Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 08:35:16 del 9/03/2021

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
1/02/2021
TEMPORADA 1949/50: IMPERIAL 6 - TOLEDO 3.
 
 

TEMPORADA 1949/50: IMPERIAL 6 - TOLEDO 3


A pesar de la derrota, el Toledo causó una gran impresión en Murcia

Carretero, Sanz y Sauer, autores de los tantos. Destacada actuación de Ávila, Campos y Zori

Crónica publicada en el diario “El Alcázar” el 20 de junio de 1950



Ha sido Peñafiel, el excelente cronista murciano, quien en la noche de ayer nos daba los datos de la presente reseña, con su característica ecuanimidad e imparcialidad, en una crónica telefónica en la que en todo momento había cálidos elogios para el Toledo.

Según él, el Toledo hizo un partido lleno de juventud, de codicia y de entusiasmo, sin un desmayo, sin desfondarse un solo momento, sin un mal gesto y sin una palabra más alta de protesta. Jugó con la corrección que le caracteriza y con la mayor nobleza, y su cayó lo fue con todos los honores. Por eso, si fue recibido con palmas, fue también despedido con una gran ovación, como reconocimiento a sus méritos, primero, y a su nobleza y deportividad, después.

Lleno en La Condomina

Jugaron nuevamente frente a frente el campeón y el subcampeón del grupo cuarto durante la Liga, y eso fue la causa de que, a pesar de ser día de trabajo, La Condomina tuviera un lleno impresionante. Ambos equipos, que tan brillantemente habían luchado durante la Liga, se volvían a enfrentar e una Liguilla en la que ninguno de los dos ha tenido gran suerte, singularmente el Toledo ¿Por qué esa desgracia? Sin duda ninguna, el haber perdido un par de partidos en casa, en un torneo tan corto, ha sido la causa principal de que el equipo toledano no haya tenido tiempo de reaccionar.

Elogio general y destacada actuación de Ávila y Zori

En el Toledo que hemos visto hoy en La Condomina ha resaltado, una vez más, el conjunto. Y en esto está su mejor elogio. Sin embargo, hay que destacar como se merece la actuación de Ávila, el joven guardameta toledano, que supo aguantar impávido, con la mayor serenidad, la avalancha del segundo tiempo del Imperial, atrapando balones imparables, haciendo unos blocajes magníficos y demostrando una valentía sin límites, hasta el punto de que, a pesar de encontrarse lesionado, no quiso retirarse del marco y evitó, con su acertada labor, un mayor número de goles. Hizo muy buenas paradas, pero en La Condomina quedará imborrable, para mucho tiempo, una estirada a ras del suelo, a los pies de Marianín, que demostró las mejores condiciones de elasticidad, rapidez, seguridad y valentía del guardameta toledano, y que le valió una de las más calurosas ovaciones que se han escuchado en el campo murciano.

Detrás de Ávila, Zori, lleno de voluntad y de coraje, aunque no tuviera una gran suerte en la presente ocasión, ya que antes del partido resbaló en el hotel y sufrió un fuerte golpe en la nariz, y después, a los veintitrés minutos de la segunda parte, al disputar un balón con Marianín, sufrió una fuerte contusión en la cabeza, de la que tuvo que ser asistido por los médicos en la caseta, sin que pudiera volver a reaparecer en el campo por sufrir una brecha de más de dos centímetros de extensión.

Vino el Toledo con una gran ilusión y con una gran moral a jugar este encuentro, que tanto significaba para él, pero la surte le fue adversa, ya que si en los primeros momentos ligó una serie de jugadas que trajeron en jaque al equipo murciano, fue éste, sin embargo, el primero en marcar, a los cinco minutos de empezar el encuentro.

Los goles

El Imperial marcó primero, por mediación de Sornichero, quien se cruza al lado contrario, aprovechando un pase de Marianín, y lanza un disparo por bajo que entra por el mismo ángulo. El tanto sirve de acicate al Imperial, que se descongestiona del acoso toledano, pero sin que pueda evitar que a os diez minutos el Toledo marque el tanto del primer empate; Campos ha despejado una pelota que recoge Rubichi, tira sobre puerta y para Ayllón, escapándosele la pelota de las manos, lo que aprovecha Carretero para fusilar el tanto.

Los dos equipos desperdician, seguidamente, dos ocasiones de variar el marcador. El Imperial al lanzar Marianín un penalti fuera y el Toledo al perder, por exceso de nervios, Sauer un balón en un golpe franco muy cerca del área.

A los quince minutos, Marinín, de un gran disparo, consigue el segundo tanto; pero el Toledo vuelve a empatar seguidamente, por mediación de Sanz, el interior. Hay una gran jugada entre Florencio, Sauer y Sanz, que no se convierte en gol por puro milagro. No obstante, el Toledo rompe el empate a los treinta y un minutos, por mediación de Sauer, en una buena jugada personal, rematada con un disparo fulminante. El partido no puede tener mayor interés ni emoción. A los treinta y tres minutos, Sornichero II marca el tercer tanto, y poco antes de terminar el primer tiempo, Marianín, aprovechando una salida de Ávila en un barullo ante su puerta, marca el cuarto gol para el Imperial, y con este incierto 4-3 finaliza la primera parte.

Segundo tiempo

Tras el descanso, el Imperial sale decidido a dar la vuelta al encuentro, volcándose sobre la portería de Ávila, quien tiene que emplearse a fondo y sobre quien pesa el fuerte handicap del sol en contra. A los quince minutos de esta parte, Marianín vuelve a marcar, aprovechando un buen servicio de Rodríguez. Seguidamente, Ávila se luce en dos paradas extraordinarias, en una de las cuales sufre una caída, lesionándose en la muñeca, a pesar de lo cual sigue bajo el marco. El sexto gol viene de penalti, sin que Marianín falle en la presente ocasión. El Toledo se bate heroicamente, con el guardameta lesionado, Zori retirado en la caseta por la lesión sufrida en un encontronazo con Marianín, y las líneas desarticuladas, llegándose al final del encuentro con el resultado de 6-3 a favor del Imperial.

Equipos y arbitraje

El arbitraje del valenciano Echave ha sido correcto e imparcial. Los equipos han presentado las siguientes alineaciones:

CD Toledo: Ávila; Campos, Zori, Sanz; Gómez, Rubichi; Florencio, Sanz, Sauer, Carretero y Yonete.

Imperial: Ayllón; Escámez, Lemuz, Varela; Pedreño, Roca; Rodríguez, Sornichero II, Marianín, Oliveros y Sornichero I.

El Toledo ha causado una imborrable impresión; todo el equipo ha jugado muy bien, pero a la hora de las distinciones especiales éstas son para Ávila, Zori, Campos, Rubichi, Sanz, el interior, Sauer y Carretero, que suplió al interior Luengo, bregando con una gran codicia durante todo el encuentro y marcando uno de los goles.

Había un gran interés por ver al joven extremo Yonete, del que tantas cosas nos habían dicho respecto al último partido jugado en Palomarejos, pero sólo pudimos verle en unos cuantos impresionantes ‘sprints’, sin otras ocasiones de mayor lucimiento.

Por el Imperial, los hermanos Sornichero y Marianín fueron los que destacaron.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados