Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 11:57:31 del 24/02/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
13/02/2020
TEMPORADA 1970/71: TOLEDO 1 – PEGASO 2.
 
 

TEMPORADA 1970/71: TOLEDO 1 – PEGASO 2


Nuevo traspié (1-2) del Toledo

Con un deficiente arbitraje

Dos rechaces cortos de Lara significaron los goles del Pegaso

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “El Alcázar” el 21 de diciembre de 1970



Con tarde soleada y regular entrada en los graderíos, se disputó el encuentro de Primera Regional entre el Pegaso y el Toledo, que finalizó con la victoria de los visitantes por dos tantos a uno.

Alineaciones

Pegaso:
Regalado; Alonso, Tejada, Cocero; Soto II, Santos; Oliva, García, Cholo, Carballo (Guerra) y Luengo.

CD Toledo: Lara; Aza, Borja, Calero; Loren, Orive; Mayoral, Montero, Bozque, Mayor y Vergara.

A los cuarenta y dos minutos, Aza tiene que abandonar el terreno, siendo sustituido por Bonillo, que pasa a extremo, bajando Vergara. En la segunda mitad, Eusebio por Montero.

Arbitraje

El descendido de categoría nacional, señor Cárdenas, auxiliado por Acero y Pineda, justificó, sobradamente, que al figurar en Regional no sería apto para mayores vuelos. Garrafal en todas sus apreciaciones, y contrarias al equipo local, por lo que fue abroncado, y según avanzaba el encuentro con mayor intensidad. Se le protestó el segundo tanto del Pegaso, por supuesto fuera de juego, no prosperando. En resumen, mal, pésimo y todo lo que ustedes se puedan imaginar.

Goles e incidencias

0-1: A los dieciséis minutos de partido, internada de Luengo, con fuerte disparo, que Lara no sujeta, produciéndose una serie de varios tiros hasta que Cholo, de tiro raso, lleva el balón a la red.

1-1: Setenta y dos minutos. Bonillo efectúa un saque de esquina, que es rematado con el pie por Borja, que acudió a ello, logrando el tanto de la igualada.

1-2: Dos minutos después, rapidísimo contraataque madrileño, con disparo de Carballo, que tampoco Lara sujeta, y su corto despeje es rematado imparablemente por Oliva.

Siete córners lanzaron los madrileños, por cuatro del Toledo, el último de ellos, único de la segunda mitad y que originó el tanto verde.

Antes de dar comienzo el encuentro, se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento del directivo del Toledo señor Fernández, luciendo los locales brazaletes negros.

El Toledo continúa sin mordiente

Las serias dificultades que antes de su comienzo se le presentaron al Toledo al no poder contar con ninguno de sus laterales, Rivero y Lafuente, fue salvado por Aza, que durante el tiempo que estuvo en el terreno de batió con un pundonor digno de elogio. Por tanto, el mal no era aquí, confiándose en el debutante Bozque, que ya a los doce minutos estuvo a punto de batir a Regalado, pero éste, en acertada intervención, lo evitó. El exceso de bombear balones se producía una y cien veces, sin tener en cuenta que lo mismo facilitaba la labor de las líneas traseras de los “camioneros”, con Soto II metido entre sus defensas y que despejaban, como saliera, todos los balones.

Ya comenzó a hacer de las suyas el señor Cárdenas cuando el Pegaso logró su primer tanto, al no blocar Lara el balón, se acentuó más su “protección” a los madrileños, y aunque en verdad el Toledo no creaba situaciones de auténtico peligro, puede que desmoralizara más de la cuenta estos errores del colegiado.

Tan sólo, en el minuto cuarenta, un terrible empalme de Vergara sale por poco, cuando ya se cantaba el gol, y con el Pegaso muy conservador y poniendo a prueba a los defensa verdes, finalizó la primera mitad.

De nuevo alarma, un negativo

Nada nuevo que aportar durante los primeros veinte minutos de la continuación. Todo seguía igual, con el triste concierto de Cárdenas y el Pegaso conservando la ventaja. En el minuto veinticuatro, disparo de Bozque, alarde vista de Regalado y el balón que da en el larguero y sale fuera. Poco después, el tanto de la igualada, que tan sólo duró dos minutos, porque el ex toledano Oliva, con su oportunismo característico, aprovechó el flojo rechace de Lara para sentenciar el encuentro.

Después, nada. El Toledo, si es que había tenido poco mordiente, lo tuvo aún menos, y fue el Pegaso el que con mayor peligrosidad se acercaba a los dominios de Lara, y el señor Cárdenas, viendo que todo estaba resuelto y la victoria de los madrileños no peligraba, hasta se atrevió a cortarlos dos avances con sabor a gol.

El Pegaso, y según mandaban los acontecimientos, realizó el partido que mejor le iba. Montaje de sistema defensivo y dejando sólo a Oliva, Cholo y Luengo. Cuando empató el once local se lanzó en busca de la victoria, y sin que queramos desmerecerla, se vio favorecido por el protagonista del encuentro: ¡el árbitro!

A pesar del notorio perjuicio del juez de la contienda, no nos gustó el Toledo, al menos como conjunto, careciendo de cohesión y ligazón, principalmente en los hombres de su vanguardia, en donde nada de positivo hicieron, y así no se puede vencer. Mal, Lara, en los goles del Pegaso, y aunque la defensa no estuvo como otras veces, se puede salvar algo.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados