Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 15:58:26 del 21/10/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


FIRMAS INVITADAS               + artículos -->

Redacción
3/10/2006
CARTA AL CLUB.
 
 

Reproducimos la carta que un aficonado del Toledo quiera mandar al club reflexionando sobre el horario de los partidos de casa:



Toledo, 3 de Octubre de 2006.

CONSEJO DE ADMINISTRACION
C. D. TOLEDO, S. A. D.



Muy Sres. míos:

En referencia a la posibilidad de que el Consejo de Administración del C. D. Toledo, S. A. D. cambie el día o la hora de celebración de los encuentros que nuestro equipo juegue en el “Salto del Caballo” al sábado por la tarde o domingo por la mañana, en lugar del domingo por la tarde, como tradicionalmente ha sido, quisiera dar mi modesta opinión como aficionado y abonado del Club con la única pretensión de servirles de ayuda en tan delicado asunto.

En primer lugar, resaltar el hecho de que nuestro Club cuenta con setenta y ocho años de historia y siempre ha disputado sus encuentros en Toledo los domingos por la tarde. Ustedes dirán seguramente que la tradición no es ley y que este hecho no es vinculante; estoy de acuerdo en ello, pero creo que es un dato importante a tener en cuenta.

Desde que se ha conocido por parte de la afición la posibilidad de este cambio se ha creado una especie de debate, o más bien una exposición sobre preferencias personales y conveniencias sobre sábado tarde, domingo mañana o domingo tarde; pero creo que nos estamos olvidando de lo realmente importante y que constituye en sí el principal motivo de mi argumentación: el profundo respeto que merecen los aficionados a nuestro fútbol en general y los abonados en particular de un Club, el nuestro, con una extensa historia deportiva pero enmarcada en una ciudad con sus particularidades que, evidentemente, todos los toledanos conocemos.

Cuando un aficionado adquiere su abono en pretemporada, desembolsa una cantidad de dinero con el convencimiento de que, salvo causas de fuerza mayor y casi siempre de carácter personal, va a poder asistir a todos o casi todos los encuentros a los que tiene derecho. Es aquí donde radica el principal motivo de mi protesta contra un posible cambio.

Me parecería una falta de respeto, de ética profesional y de tacto absoluto hacia el abonado del Club el que Vds., ya iniciada la temporada, condenen a un número determinado de abonados a no poder disfrutar de un derecho adquirido, sin olvidar la contribución de cada uno de nosotros, imagino que con cierto sacrificio en la mayoría de los casos, y en mayor o menor medida, a cubrir una parte del presupuesto de la Entidad, parte ésta tan requerida como necesaria.

Opino que el cambio que Vds. meditan, cuando existe una costumbre y tradición conocidas, se ha de anunciar al inicio de la campaña de captación de abonados, esto es, en pretemporada y nunca en otro momento porque se estaría creando un claro perjuicio a la masa social del Club.

Permítanme un ejemplo: supongamos que Vd. Sr. Presidente o Vds. Sres. Consejeros se inscriben en Toledo, en un curso de cinco meses de duración; este curso bien podría ser “Gestión deportiva de clubes de fútbol”, curso que realmente existe. Supongamos que se han apuntado al mismo porque, entre otras cosas, se imparte los martes y los jueves que a Vds. les viene fenomenal. Supongamos ahora que cuando llevan disfrutados dos meses de curso el profesor, que es de Madrid, por conveniencia suya cambia los días de clase a lunes y miércoles y que, con este cambio, a Vds. les es imposible seguir asistiendo al mismo. Imagino que en el peor de los casos Vds. reclamarían, cuando menos, el dinero satisfecho, ¿no es así?

Este ejemplo creo que, si no en la forma sí en el fondo, es equiparable.

Es por esto, que considero totalmente lícito que todo aquel abonado que se sienta perjudicado por su decisión, reclame al Club la parte proporcional de su desembolso correspondiente a los encuentros que, por decisión de Vds., no va a poder disfrutar.

Podría imaginar los motivos del cambio que plantean, pero he de decirles que ninguno de ellos me convence.

En el caso de los sábados por la tarde, si se hace porque el campo registre una mayor afluencia de aficionados, estoy plenamente convencido de que se equivocan. Por no extenderme demasiado, expondré sólo algunas de las razones de las varias que se me ocurren:

En nuestra ciudad, últimamente, una gran parte del sector del comercio abre sus puertas los sábados por la tarde en un buen número de establecimientos lo que, por una clara incompatibilidad de horario, ya impide a algunos trabajadores asistir al fútbol. A ellos habría que añadir aquéllos que aprovecharían esta circunstancia para hacer las compras que, tambien por incompatibilidad de horarios no pueden hacer otro día de la semana. En Toledo, también conocemos la costumbre de muchos de nuestros vecinos de hacer sus compras en las grandes superficies del Sur de Madrid. Vds., supongo, dirán que ese es problema de cada uno y no les falta razón pero, como todos sabemos, el hombre es animal de costumbres y en la vida el fútbol no es lo único, y considero que privarle de manera tan caprichosa a quién le gusta disfrutar de sus dos horas dominicales, escrupulosamente reservadas a tal efecto, es de muy mal gusto. Además, no hay que olvidar que en España el día de descanso por excelencia sigue siendo el domingo y en este día, sin duda, coincide la inmensa mayoría de la población.

En el caso del domingo por la mañana, se me ocurren tambien varias razones para rechazarlo. Una sería el hecho de que a la gente joven, como a todos nos ha pasado, les gusta salir sobre todo las tardes-noches de los sábados, con lo que, dadas las costumbres que los mismos tienen en la actualidad, haría francamente difícil que pudieran acudir al campo la matinal del domingo. No hay que olvidar que, precisamente son los jóvenes los que dan algo de colorido y animan el cotarro en el estadio.

Tampoco hay que olvidar que en Toledo, mucha gente “tiene pueblo”. Me explico: Hay un número importante de familias que viven en Toledo pero mantienen casa en su localidad de origen, y aprovechan el fin de semana para pasarlo allí. Pero algunos de estos, sobre todo los de los pueblos no muy lejanos, el fin de semana que ”toca fútbol” en el Salto del Caballo, acortan un poquito su estancia en el pueblo para poder asistir. De la otra manera, no podrían hacerlo. No es lo mismo desplazarse a Toledo después de la comida del domingo que venirse a primera hora del dominical.

Luego está el asunto meteorológico. Cuando el sol aprieta, lo hace más a las doce de la mañana que a las seis o siete de la tarde (como en verano no hay competición, me refiero a esa época en la que el sol ya “pica” fuera del período estival. Y ya, puestos a pensar en todo, les diré que, en mi caso, abonado de tribuna, si va a ser más o menos habitual jugar los domingos por la mañana, compraría un abono de grada porque, a las doce de la mañana, la visera de tribuna no me serviría de nada. Imagino que igual harían otros, porque dentro de nuestro deseo de contribuir con nuestro dinero al mantenimiento del Club, también buscamos, lógicamente, la mayor comodidad posible.

Además, cuando el equipo militaba en segunda división, en los encuentros celebrados el domingo por la mañana, los televisados por Canal+, la visión del fútbol con el sol tan perpendicular es bastante mala. Y con este apunte, imagino que muchos de los aficionados estarán de acuerdo.

Y luego están, en menor medida, los clásicos eventos de bodas, comuniones en Mayo, etc., que, si bien podría repartir los perjuicios a partes iguales entre sábados tarde, domingos mañana y domingos tarde, creo que el domingo por la tarde es cuando algunos más podrían rescatarse.

Si el motivo principal del posible cambio es no coincidir con los partidos televisados, todos sabemos que a la hora que juega el Toledo el domingo por la tarde, no coincide con ningún partido televisado “en abierto”, y el de Canal+ es más tarde. El resto, los que se pueden ver por PPV, Vds. como yo sabemos que el número de aficionados que acceden a esta modalidad de ver fútbol se limita bastante. Y además, estos que prefieren pagar por ver un encuentro en la tele antes que ver al Toledo en vivo, son los que habitualmente, sea sábado, domingo o miércoles, no van al Salto del Caballo.

Si el motivo es intentar repescar algún aficionado poco habitual, aquel que el domingo se va al Bernabéu o al Calderón, me sigue pareciendo un grave error porque éstos ya han decidido los que les interesa y darles esta oportunidad, por otro lado y con todo mi respeto hacia ellos, creo que es ofrecerles algo que no merecen porque además es, insisto, perjudicar a un abonado de toda la vida para darle facilidad a alguno que no sabe siquiera dónde está el Salto del Caballo.

Si los motivos responden a una comodidad para los jugadores, directivos y demás personal (cosa que no creo), aquí tengo que decir que los profesionales son Vds. y que un Club se debe a una afición y a su ciudad. Cuando se compra una institución como ésta, se han de conocer todos los aspectos que la rodean y pretender adaptar aquéllos a la conveniencia personal de unos pocos, por muy protagonistas que sean, me parece cuando menos indecente, poco ético y de una falta total de consideración y respeto hacia quienes realmente amamos y sentimos como propio el equipo de nuestra ciudad.

Teniendo en cuenta el claro perjuicio que el cambio supondría para algunos abonados, sólo justificaría medianamente tomar una decisión así, si se tuviera la certeza de que el número de asistentes los sábados por la tarde o los domingos por la mañana fuese a ser muy superior al de los domingos por la tarde, cosa que, tanto Vds. como nosotros, sabemos no va a ser así.

En este momento les diré, por si estaban Vds. pensando lo contrario, que a mí personalmente me da igual sábado que domingo; podré seguir asistiendo a los partidos de mi equipo, pero creo que es de justicia respetar y defender a los abonados que tengan ese problema, independientemente de si son cien, cuarenta, doce o tan sólo uno, porque todos merecen el mismo respeto ya que contribuyen de igual manera al mantenimiento y prestigio de nuestro equipo.

Señores consejeros del Club, les pido que no emborronen su, hasta ahora dignísima gestión al frente del mismo, y reconsideren su postura pensando en el respeto que todo aficionado, y más todo abonado merece, y aparquen este asunto al menos hasta el final de temporada. En la próxima, sean Vds. u otros los que dirijan la entidad, llegado el caso, lo anuncien en la campaña de abonos, y estando todos sobre aviso, que cada uno actúe en consecuencia, porque lo demás me parecerá, cuando menos un robo, una traición y un paso atrás en el entendimiento entre Vds. y una afición fiel que no merece tanto sufrimiento.

Por favor, dejémonos en estos momentos tan delicados para la entidad, de inventar cosas absurdas e intentemos entre todos en el mejor ambiente posible, llevar a nuestro equipo al lugar que le corresponde y no olviden, señores consejeros, que Vds., antes o después, se marcharán, pero nosotros siempre estaremos aquí.

Gracias y saludos cordiales.


COULOUSCOU


Compartelo en Twitter


Últimos resultados