Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 10:30:59 del 1/10/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
27/08/2020
TEMPORADA 1949/50: TOLEDO 4 – ALICANTE 1.
 
 

TEMPORADA 1949/50: TOLEDO 4 – ALICANTE 1


El Toledo venció merecidamente al Alicante en Palomarejos (4-1)

Crónica realizada por Antonio de Ancos, publicada en el diario “El Alcázar” el 26 de septiembre de 1949



De salida, aplausos para el equipo visitante, y algunos pitos para los locales, acallados bien pronto al darse cuenta de que en sus filas debutaba el defensa Sanz. Nueva ovación en el momento de salir el árbitro, señor García Martínez, y en el acto de entrega del clásico banderín de nuestro capitán a Gisbert, del equipo alicantino.

Los cinco primeros minutos son de tanteo de ambos equipos. Los dos marcan perfectamente, y una arrancada del Toledo termina en disparo de Luengo, sin consecuencias.

A los seis minutos es este jugador quien marca el primer tanto local, aprovechando un pase de Larrubia por alto, desviando la trayectoria del balón, sin que el portero alicantino se dé cuenta hasta que la pelota está dentro de la red.

El gol anima a los locales y, seguidamente, se tiran dos saques de esquina contra el Alicante, ambos sin consecuencias. Florencio y Sanz ligan una buena jugada, pero falla el interior. Luego, Florencio escapa nuevamente y cerca del área dispara, dándole por detrás a un adversario en la mano, sin que, naturalmente, el árbitro conceda penalti.

Reacciona un poco el Alicante, liga un par de avances, terminando uno de ellos con un disparo del extremo izquierda, que detiene Ávila muy seguro.

La línea media contraria se bate denodadamente empleando un juego constructivo y marcando implacablemente al extremo izquierda Yonete y a Florencio. El conocimiento de Sanz se impone, sin embargo, y de él nacen las jugadas que han de llevar peligro sobre la puerta enemiga, y romper la difícil barrera visitante. En un avance suyo cede luego la pelota a Florencio, que tira alto. Hay luego un avance por el lado izquierdo, que termina con un centro pasado de Yonete, rematado por Florencio de cabeza, dando el balón en el poste, pero Sauer, que está a la expectativa, logra llevarlo hasta la red, marcando el segundo tanto para el Toledo. Iban cuarenta y tres minutos de juego y hasta el descanso no hay ninguna novedad.

Con dos goles de ventaja, el partido no ofrecía tantas dificultades. Nuestros muchachos salen un tanto confiados, mientras en el Alicante se observa no haberse dado por entregados.

En una falta cerca de nuestra área, la saca el medio izquierda, vacilan nuestros defensas, y el delantero centro remata plácidamente de cabeza, consiguiendo el único tanto levantino. Por unos momentos el partido se pone difícil, hay un poquillo de desorientación, mientras crece el coraje de los alicantinos, cuya delantera, a base del pase largo, se acerca a la portería de Ávila. Éste salva dos ocasiones de apuro, despejando en una de ellas a corner un balón rebotado, que pudo haber sido el tanto del empate.

Afortunadamente el desconcierto duró poco. Nuestra línea media se rehízo, singularmente por el lado de Rubichi y, por el otro lado, Sanz se encargó de llevar la pelota a ras del suelo, única manera de destroncar a la retaguardia enemiga. Por ambas alas se suceden incursiones peligrosísimas, y a partir de este momento es el Toledo quien únicamente manda en el campo. El segundo tiempo es del Toledo, cuyo once se muestra incansable y haciendo gala de unas condiciones físicas que ya destacamos el domingo anterior. La suerte se hace ahora aliada del Alicante: disparos de Sanz, de Luengo y de Sauer, rechazan en la defensa contraria, son parados por el portero o se estrellan en el larguero. Se lanzan cuatro saques de esquina casi seguidos y, en uno de ellos, Sanz, con su intuición característica, deja la pelota muerta a los pies de Luengo, quien consigue el tercer tanto local, devolviendo la tranquilidad a todos los espectadores. Otra internada de Florencio y un buen disparo, cuando ya había desbordado incluso al portero, detenido por la mano del defensa, sin que tampoco el árbitro quiera señalar el debido penalti.

Sauer falla poco después en dos ocasiones solo ante la puerta, y Sanz tira inocentemente a las manos. Florencio vuelve a escapar y con la izquierda lanza un disparo fortísimo, sin que el portero logre blocar la pelota, acude rápidamente Sauer y fusila el cuarto gol. Hasta el final, el dominio del Toledo es agobiante, y el Alicante se defiende como puede. Dos minutos antes de finalizar el encuentro, Yonete, solo ante el portero, lanza un disparo a bocajarro que le da en la cara, produciéndole una fuerte conmoción, por la que tiene que ser sustituido por el suplente. El final del encuentro llega sin ninguna novedad más para el marcador.

El árbitro y los equipos

Como esperábamos, el señor García Martínez hizo un gran arbitraje, no tuvo más que el fallo del segundo penalti, perdonado al Alicante. Pitó todo cuanto era preciso para no dar lugar a que el partido se le fuera de las manos, habiendo, como había, un equipo cuyo juego es muy propenso a poner el encuentro algo peliagudo en el momento que el equipo de casa se moleste un poco.

Los equipos presentaron las siguientes alineaciones:

Alicante: Bonet; Rey, Isidro, Aduana; Gisbert, Javier; Gerica, Mundín, Sandoval, Manolet y Santacreu.

CD Toledo: Ávila; Campos, Zori, Sanz; Larrubia, Rubichi; Florencio, Sanz, Sauer, Luengo y Yonete.

Por el Alicante, los mejores fueron sus dos medios alas y el defensa derecho. Por el Toledo, Florencio, Sanz, Zori, Rubichi y Ávila, si bien hay que destacar que todos cumplieron holgadamente y que pusieron entusiasmo y decisión por ganar el ecuentro.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados