Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 19:07:46 del 20/09/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
26/03/2020
TEMPORADA 1970/71: MANCHEGO 4 – TOLEDO 3.
 
 

TEMPORADA 1970/71: MANCHEGO 4 – TOLEDO 3


El Toledo (4-3) sucumbió ante el Manchego

El árbitro y el infortunio influyeron

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “El Alcázar” el 23 de marzo de 1971



En el estadio manchego de Ciudad Real se enfrentaron los titulares al Toledo, en encuentro correspondiente a la competición liguera, y que finalizó con la victoria de los locales por cuatro a tres.

Alineaciones

CD Toledo:
Lara; Rivero, Lafuente, Calero; Loren, Orive; Castilla, Mayor, Bozque, Montero y Vaquero.

A los quince minutos se retira Bozque, siendo sustituido por Ibáñez.

Manchego: Orozco; Emilín, Enrique, Quesada; Tomé, Sebas; Rivero, Barahona, Salvi, Menacho e Iglesias.

A los catorce minutos, el meta Orozco, al intentar interceptar un fuerte disparo de Mayor, queda lesionado, siendo sustituido por Montes.

Arbitraje

Dirigió la contienda el colegiado manchego señor Díaz Gutiérrez, que mostró en todo momento un tolerante caserismo, que influyó grandemente en el resultado definitivo, máxime si se tiene en cuenta que al tener el Manchego el marcador en contra con tres tantos de diferencia, realizó, eficazmente ayudado por uno de sus auxiliares, un “excelente encuentro”, como si del jugador número doce se tratara, y que al concluir se reflejó positivamente para sus “colores”.

Goles e incidencias

0-1: A los dieciséis minutos, un pase de Ibáñez a Mayor lo aprovecha magníficamente el capitán para inaugurar el marcador. 0-2: Se llevan jugados veinticinco minutos cuando la defensa manchega comete una falta cercana al área, encargándose de su ejecución Montero, que de disparo fuerte hace inútil la estirada del meta Montes.

0-3: En plena euforia toledana, Montero saca un corner y Vaquero remata el balón al fondo de la red.

1-3: Es el minuto cincuenta y cinco, cuando Rivero, extremo del Manchego, dispara rápido, iniciando la cuenta goleadora de su equipo.

2-3: Cinco minutos después, tremendo barullo en el portal de Lara, y el balón que rebasa la línea empujado por un delantero local.

3-3: Desconcierto en las líneas de retaguardia verdes ante la calamitosa actuación arbitral, y en el consiguiente barullo, gol de análogas circunstancias que el anterior.

4-3: Cuando ya se esperaba el pitido final, nuevo barullo en la portería toledana e Ibáñez, al intentar despejar el peligro, cabecea limpiamente e incrusta el balón en su propia meta, ante la consiguiente desesperación.

Comentario

Como ya vaticinábamos en nuestro comentario de las vísperas de este encuentro, el mismo ha sido difícil, aunque la sorpresa rondó durante la mayor parte de su desarrollo, y en donde el Toledo, con el debut de su nuevo entrenador, señor Nieto, acorraló al potente Manchego. Fruto de ello era el tres a cero que campeaba en el marcador a su favor cuando se retiraban a los vestuarios al término de la primera mitad.

Nadie, ni hasta los más forofos de la capital de La Mancha, confiaban en que su equipo pudiera no ya sólo salvar el resultado, sino acortar la gran diferencia, por la clase y garra que había hecho gala este desconocido Toledo, al que todos daban como víctima propiciatoria y la goleada se hacía presumir antes de sus comienzos.

Fue una verdadera mala suerte y una de esas adversas jugadas de la veleidosa, que en forma de árbitro –local, para más señas-, frustró esta victoria que ya se cantaba como segura.

Su desafinado concierto de pito y faltas sobre ídem, en toda la continuación, sembraron el desconcierto en los animosos jugadores verdes, y los líos y barullos se sucedían ante Lara, que realizó extraordinarias paradas, peo no pudo impedir que los goles se fueran colando en sus redes.

Ya para colofón de este infortunio y a punto de concluir la contienda, Ibáñez, en desafortunado despeje, lograba el gol de la inmerecida victoria manchega.

Sin recurrir a tópicos, esto se llama mala suerte, y ya no sirve darle más vueltas, pero lo que sí es evidente y reseñamos con toda justicia es que si el Toledo juga de esta forma, se puede alejar tranquilamente de la zona de peligro y recuperar su antigua fisonomía de equipo señero y puntero, que aquí en Ciudad Real nadie se explicaba tan baja campaña realizada, cuando había sido el mejor equipo que había pasado por este estadio.

Buena señal y a demostrar de nuevo que los jugadores son aptos y de lo único que estaban necesitados era de moral y de otras cosas, de las que el señor Nieto López ya habrá podido tomar buena nota.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados