Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 19:49:20 del 29/09/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
2/07/2020
1969: FEDERICO MARTÍN BAHAMONTES.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

FEDERICO MARTÍN BAHAMONTES


Bahamontes, el genio: “Cuando gané el Tour no estaba en mi mejor momento”

Entrevista publicada en el diario “El Alcázar” el 2 de julio de 1969



-Yo no estuve ni un momento más, ni un kilómetro más en la carretera. En la vida todo puede dejar mal sabor si se abusa. Hasta lo dulce. Yo he querido dejar buen recuerdo a los aficionados.

Estamos con Federico Martín Bahamontes. Un hombre entero. Un deportista con cuarenta y un años, que aparenta sólo treinta.

Nos va detallando su vida. La de hoy. Sus dedicaciones. Nos encontramos ante el maravilloso caso de un as que hoy quedó convertido en un extraordinario hombre de relaciones públicas.

-De momento –y creo que para largo y para siempre- no quiero cargos dentro del ciclismo. Ni federativos ni en marcas comerciales. Mira, yo amo la libertad. Para algo fui el ‘Águila’. No me gusta estar supeditado. Verdad es que ahora llevo ‘La Casera’. Un equipo de jóvenes que acaba de ganar la Vuelta a Asturias. Pero ‘dirijo’ desde la libertad, quiero decir que no tengo un contrato, ni una firma. Ni cobro. Podría decirse que soy un ‘amateur’ en el asesoramiento técnico. Entrenador amateur, si se puede llamar entrenador. Amo mucho al ciclismo. Tanto que no quiero ser ahora un profesional de él.

Estaba en un punto culminante. Y se apartó. Él, que subió como nadie, no se resignó a ir descendiendo lentamente, cuando las fuerzas le fuesen faltando.

-Es el gran error de muchos deportistas. En todos los campos ¿No crees, por ejemplo, que Di Stéfano podía haberse retirado desde el Real Madrid? Hubiese quedado mucho mejor. Mejor sabor de boca hubiese dejado. Y sin salirnos del fútbol, hubo otros muchos casos: Zarra, Panizo… En ciclismo hay uno recientemente: Julio Jiménez. Da pena. Te lo digo sinceramente. Y también a él se lo he dicho. Su papel en Italia ha sido lastimoso. No cabe disculpa. No vale hablar de mucho frío o mucho calor. En el fondo, Julio sabe que le llegó su hora, pero se resiste a creerlo.

Con Bahamontes la conversación es ágil. Él no oculta nada. Habla con serenidad, pero precisando. Es así, sencillo. Dice lo que cree, no lo que puede parecer bien o mal a quien lo lea.

Surge el tema del ‘camelo’, del hombre que lo hacen ser algo y en el fondo nada es. Y el tema de un gran rival de siempre.

-Hay gente que se está creyendo aún que Loroño no era un gran rival mío. Que me lo pregunten a mí. Efectivamente, subiendo yo podía ‘hacer’ el primero. Pero al lado estaba siempre él, dándome guerra. Las cosas como son. Quien no valía ni la mitad de cuanto se decía era Botella. Lo que ocurre es que le daban mucho bombo. Publicidad se llama eso. Querer sacar de donde no hay.

El ciclismo está en apogeo. El Tour está dando sus primeros pasos. Bahamontes nos dice:

-Será un Tour muy disputado. Ya sé que eso se dice siempre. Pues te diré mucho más: puede ganar Ocaña. Y aún más, gane o no, es tan bueno como Gimondi. Y como Merckx. Se verá a su tiempo. No te doy nombres de posibles vencedores. Todo el mundo coincide en los mismos. Sólo diría que no se olviden de Pingeon. Dará mucha guerra. Yo sé cómo corre. Y sé lo que vale.

-Bahamontes, el máximo ciclista español. El mejor, pero discutido en ocasiones ¿Por qué? ¿Pudiste ser más?

-Se asegura que pude llegar más allá. Y creo que tienen razón, es la verdad. Y diré algo, cuando gané el Tour no estaba en mi mejor momento. Ese momento ya había pasado. Lo que ocurre es que dosificaba mejor el esfuerzo. Sin embargo, no estoy descontento de mis ‘quijotadas’, no. Todo es bonito ¿No era bonito llegar el primero a la cumbre y esperar? Sé que es algo condenado por las nuevas técnicas, pero yo hoy no me arrepiento de ello. Con el tiempo fui adquiriendo picardía profesional. Pero hay una cosa cierta: mis récords traen de cabeza a muchos. Pueden rebajarlos cuando quieran. Que lo intenten. Caerán unos, otros, acaso no. Lo cierto es que he dado mucha guerra.

Surgieron muchos nombres. En la conversación nos íbamos de un lado a otro, de uno a otro tema. Y llegó el enjuiciamiento de dos ases: Bobet y Anquetil.

-Bobet fue más deportista que Anquetil. Más profesional. Y enemigo más difícil para mí. De Anquetil reconozco su gran clase. Y su saber atacar sólo en el momento preciso. Nunca malogró un esfuerzo. Pero Bobet nunca se dejó empujar subiendo.

Fue un instante de amigable charla con Federico Martín Bahamontes. En estos instantes en que el Tour da sus primeros pasos, el recuerdo del ‘Águila de Toledo’ está en la mente de todos. Todos sentimos nostalgia de unas glorias pasadas, las de él. Y abrigamos la esperanza de que surja, y pronto, quien tome el relevo. El ciclismo español subió, y mucho. Pero el aficionado aguarda impaciente la figura. Federico, al despedirse, nos insiste:

-Ocaña puede ser. Creo que ya lo es.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados