Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 20:19:47 del 28/06/2022

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
16/12/2021
1985: LEONARDO MAGAZ.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

LEONARDO MAGAZ


Leonardo Magaz, presidente de la UD Santa Bárbara, deja claro que el club no va a desaparecer

La continuidad de la UD Santa Bárbara, pendiente de financiación a corto plazo, al decidir la Fábrica de Armas suprimir la subvención al club

Entrevista realizada por J. Eloy García Orozco, publicada en el diario “Ya” el 9 de noviembre de 1985



El conjunto de la UD Santa Bárbara, equipo toledano de Primera Ordinaria, se encuentra en una grave situación económica, debido a que el martes, la Junta Directiva, presidida por Leonardo Magaz, recibía una comunicación de la empresa, en la cual se indicaba que la subvención de la Fábrica de Armas –alrededor de dos millones de pesetas- se suprimía, hecho por el cual el propio presidente informaba a la plantilla al completo y hacía ver la imposibilidad, por el momento, de pagar ni sueldos ni primas. Los jugadores, de común acuerdo, decidieron continuar y el jueves entrenaron con total normalidad. Las repercusiones que puede tener para el equipo el hecho de quedarse sin subvención pueden ser muy graves para la continuidad del equipo en la categoría, dado que el presupuesto se eleva a los cuatro millones, más o menos, y hay algunas partidas de dinero que todavía no han sido abonadas.

“En principio, hemos quitado el sueldo a los jugadores”, concreta el presidente, Leonardo Magaz, “la decisión me la comunicaron el martes, y no ha sido la Fábrica de Armas, sino la empresa, la que ha decidido suprimir su aportación económica, concretamente la gerencia”. Para Leonardo Magaz, el mayor problema que ahora se plantea es “hacer frente a gastos de autocares, material deportivo y lavado de ropa, entre otras cosas, que viene a suponer los dos millones que ahora nos han retirado”.

Leonardo Magaz deja claro y sentado que el equipo no va a desaparecer: “Hay una seguridad que los gastos pendientes de abonar serán costeados por la Fábrica, por lo menos algunas facturas pendientes. Los jugadores tienen a intención unánime de seguir jugando, y ahora nosotros tendremos que buscar algunas formas de financiación”. Para el presidente unionista, la decisión ha sido sorprendente: “No me lo esperaba, perola Fábrica toma una decisión y no hay nada que habar”. El Carlos III se va a seguir utilizando, y “hasta ahora no se ha presentado el caso de que algún jugador quiera marcharse. El que no haya ayuda no quiere decir que los jugadores queden libres para fichar por otro club”. La situación es preocupante, porque a corto o medio plazo, a lo sumo, hay que encontrar algún cauce de financiación del equipo para la presente temporada, “dado que con el taquillaje cubríamos los gastos de arbitraje y autocar, pero otras partidas, como la de material o lavado, hay que tener en cuenta que el Santa Bárbara cuenta con tres equipos, las cubríamos con el dinero de la empresa, por lo cual decidimos reducir gastos y dejar de pagar a los jugadores”.

Satur Rojo, entrenador del primer equipo, veía el jueves con algo más de optimismo la complicada situación, pero no dejaba de señalar que “el que más tiene que perder soy yo, porque la gente no repara que el jugador cobre o no, quiere que gane y juegue, y si el equipo no funciona, el más criticado sería yo”. Satur Rojo no podrá, ahora, exigir al jugador como lo ha venido haciendo hasta ahora: “Es un varapalo, pero hay que aceptarlo, yo voy a continuar, aunque he pensado en no hacerlo, antes de que el equipo vaya a la deriva”.

El técnico unionista confía que se va a solucionar: “Pero si esta situación se prolonga más de un mes, el desenlace puede ser dramático, o se encuentra algo de inmediato a corto plazo, o yo apuesto porque el club desaparece”. Satur Rojo sabe muy bien que “no tengo la fuerza moral para exigir lo que antes, pero el hecho de que todos quieren seguir demuestra la solidaridad y armonía que mantiene el equipo”. Sin embargo, no olvida tampoco que dentro de tres semanas puede dar la vuelta la tortilla: “Porque una cosa es decirlo y otra desarrollarlo, y podría producirse, en un momento dado, una deserción contagiosa”.

La junta directiva se ha comenzado a afanar en ver salidas a la situación y buscar remedios para salir del atolladero. Apenas si ha habido tiempo para reflexionar y adoptar posturas definidas, pero la intención de la junta directiva es que el equipo no desaparezca, y se tiene en mente el pedir ayudas a los organismos provinciales, casas comerciales, e incluso personas individuales para que el Santa Bárbara, como afirmaba el entrenador, “salve este año como pueda, porque no hay derecho que el Santa Bárbara acabe y salga por la puerta falsa”.

La solidaridad y comprensión de los jugadores parece fuera de toda duda, pero las reacciones que puedan producirse con el paso de los días, si no se encuentra alguna solución, puede resquebrajar la moral y los ánimos de los hombres de la plantilla. Por cierto, que el veterano Julián Serrano no vio con buenos ojos el que los medios de comunicación se presentaran en el Carlos III el jueves para conocer ‘in situ’ la situación, y de un modo áspero dio a entender que más que informar se desinformaba y que sólo iban cuando se podían “sacar trapos sucios”. Serrano no sabe cuál es la obligación de un informador, por lo menos no la reconoció, que es servir al lector y oyente, y lo más veraz y objetivamente posible, aunque le pese. Dio la impresión como si no sólo quisiera ser el líder del equipo, sino también pretendiera ordenar y mediatizar a los informadores a la hora de cumplir la misión de informar. Está claro que ni lee ni escucha.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados