Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 19:15:10 del 29/09/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
19/03/2020
1970: JUAN CABALLERO CUADRADO.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

JUAN CABALLERO CUADRADO


Juan Caballero Cuadrado, vicepresidente primero del CD Toledo

Entrevista realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “El Alcázar” el 1 de octubre de 1970



Hoy recogemos, en estas columnas, la interesante opinión de don Juan Caballero Cuadrado, vicepresidente primero del Club Deportivo Toledo, hombre jovial y dinámico, que con sus cuarenta y un años está en edad ideal para reforzar los destinos del club. He aquí sus declaraciones:

-¿Cuáles son los motivos por los que figura en la directiva?

-Sugerí a don Emilio Gálvez alguno de los motivos que podría tomar, a fin d e obtener algún ingreso que facilitara las cosas al club. Parecía que no contaba con colaboradores para llevar a feliz término los proyectos y cálculos efectuados, sorprendiéndome él y toda la junta directiva con el nombramiento, aceptando por la ayuda que realmente sabía que necesitaban, agradeciendo desde aquí la deferencia de mis compañeros.

-¿Proyectos que tiene en perspectiva?

-Mire, de momento, engordar cuanto pueda en triunfos deportivos, en administración, en bien hacer las cosas. Después, prepararme a bien morir. Esta directiva no va a ser una excepción, ya que con la frecuencia que se suceden unas y otras es natural que los proyectos nunca se realicen, se quedan en el camino, todo lo más que se hace es ganar buena voluntad. Ahora bien, si usted no me cree presuntuoso y soñador le diría que lo ideal sería contar con un campo propio, un equipo toledano con mil quinientos socios, con una razón social propia, con la aportación de toda la industria y comercio, con la Segunda División, o al menos con ser puntero en la Tercera, con un entrenador de Toledo, con ocho o diez personas en la directiva que estuvieran dispuestas a gastarse en sus ‘vicios’ veinte mil duros cada uno. Ya ve, ahora mismo estoy soñando.

-Bajo su punto de vista ¿Cuál es lo prioritario, lo deportivo o administrativo?

-Verá, lo primero es la sal y luego la pimienta, y de cómo salgan estos ingredientes obtendremos la salsa. Para administrar hace falta tener y, estará conmigo, que por ahora no hay nada de esto, que llegaría con el aludido sueño que le he hablado.

-¿Medidas tomadas para no pasar los últimos apuros?

-No creo que podamos hacer mucho más de lo que puedan hacer otros. Tengo la seguridad de que las anteriores directivas lo han intentado todo, y la última de ellas, a mi entender, fue magnífica, sin un éxito deportivo. Fíjese, pusieron a nuestra disposición el sobrante en metálico, después de las desastrosas taquillas y de ese ir y venir en la nada del equipo.

-¿Está respondiendo la afición a lo que desean?

-Desde luego que sí. Hay cuatrocientos veintiún socios hasta hoy, tantos como pueda tener el Torrijos y el Asland. Son pocos, pero qué importa, son buenos, y con esto nos conformamos, aunque no se tiene ese ansia de fútbol, como yo he visto en Salamanca, Burgos, Vitoria, e incluso en el mismo Soria. No hay que preocuparse, ya llegará.

-¿Algo especial?

-Sí, lamento mucho que no sea realizable pedir a tres mil toledanos mil pesetas a cada uno, para con esos tres millones de pesetas tomar un buen local, montar una oficina y organizar todo un sistema que garantice continuidad. La afición debe conocer el hecho de que no es posible seguir así, mendigando un local, donde todos escriben una carta buscando todos los años un secretario, que cuando es un experto se tiene que ir, en una palabra, empezar de cero.

Lo que hace falta –decimos nosotros- es que esos ceros se corran a la derecha con números delante, y otros vientos soplarán.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados