Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 08:15:00 del 11/04/2021

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
25/02/2021
1983: LUIS PETEIRA.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

LUIS PETEIRA


Luis Peteira, uno de los destacados guardametas del CD Toledo

Artículo realizado por Ángel Friginal, publicado en el diario “El Alcázar” el 5 de abril de 1983



Para empezar, totalmente ‘K.O.’, y no es que Luis Romero, el otrora campeonísimo pugilístico español, nos haya dado un ‘gancho’ de su marca que, por el contrario, la imperdonable parca se nos ha llevado para siempre al otro Luis Romero, futbolístico, y si este juego de coincidencias de nombres y apellidos poco puede decir a la actual generación, basta decir que el que peloteó –o mejor dicho, paró- en la década de los cuarenta, defendiendo el marco toledano, era más conocido por su sobrenombre deportivo de Peteira.

Sí, Luis Peteira se nos ha escapado de esta vida, y la primera noticia del óbito la tuvimos este martes, con motivo del entrenamiento de los pupilos de Martín Rodríguez en el Municipal, cuando su hermano político, Manolo López –continuador familiar del ‘ambigú’ desde los tiempos de Palomarejos- nos entristecía con la mala hora.

El sinfín de pensamientos nostálgicos que nos acompañó a nuestros lares nos hizo retroceder a bastantes años, donde el más añorador nos transportaba a esos años de nuestra niñez, cuando nos disputábamos el ser portadores de las botas de fútbol de aquellos protagonistas de Palomarejos, y uno recordaba que junto a Luis Vega y la chiquillería de aquel entonces, los borceguíes de Peteira eran el mejor patrimonio para poder entrar en el campo, como mejor credencial para exhibir a los ‘celosos’ porteros de la entrada principal, que comandaba el señor Iluminado. “Esas son las botas de Peteira” ¡Y paso libre!

Pero esto es complementario. Luis Peteira, al que tanto el serial “43 años de historia del CD Toledo”, que íntegramente publicó ‘El Alcázar’, como años después, en conmemoración de sus bodas de oro lo hizo el prestigioso ‘Marca’. Su nombre apareció como uno de los mejores jugadores –el portero- que en toda su historia habían militado en sus filas.

Y lo mismo, aunque desgraciadamente ya no pertenece a este mundo, no es por esa blandenguería que siempre nos suelen merecer los difuntos, pues Luis, por méritos propios, se hizo acreedor del fervor popular de la época por sus adornos y ‘palomitas’, que difícilmente se ven en pasadas y actuales épocas.

Uno, que para entrar al campo de Palomarejos se tenía que valer del truco de ser portador de sus botas –que entonces cada jugador mimaba sus herramientas de trabajo-, no era conocido, como se puede deducir del protagonista, y tan sólo me cabe el alto honor de haber charlado o conversado con él hace uno seis o siete años, cuando con motivo de un encuentro que el Toledo disputaba en el ‘Román Valero’, me fue presentado, y me felicitó por esa idea que llevé a cabo de sacar a la luz el historial del Toledo. Él, mi inolvidable ídolo –como todos los de mis recopilaciones- me felicitó. Me dijo que más que la redacción u otras lindezas, me agradecía como antiguo jugador el corazón puesto en el empeño ¡Gracias ahora, eterno amigo Luis! Que el mismo no se invadido por ningún infarto y así poder estar en línea de historiador del equipo grande de nuestra ciudad y de la región.

Por eso, por mi corazón más que por mis pobres y nulas dotes, te recuerdo, y con él toda la afición toledana, esos dos triunfales títulos de campeón de Castilla, frente al Rayo Vallecano, en Palomarejos 2-0, y frente al Fuyma, en Madrid 1-6, aparte de ese triunfal año de 1949/50, al que uno y todos hemos llamado el momento estelar del transcurrir de la historia del Toledo. Después, tus etapas de entrenador del equipo, aunque lo mejor, siempre, tu exquisito comportamiento y trato, que es el mejor tributo al hombre de las ‘palomitas’, que también prodigaste en aquel Atlético Aviación, Imperio, Logroñés… y no queriendo olvidar que por aquel ladrillazo que sufriste al llegarse al descanso (1-1) en Alcázar de San Juan, se tuvo que suspender el encuentro, fallando después la Federación el encuentro ganado para los colores verdes. Los tuyos, ésos que el próximo encuentros e vestirán de luto en tu memoria.

Un postrero e inolvidable abrazo desde este mundillo de los que nos hiciste gozar y saborear lo mejor de un guardameta: tus adornadas y vistosas ‘palomitas’.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados