TOLEDO 0.
 
 

TEMPORADA 1980/81: CIEMPOZUELOS 2 - TOLEDO 0


Dos golpes de fortuna dieron la victoria al Ciempozuelos (2-0)

El Toledo aguantó 86 minutos y estuvo a punto de alzarse con la victoria

En el Toledo, ausente Díaz, sus delanteros no progresan

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 5 de noviembre de 1980



En el Campo Municipal de la localidad madrileña de Ciempozuelos, se disputó el encuentro correspondiente a la novena jornada de Liga, entre el titular y el Toledo, que finalizó con victoria de los primeros por dos goles a cero, en tarde lluviosa y ante regular entrada.

Arbitraje

Del colegiado madrileño señor Zapatero Maroto, auxiliado por Sáez y Población. Primera actuación dirigiendo encuentros al Toledo, y no lo hizo mal, aunque sufriera pequeños errores en forma de señalizaciones de alguna que otra falta, que estimamos no correspondían a la realidad. No tenemos anotada ninguna amonestación, aunque principalmente Barroso, en duras entradas a Javi Pérez, sí se había merecido alguna.

Alineaciones

CD Toledo:
Samperio, Ocaña, Polo, Alfredo, Aroca, César, Medina, Javi Pérez, Dierking, Gabriel y Casado.

CD Ciempozuelos: Escribano, Ramón, Vilches, Madrid, Barroso, Ángel, Esteban, Ricardo (José Antonio, m.58), Carbonell, Compains y Sito.

Goles e incidencias

1-0: minuto 86, cuando el peligro había rondado la puerta del Ciempozuelos, el que pudiera haber sido el 0-1, el contragolpe llega al área verde, y en remate de cabeza de José Antonio, con balón que creo dio en Ocaña, se introduce dentro del marco del colosal Samperio, ante la sorpresa general, pero que significa el primer tanto del encuentro.

2-0: noventa minutos, jugada de Sito por la izquierda, que es cortada en falta por la defensa verde, que sacada sobre puerta finaliza con el cabezazo de un jugador madrileño dentro del portal del guardameta toledano, el que ya sería tanto definitivo de esta inmerecida derrota de los verdes.

Ocho saques de esquina a favor del Ciempozuelos, por dos del Toledo, y en donde la novedad más sobresaliente es que en el conjunto rival del Toledo se encontraban otros bien conocidos de los aficionados toledanos, como el entrenador Enrique Montes, y jugadores como Sito, Compains, Coulouscou –que no jugó- los cuales nos rogaron, después de saludarnos cordialmente, transmitiéramos su mejor saludo a los buenos amigos que en sus etapas en el Toledo dejaron en nuestra ciudad. Hecho.

Saboreando el que ya parecía premio del partido

Sin lugar a dudas, creo que todos los que nos desplazamos para presenciar este encuentro, que el mismo habrá sido el que peor recuerdo nos haya podido causar, pues en verdad el resultado y desenlace final no se lo merecieron, ni mucho menos, las huestes de Martín Rodríguez, que lucharon brava y tenazmente durante los casi noventa minutos de juego, para obtener, al menos, el empate a cero, que los daba un valioso positivo, pero que luego por ese caprichoso, a veces, azar del juego del balón, se quedó en la nada, pues mientras el portal de Escribano, en duro trallazo de Javi Pérez, se las vio y deseó para despejar el balón, el rechace dio en un defensa, volviendo al caído guardameta, cuando ya Dierking a punto estaba de cazar el gol.

Mala y pura suerte fue esto, y aquí estuvo la clave de todo, y más desgraciada e inesperadamente para el Toledo que para el desastroso Ciempozuelos de esta tarde, que nunca consiguió imponer su ritmo y fueron superados en todo por los defensores toledanos, que si perdieron el encuentro, no fue ni mucho menos por replegarse a ultranza, que contraatacaron e ocasiones con peligrosidad, pero sus puntas de esta tarde, Medina, Dierking –en lugar de ariete no habitual para él- y Casado, no tenían la calidad suficiente para hacer olvidar a Díaz –ausente todavía por su lesión- y eso que Javi Pérez y Gabriel luchaban lo indecible para apoyarlos en sus ofensivas.

Por lo demás, el Toledo nos gustó, si quitamos la reiterativa manía de Aroca, en moda que se ha sacado ahora, de querer jugar en demasía la pelota y esperar a que el contrario le arrebate el balón, o su disparo sea interceptado en su trayectoria. No, amigo Aroca, así no lucirás, y si de la noche a la mañana quieres cambiar tu fisonomía de juego, puede que te esperen tardes muy aciagas.

El Ciempozuelos, que se veía bien sujeto y amarrado por los marcajes a que fueron sometidos sus hombres, no podían, por tanto, armar su juego, a pesar del bullicioso Sito, bien sujeto por Ocaña, por lo que el público empezó a impacientarse con sus propios jugadores y técnico, pero lo mismo no le iba ni le venía al Toledo, que conseguía con su táctica, y en jugada de Javi Pérez y Ocaña, con centro sobre puerta, que rebasa en su salida a Escribano, Medina no llega a tiempo, el que pudo ser un serio peligro, sin que después, en centros sobre el marco de Samperio, pudieran sorprender al cada día más vivaz y animoso cancerbero.

Con el cero a cero se retiran ambos equipos, ante la fenomenal pita tributada al Ciempozuelos, que durante los primeros minutos de la reanudación continúa dando la misma imagen, siendo sustituido Ricardo por José Antonio, sin que el mismo significara mejoría en el esquema de los locales.

Jugadas rápidas por el ala derecha del ataque toledano, y en una ocasión que Medina regatea sobre la marcha a su marcador, Madrid, su centro no puede ser rematado por el trabajador Gabriel, pero ponía de nuevo en aviso a jugadores y público, que continuaba con su descontento general.

Y lo inesperado llegó

Y con la tónica de ordenada contención del Toledo, sin dejar lucirse ni lo más mínimo al adversario, nos presentamos en el minuto ochenta y cinco del encuentro, con la buena jugada del eibarrés Javi Pérez y su disparo, que merecía lo honores de gol, y acto seguido el primer gol del Ciempozuelos, en esa jugada sin asomo de peligrosidad alguna, pero que se quiera o no, llegó al fondo de la red.

Después, la inyección de los locales, y si no el desánimo en el Toledo, sí el decaimiento, y cuando ya la manecilla llegaba al minuto noventa, el segundo gol, para hacer más acentuada su inmerecida derrota.

Mala suerte, repetimos, la tenida por el Toledo en este partido, si no brillante, si al menos de muchas esperanzas e ilusiones para los verdes, a los que nadie puede regatear su esfuerzo por conseguir lo que merecieron y a punto estuvieron de hacerlo, y en donde la defensa, con las lagunas de Aroca, fue lo mejor, con un Samperio seguro y valiente; Ocaña, en su línea ya conocida; Polo, fuerte y seguro; César, contundente y espectacular, con gran fe en sus entradas, y a los que cabe añadir el buen hacer de Alfredo, la clase de Javi Pérez y la oscura, pero brega al fin y al cabo, de Gabriel.

De los delanteros, ya hemos dicho, bajaron mucho en relación a sus restantes compañeros, en donde Dierking, ante la ausencia comentada de Díaz, tuvo que hacer de improvisado ariete, puesto que no le va, y Medina y Casado no crearon, en definitiva, las ocasiones que deben caracterizar a unos extremos, aunque dentro de lo mismo, mejor el galveño que el madrileño, aunque a éste, Casado ‘Maradona’, habrá que concederle algún otro margen de confianza.

Del Ciempozuelos, desdibujado y falto de ideas futbolísticas, siendo el más bajo de todos los equipos que llevamos vistos en la presente temporada, y que nunca mereció esos dos puntos, y mucho tendrán que cambiar los pupilos de Montes si no quieren, en sucesivos encuentros, pasar los mismo apuros, pues la suerte final no entre siempre, ni siquiera en docena.

Ánimos, a pesar de todo, que los mismo no decaigan, pues según avanza la temporada se notan ciertos progresos en el equipo, y ya, al menos, no es esa presa fácil que encajaba consecutivas goleadas. A trabajar más que nunca en los entrenamientos, que desde este mes de noviembre serán los martes, jueves y viernes, y a luchar por la permanencia. La Liga es larga, y con ingredientes así, se puede conseguir y lograr.

El domingo, el Parla

El domingo, a las cuatro de la tarde, visitará por primera vez en confrontación oficial contra el Toledo, el conjunto madrileño del Parla, uno de esos equipos del grupo al que deportivamente habrá que derrotar, pues obvio es decir que los puntos que pudiera ceder el Toledo antes estos equipos, son más mortales que si lo hace ante los que luchan en el grupo de cabeza, pues al final, la diferencia entre los tres que tiene que descender y los que están en la zona de peligro, no deberá ser muy distante en puntos.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados