Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 10:21:34 del 14/08/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
18/05/2020
TEMPORADA 1969/70: TOLEDO 0 – MOSCARDÓ 3.
 
 

TEMPORADA 1969/70: TOLEDO 0 – MOSCARDÓ 3


El Toledo, derrotado (0-3) por el Moscardó

La incompetencia del árbitro influyó decisivamente en el tanteo

Un penalti inexistente hundió a los locales

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “El Alcázar” el 27 de octubre de 1969



Ante una gran afluencia de público, ya que de Madrid se desplazaron varios centenares, lo que hizo posible que el campo registrara casi un lleno, saltaron los dos equipos al terreno de juego, siendo acogidos con grandes aplausos de sus respectiva hinchadas.

Alineaciones

CD Toledo:
Ibáñez; Álvarez, Carrillo, Pérez-Roca; Asunción, Jimeno; Oliva, Carrasco, Torres, Maillo y Rudilla.

Moscardó: Valbuena; Michel, Flores, Laborda; Villaverde, Castillo; Ramoncito, Ramón, Morón, Domínguez y Rodri.

Veintiún minutos de juego, entra Ramírez, saliendo Castillo.

Arbitraje

Dirigió la contienda el señor Cárdenas, auxiliado por Álvarez Rodríguez y Pérez Carrillo. De calamitosa, garrafal y desastrosa podemos catalogar la labor de este señor colegiado, que influyó poderosamente en el abultado tanteo encajado por el equipo local, ya que si, en verdad, el equipo madrileño iba por delante con un solitario gol, con el penalti que se “sacó de la manga”, con una jugada en donde Álvarez entró limpiamente a quitar el balón a Rodri, y ante la sorpresa de propios y extraños, señaló el punto fatídico. Mal, pésimo arbitraje, que desde luego, desluce totalmente el popular deporte del balón y sería conveniente que estas decisiones caprichosas fueran sancionadas por el comité competente. Repulsa general en los graderíos.

El Toledo no defraudó, a pesar del tanteo adverso

Cuando el triste protagonista de este encuentro dio la señal del comienzo, observamos unos minutos de agobiante presión de los de Usera, que nos hacían presumir una fuerte goleada, todo dentro de los límites del juego, no lo que vino después. Los locales se impusieron por su dominio del centro del campo, lo que hizo posible el que no marcara el Toledo, por pura mala suerte, sobre todo en un balón que Oliva recogió en la misma línea y pasó a Rudilla, teniendo gran suerte Valbuena en despejar apuradamente. Se sucedían otros momentos de apuro para los visitantes, pero no había suerte en los remates finales y no se encontraba el hombre-gol que aprovechara este juego, ante los aplausos de los aficionados, que veían cómo su equipo, víctima propiciatoria, llamaba de tú a tú a las figuras contrarias, que de vez en cuando inquietaban el portal de Ibáñez, que demostraba una seguridad y categoría digna de elogio, no pudiendo impedir el mejor jugador de esta tarde el que su puerta fuera perforada como consecuencia de una falta, que aprovechó Domínguez para inaugurar el marcador. Era el minuto treinta y uno de esta primera parte. Cuatro minutos después, Carrillo queda lesionado, incorporándose después con gran voluntad y pundonor.

En esta segunda mitad transcurrieron los primeros treinta minutos con alternativas varias, y todavía no se habían perdido las esperanzas de igualar al menos esta contienda, que los de Naya se estaban haciendo acreedores, pero un señor vestido de negro y con un silbato cometió la mayor barbaridad, que hacía mucho tiempo no presenciábamos, ante el estupor general y desconcierto local ¡Penalti! ¿Por qué? Esto sólo lo sabrá el señor Cárdenas. Lanza fuerte Flores y bate a Ibáñez. Era el minuto treinta y uno de este segundo tiempo, y con un cuarto de hora por medio, 0-2 en contra, la injusticia y el infortunio se había cebado en los jóvenes y batalladores jugadores verdes, que vieron cómo su entusiasmo y entrega total se derrumbaba por obra y gracia de la incompetencia arbitral. Lamentable error arbitral, que los madrileños recibieron como una bendición. Diez minutos después, un tremendo tiro de Morón es repelido por el poste, y Villaverde, de cabeza, lo lleva a las mallas, siendo el definitivo 0-3. En estos pocos minutos hasta el final, pudieron aumentar su cuenta. Para el sufrido público toledano era ya lo mismo, habían visto a sus jugadores entregarse dignamente y sabían que esta abultada derrota no se la habían merecido. Por primera vez en esta temporada, el aficionado toledano no estaba enfadado con su equipo, al contrario, estaba contento, y ante los imponderables y penaltis injustos, no hay fuerza humana que pueda luchar.

Actuaciones

No nos desagradó la actuación de los toledanos, ya que durante varias fases del juego os vimos cómo se imponían a sus adversarios, que andaban desconcertados más de la cuenta, como no esperando esta réplica de buen juego. Sólo tenemos que hacer hincapié en que falta un hombre resolutivo ante el marco que culmine el juego Oliva, Rudilla y Carrasco, ya que Torres, que hacía su presentación, jugó toda la tarde muy retrasado, y el central visitante no tenía contrario a quien marcar. Muy bien la defensa, y sobre todo Ibáñez, que volvió a demostrar que es un portero de gran calidad y clase.

Del Moscardó nos gustó el conjunto en sí, muy homogéneo y con calidad, sobresaliendo sus extremos Ramoncito y Rodri, rapidísimos, y su delantero Morón. Gran rival, al que sólo se le puede regatear este tanteo abultado, ya que puede que hubieran ganado bien, no haciéndole ninguna falta este caprichoso regalito.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados