Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 05:41:45 del 22/05/2022

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
30/09/2021
TEMPORADA 2008/2009: PIEDRABUENA 0 – TOLEDO 1.
 
 

TEMPORADA 2008/2009: PIEDRABUENA 0 – TOLEDO 1


Cayó el fortín del Piedrabuena ante el líder de la tabla

Crónica publicada en el diario “Lanza” el 1 de diciembre de 2008



Decimocuarta jornada disputada en ‘El Olivar’ de Piedrabuena, con unos 700 espectadores, en una tarde fría en la que las nubes se alternaron con los claros. En el minuto 35 se retiró Pedro Velasco lesionado con pronóstico inquietante.

Alineaciones

Piedrabuena:
Ruíz Pérez, Rubén, Alberto Fernández, David Martín, Jesute, Carlos, Ramón, Richard, Raúl Galán (Raúl Castillo, m.64), César y Fleky.

CD Toledo: Arroyo, Barroso, Óscar Martín, Javi Sánchez, José Antonio, Velasco (Beto, m.35), Intxausti, Dani Alonso (Butra, m.79), Iván Luengo, Moraga (Alberto Palacios, m.84) y Joaqui.

Árbitro

Suay Abarca, asistido en bandas por Malagón Calleja y Soler Oti, deb Albacete. Expulsó, por doble amonestación, a Beto, en el minuto 92. Amonestó a Alberto Fernández, David Martín, Richard y Jesute por el Piedrabuena, y a Óscar Martín y Moraga por el Toledo.

Gol

0-1, minuto 8: Velasco sorprende a Ruíz Pérez con un disparo cruzado, tras un saque rápido de falta.

Comentario

Cayó el fortín. El Olivar en lo que va de liga se había resistido a pasar a manos de nadie, sin embargo, ayer no pudo aguantar más y tuvo que digerir el amargo trago de ver cómo el Toledo se hacía con la fortaleza y con los tres puntos que hasta ahora se le habían negado a equipos como el Manchego, Hellín, Talavera, Tomelloso, Illescas o Socuéllamos.

Los toledanos tomaron El Olivar sin grandes alardes y con la eficiencia de quien tira de oficio en momentos comprometidos. Basó su esfuerzo en un trabajo serio. Esto le valió para superar a un rival que resistió heroicamente y que con principios como la modestia y la honestidad a punto estuvo de desmoronar su imperialismo que representa el Toledo.

Al Piedrabuena no se le puede achacar ni criticar nada por haber perdido este partido, en el que luchó y recurrió a la sencillez futbolística y al decoro para rebelarse y plantar cara al equipo más poderoso del campeonato. Lo suyo fue una hazaña de rebeldes. Una gesta digna de aplausos, fraguada en una minuciosa laboriosidad, cuya recompensa moral es mayor incluso que la material que hubiera llegado en forma de puntos.

La proeza no pudo ser completa para los de Kiko Peña, que fueron mucho mejores que el Toledo, pero que, sin embargo, acabaron perdiendo el partido. Lo perdieron porque la pillería y la astucia en el fútbol es una pieza vital si la sabes utilizar. El Toledo supo ser pillo y Velasco pilló por sorpresa a todos para hacer un gol que vale tres puntos. El centrocampista logró la mayor rentabilidad de una jugada aparentemente poco inquietante, que acabaría convirtiéndose en el 0-1, cuando remató un balón desde el lateral del área, después de que un compañero pusiera en juego con rapidez la pelota sin dar tiempo a reaccionar ni a los defensores ni al portero del Piedrabuena.

No había hecho nada más que comenzar el partido y el pícaro Velasco se sacó de la chistera un disparo determinante para el futuro del encuentro. Como determinante también iba a resultar Arroyo, quién ayer justificó con creces el por qué Luis Díaz le ha dado la titularidad en la portería. E1 cancerbero toledano rubricó un partido memorable, con cuatro paradas imposibles, que fueron claves para que el Piedrabuena no lograra remontar el resultado en contra.

Richard, Fekly y David Martín se sacaron de la chistera hasta cuatro grandes remates que se encontraron con la no mejor respuesta de un pletórico Arroyo, que llegó con su manopla allí donde parecía imposible hacerlo.

En la sagaz acción de Velasco y en las paradas de Arroyo se fraguó la victoria de un Toledo que saltó al campo voluntarioso, con actitud atacante y con ánimo d buscar los huecos del contrario, pero que se encontró con un Piedrabuena bien orquestado atrás, resolutivo y expeditivo.

Los de Kiko Peña tiraron de mucho oficio para intentar parir jugadas de ataque verticales y decidas, especialmente en la segunda mitad, en la que acabaron por encontrar los centros peligros desde la banda, que Arroyo se encargó de evitar que fueran letales. Fue loable el esfuerzo y la entrega de todos y cada uno de los lanceros que sobre el campo de batalla distribuyó Kiko Peña, sin embargo, ayer Carlos se convirtió en el caballero más destacado. ¡Qué derroche, qué entrega, qué profesionalidad la del bravo y veterano jugador para tirar sin desmayo del equipo! Batalló sin descanso, como también lo hizo Jesute, Rubén, Richard, César o David Martín, cuya versatilidad le llevó a jugar como enlace en la media punta, otorgándole un mayor equilibrio y consistencia al juego verdiblanco.

Resultó meritorio la constancia de Ramón y Fleky, la entrega de Alberto Fernández, el tesón de César o la actitud de un Raúl Castillo que, pese a no tener ritmo de partidos, quiso contribuir al fragor de la batalla. Las credenciales del Toledo ante tanto despliegue de fuerzas no fueron otras que un fútbol sobrio, construido desde la seguridad defensiva, que fue eficaz en la creación mientras estuvo Velasco en el campo y que contó de allá para cuando con cierta vigencia ofensiva. Al Toledo le fue suficiente esto para amarrar un victoria en la rivalizada batalla, que terminó dejando héroes tanto entre vencedores, como en vencidos.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados