Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 23:37:49 del 10/07/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
27/02/2020
TEMPORADA 1970/71: TOLEDO 0 – ALMAGRO 0.
 
 

TEMPORADA 1970/71: TOLEDO 0 – ALMAGRO 0


Tampoco se pudo vencer al Almagro (0-0)

Malos vientos y primer aviso en Palomarejos

El Toledo, con dominio infructuoso, estrelló cuatro disparos a los postes

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “El Alcázar” el 18 de enero de 1971



Con tarde fría y regular concurrencia se celebró el encuentro correspondiente a la Primera Regional, entre el Toledo y el Almagro, que finalizó sin que funcionara el marcador.

Alineaciones

Almagro:
Pablo; Amores, Leal, Morote; Andrés, Gallego; Ángel, Moraleda, Temiño, Vicente y Velasco.

CD Toledo: López; Rivero, Borja, Calero; Aza, Loren; Bonillo, Orive, Bozque, Mayor y Eusebio.

A falta de siete minutos, Lafuente sustituye a Eusebio.

Arbitraje

Dirigió la contienda el señor Martínez Delgado, auxiliado en las bandas por Sánchez Ureña y Alcázar. Nos ha parecido el mejor árbitro de los que llevamos presenciados en toda la temporada, siguiendo el juego de cerca y aplicando en todo momento, con my buen criterio, la ley de la ventaja.

Incidencias

Encuentro jugado con mucha corrección, algunas entradas aparte, en donde el público, cuando faltaban quince minutos, exteriorizó sus protestas en contra de los componentes locales y entrenador.

Once lanzamientos de esquina efectuó el Toledo, por uno tan sólo del Almagro.

El primer aviso ya está dado

Poca historia ha caracterizado a este partido, en donde para profundizar aún más tampoco ha habido goles, que son la sal y pimienta para los espectadores, y si éstos viene del lado local, miel sobre hojuelas, pero, por diversas circunstancias, ya son cuatro encuentros consecutivos los que el Toledo lleva sin perforar las redes adversarias, y lo mismo pesaba mucho en el frío ambiente de Palomarejos, en donde hemos podido presenciar cómo la mayoría de los aficionados exteriorizaban su protesta, extensivas al señor Campoo, y que puede conducir a cambios o dimisiones, que se ven venir, si esto no se remedia o se toman otras medidas que a la afición les haga concebir otras ilusiones, de las que carecen. Pero vayamos con el desarrollo de los noventa minutos exactos. Hoy sí se han cumplido a rajatabla.

Otra alineación diferente

Hoy también, e impuesto por las circunstancias, el Toledo ha tenido que sacar a otros hombres fuera de sus demarcaciones habituales, y si Montero y Lafuente no lo hicieron por sus lesiones, aunque los dos se sentaran en el banquillo y el último de ellos saliera en las postrimerías a sustituir a Eusebio. Mayoral y Vergara, sin que se sepan las causas, que todos dicen ignorar, no avisaran con el tiempo suficiente, y ha sido una sorpresa que ambos se hayan incorporado a filas, dejando todavía más desguarnecida, y a estas alturas, a las huestes verdes, y de esta forma Orive, un clásico defensa de cierre, se tuvo que alinear de interior, y Aza y Loren formar la medular.

Con escaso peligro manchego dio comienzo la confrontación, y ya a los ocho minutos Bozque, ganando la acción al meta Pablo, remata de cabeza, pero sale fuera rozando uno de los postes. Continúa la presión local, que no abandonaría en toda la tarde, pero la misma carente de precisión, cohesión y fortuna en el remate y su alocada ofensiva se estrella continuamente en la muralla de los defensores manchegos, que sólo inquietan al meta López en el minuto treinta y dos, teniendo que ceder el único corner contra su meta, o cuando un minuto después Rivero tiene que despejar de cabeza, desde la misma línea de gol, cuando ya se cantaba éste. Poco después es Eusebio el que falla estrepitosamente en óptimas condiciones, siendo la premiosidad el común denominador que caracteriza los primeros cuarenta y cinco minutos.

Los balones dan en los palos pero no entran

En la continuación los toledanos se lanzan a una furiosa ofensiva, que encierran materialmente en su parcela a los visitantes, y baste decir, para que ustedes se hagan una idea, de que en toda la segunda parte el meta López no intervino para nada, a no ser sacar dos veces desde su puerta.

Y a los cuatro minutos el signo favorable pudo cambiar, pero Bonillo, que luego perdería otras claras ocasiones, dispara y el balón pega en el poste.

Las ocasiones se suceden una y cien veces, pero para hacer más desolador la carencia de efectividad de los verdes, unas veces por premiosidad reiterada, otras por indecisión y las más por falta de suerte, los minutos avanzan y todo sucede como siempre.

A los treinta minutos, en una bonita jugada, de las pocas, precioso remate de cabeza de Aza, con Pablo ya batido, y el balón ¡zas!, de nuevo al poste.

Córners y más córners, hasta totalizar los once, que todo el Almagro, de la forma que fuera, se encarga de anular, y con esta tónica se consume el tiempo reglamentario y final de todo.

Poco juicio podemos hacer del Almagro, pereciéndonos el más flojo equipo que ha desfilado por este campo, y si en algo destacaron fue en defensiva a ultranza, sobresaliendo principalmente su central, el veterano Leal, bien secundado por sus compañeros, pero de ataque, nada de nada, y no nos puede extrañar su baja clasificación.

De los locales ya habrán deducido su actuación, pero destaquemos sobresalientemente al fino y elegante defensa Rivero, gran alimentador de su línea de vanguardia, que se mostró poco propicia y decidida a la hora de la verdad, y cuando lo consiguieron, los postes se encargaron de decir no.

Muy malos vientos soplaron por Palomarejos, y este primer aviso en serio de la “hinchada” no hay que desestimarlo.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados