Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 19:48:47 del 28/06/2022

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
18/11/2021
1983: ÁNGEL LÓPEZ GARGOLLA.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

ÁNGEL LÓPEZ GARGOLLA


Ángel López Gargolla, ex entrenador de la UD Santa Bárbara: “Este año no he sido el mismo”

Entrevista realizada por Fernando Llamas, publicada en el diario “Ya” el 26 de junio de 1983



Uno tenía ganas de mantener otra larga conversación con Ángel López Gargolla, entrenador de la UD Santa Bárbara durante la pasada temporada, y que está trabajando ya para su nuevo equipo, el Asland de Villaluenga, al que se va, parece ser, cada vez que ‘se quema’ en el club de la Fábrica de Armas de Toledo. Pensaba que, una vez que se hubiera marchado, Gargolla estaría menos mediatizado y más libre a la hora de analizar la temporada, pero esto sólo ha ocurrido en parte, porque, a pesar de que se queja de que ha estado “solo, arrinconado”, y de que “se le ha hecho daño”, sigue manteniéndose en sus trece: “Me voy con veintiún amigos más –los jugadores- sin que haya perdido ninguno”.

Con Leonardo Magaz, presidente de la UD Santa Bárbara, “he tenido enfrentamientos laborales, podría decirse, pero seguimos siendo amigos, como me pasa con el resto de la directiva”. De Falcón, secretario técnico, no quiere hablar, pero…

-Como me encontraba solo, pedí colaboración, y cuando quiso meterme en mi trabajo, le dije que cada uno a lo suyo. No quiero hablar de esto porque creo que va a ser el próximo entrenador del Santa Bárbara, y le deseo toda la suerte.

Al hablar de Leonardo Magaz sí quiere matizar estas cuestiones ‘laborales’.

-Nunca estuve de acuerdo con las encuestas que se realizaron, porque iban a por la directiva o a por el entrenador. Yo tuve la suerte de salir airoso, pero no es la fórmula para saber la opinión de los jugadores. Le dije al señor Magaz que prefería el diálogo directo con los descontentos.

-¿No fue a partir de ahí cuando el Santa Bárbara se vino abajo?

-Efectivamente, sobre todo en el terreno psicológico. Creo que hubo un disloque generalizado, con muchos nervios y críticas constantes contra mí, que hicieron mucho daño. Este año no he sido el Gargolla de siempre, y así me lo han dicho los jugadores.

-¿No le ha faltado a Gargolla la personalidad suficiente como para tomar las críticas como opiniones sin más importancia para el entrenador? ¿No se han hecho demasiados cambios y se ha dudado mucho por miedo a las críticas?

-Es posible que me pusiera demasiado nervioso, pero es que era un día, y otro, y otro. Parecía el único entrenador de la provincia, aparte del peor, cuando hay equipos que han quedado por detrás del Santa Bárbara. Las críticas de un señor llegaron a tal punto que pensé que la única forma de aplacarlas era a base de puñetazos. Yo conozco a muchos entrenadores que aprecio muchísimo. Carlos Barroso era un execelante entrenador y perdió el ascenso por salir derrotado ante dos equipos de la cola. Otro amigo mío, Loren, vio cómo su Toledo perdía el tren del ascenso en Alcázar de San Juan, después de ir venciendo 2-0 a poco de iniciarse la segunda parte ¿Qué su hubiera hecho si hubiera sido yo el entrenador de estos equipos?

Efectivamente, como hemos afirmado y comprobado una vez más, a Gargolla le perdió su escasa personalidad para imponerse por encima de estas y otras críticas. Terminamos con el tema con las últimas palabras.

-Lo peor es que las críticas perjudicaron al Santa Bárbara, no sólo a mí, y la directiva hizo oídos sordos. De la misma forma se echó a la afición del Municipal, y ésta parece irrecuperable. Espero que no haya ocurrido con el Santa Bárbara.

-¿Qué aspiraciones tenía Gargolla a comienzo de temporada?

-En la primera reunión con la directiva me aseguraron que se quedaban todos los jugadores menos Pagés, Rayuela y Lozano. La plantilla era muy corta en la delantera, con tres puntas, dos de ellos recién salidos de los juveniles. Comenzamos bien, una pretemporada buena, un comienzo de Liga y de Copa de Aficionados muy aceptable y, en fin, todo iba bien. Estuvimos siete jornadas sin perder un solo punto, hasta que llegó la lesión de Valentín, que estuvo siete jornadas de baja. A partir de ahí el juego bajó muchísimo y se marcaron menos goles, ya que Valentín, un centrocampista, era el que los marcaba.

-¿No influyó también el poco rendimiento de Carlos Briones?

-Briones comenzó bien la temporada, haciendo buenos partidos, pero desde que tuvo el conocimiento de que se iba al servicio militar a África, bajó mucho psicológicamente. También estaba roto por el problema del paro.

-¿No fue un grave error y una injusticia mantenerle en las alineaciones en este estado?

-Bueno, la verdad es que no había otro que pudiera sustituirle, además, tal y como es su carácter, dejarlo en la caseta iba a ser peor.

-¿Tocano?

-Tocano tenía mucha ilusión y se iba haciendo con el juego, pero se lesionó en Francia, y bajó también muchísimo. Luego me lo pidió Pepe Gálvez para el juvenil, y me pareció bien, para que tomara confianza y porque recuerdo que me hicieron mucho daño cuando llevaba yo el equipo juvenil, me quitaron a cinco jugadores para tenerlos luego en el banquillo. Si estoy orgulloso de algo es que he aprovechado a todos los juveniles que salieron el año pasado y se han convertido en buenos jugadores de regional.

-¿Balance, pues, positivo para el entrenador?

-Creo que no es tan grave terminar con seis positivos. Los jugadores se han hecho, no teníamos delanteros goleadores, y físicamente, a pesar de lo que también se ha dicho, han funcionado bien, como prueba el hecho de que no ha habido nada más que un lesionado por tirones musculares.

-Otra de la manías de Gargolla era la de hablar y recordar continuamente a Felipe Tello.

-Es posible que haya respondido de mala manera en alguna ocasión, pero es que todos me hablaban de él. Me parece un buen entrenador, pero llevaba ocho años en el equipo y los jugadores estaban acostumbrados a jugar con dos puntas, cuando yo quería jugar con tres en casa. Además, en esos ocho años, Felipe Tello ha tenido temporadas buenas y otras menos buenas, descendió, ascendió… Y, claro, en el Santa Bárbara nunca se ha pensado en el ascenso, y jugar así es muy cómodo.

-¿Los jugadores se han portado bien con Gargolla?

-En general, por supuesto. Ya he dicho que he ganado veintiún amigos.

-¿Juli incluido?

-Para mí todos los jugadores me merecen un gran respeto, porque he sido jugador y es admirable el espíritu de todos. En otras temporadas, cuando el equipo no se jugaba ya nada, era difícil reclutar a los titulares para disputar los últimos partidos. Esta temporada han acudido todos hasta al partido de Fuensalida, en el que no cobraron. Para mí siguen siendo lo mejor del fútbol.

Por eso Gargolla sigue adelante, ahora, otra vez en el Asland.

-Yo no quería, pero… no me pude negar. Le dije a la directiva que si con la imagen que me habían dado este año les interesaba realmente. Me pidieron que fuera al Asland y no me pude negar.

-Por cierto, y terminamos ¿No ha habido enfado en el Santa Bárbara por llevarse a Tante y llamar a Alfonso?

-Sí, parece que el presidente estaba disgustado, pero hablé con él y le expliqué que Tante se iba a ir de todas formas, y que Alfonso vive a medio camino entre Toledo y Villaluenga. Además les he dicho a todos los jugadores lo siguiente: “Si necesitáis algo, estoy en el Asland”.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados