Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 07:28:40 del 25/06/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
27/03/2017
TEMPORADA 1991/92: DAIMIEL 1 - TOLEDO 3.
 
 

TEMPORADA 1991/92: DAIMIEL 1 - TOLEDO 3


El Toledo aprovechó los ‘regalos’ del Daimiel

En un partido de escasa calidad y con el penalti que dio origen al 1-2, inexistente

Crónica realizada por Tomás García, publicada en el diario “Ya” el 9 de diciembre de 1991



Municipal Nuestra Señora del Carmen, de Daimiel. Buena entrada. Terreno resbaladizo y en muy mal estado. Chispeó en distintos momentos del encuentro.

Alineaciones

Daimiel:
Dani, Juli (Álvaro, m.46), Martín, Palma (Pizarro, m.82), Carlos, Acero, Chus Martínez, Miguel Ángel, Cristóbal, Martínez Reguera y Nani.

CD Toledo: Villalvilla, Gabi, José, Abel, Figueroa, Pedro Díaz, Lolo, Dani, Pedrete, Arganda (Luisito, m.46) y Pardina.

Árbitro

Sánchez Lara, ayudado por Arenas Fernández y Nieves Blasco. Mal. Su gran laguna, el penalti que supuso el 1-2 para el Toledo, ya que no hubo manos de un jugador local y sí de un visitante. Tarjetas para Dani, Juli, Palma y Martínez Reguera, por el Daimiel, y José, Abel y Pardina, por el Toledo.

Goles

0-1, minuto 10: error de Martín que aprovecha Pedrete para avanzar unos metros y mandar a la red.

1-1, minuto 48: error defensivo y Nani cruza sobre la salida de Villavilla.

1-2, minuto 56: remate de Pardina, el balón queda suelto, pero el árbitro interpreta manos inexistentes de un defensor. El penalti lo materializa Pedro Díaz.

1-3, minuto 88: Martín, en propia puerta, tras tiro al palo de Pedrete.

Comentario

En un partido de escasa calidad, y donde el muy deficiente estado del terreno de juego influyó lo suyo, el líder Toledo superó el escollo del Daimiel, al aprovechar en la primera mitad el regalo de Martín, y tras el 1-1 el inexistente penalti que concedió el colegiado para, concluyendo el choque, lograr el 1-3, en acción desafortunada de Martín.

Poco se puede contar de los primeros cuarenta y cinco minutos, como no sea que el líder no hizo otra cosa que aprovechar el regalo que le ofreció el Daimiel a los diez minutos, para a partir de ahí vivir de las rentas, con un juego control, dominando en todo momento la situación, pero sin mostrar su condición de líder frente a un Daimiel que era incapaz de traspasar la perfecta tela de araña planteada por los verdes en el medio campo. Los intentos de los de Enrique Mateos eran infructuosos, de tal guisa que el meta visitante prácticamente estuvo de espectador en esta primera mitad.

En la segunda parte, Enrique Mateos dejó en la caseta a Juli por Álvaro, lo que dio más profundidad al ataque del Daimiel, fruto del cual fue el tanto del empate, en una buena jugada entre Álvaro y Cristóbal, con pase final a Nani, que hizo inútil la salida a la desesperada del vendido Villalvila, quien tres minutos más tarde, le quitó de la cabeza un balón franco a Álvaro, que se disponía a rematar. El cúmulo de desgracias no se acabó para los locales, y llegó en el minuto 56, cuando el árbitro se sacó de la manga un penalti por supuestas manos de un zaguero local, cuando paró el balón con el pecho, y después de que existieran manos de un delantero toledano, lo que dio opción a que Pedro Díaz pusiera en ventaja a los de Emilio Cruz. A partir de aquí, la bronca del respetable arreció contra el colegiado albaceteño Sánchez Lara.

El Daimiel no se resistía, y en el minuto 68, Cristóbal largó un trallazo que salió lamiendo el larguero, pero se veía inferior al rival, quién un minuto más tarde tuvo en las botas de Luisito la ocasión de sentenciar, pero su tiro flojo fue a las manos del cancerbero local Dani, quien encima vio cómo en los minuto 75 y 76 sus defensas salvaron bajo los palos dos tiros con marchamo de gol, aunque Martín acabó por poner el definitivo 1-3 a dos minutos de la conclusión.

Resumiendo, no fue bonito el partido, en el que el Toledo no hizo demasiados méritos para llevarse los dos puntos. Sólo pudo aprovechar los regalos de Martín, en los minutos 10 y 88, y del árbitro al pitar un penalti que no fue. El Daimiel puso entrega y en los cuarenta y cinco minutos finales, pero de cara a la portería fue nulo, aparte la solvencia defensiva de los líderes, que no perdonaron.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados