Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 12:35:39 del 24/02/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
23/01/2020
1972: RAFAEL AGUADO ‘RAFA’.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

RAFAEL AGUADO ‘RAFA’


¿Continuará jugando Rafael Aguado?

Artículo realizado por Ángel Friginal, publicado en el diario “El Alcázar” el 17 de junio de 1972



Hoy nos ocupamos en estas columnas no de recoger la semblanza de una futura figura, que ello ya por los años de nuestro presentado, es ya imposible, pero que lo que ha realizado, aunque no haya alcanzado ese grato placer, moralmente tiene el reconocimiento unánime, porque veintidós años entregados en cuerpo y alma le da categoría de superdotado, aunque sólo sea por esa longevidad deportiva, y todo dentro de ese tremendo espíritu de amateur que adorna la figura de Rafael Aguado Sobrino, más conocido en nuestro mundillo futbolístico por Rafa.

Un caso ejemplar, limpio y aleccionador, que en la materialidad de la vida cada vez es más difícil en imitarlo, concurren en nuestro veterano jugador, que allá por el año de 1950 hacía sus primeros pinitos en el juvenil del Toledo, aunque sus inicios fueran de guardameta, con aquella promoción de los López Rico, Alonso, Emilio, Donato… en donde años después todos serían indiscutibles del titular verde.

Después, su paso a ese inolvidable Alcázar, de Martín Juanes, con el momento estelar de la final de Castilla frente al mismísimo Real Madrid de los Montero, Serena, Rivada, que necesitaron de un encuentro de desempate, con algunas irregularidades, para que Rafa no pudiera, por último, recoger la copa de campeones.

Su paso por el Toledo es bien conocido de los aficionados, en donde el bravo defensa aportó su granito, y aún después de dejar de pertenecer al equipo, al que se enfrentó con toda la verdad de un hombre defendiendo otros colores, nos confesaría que los lleva muy dentro de sí y que lo único que lamentaba era que por diversas circunstancias a los locales siempre los habían cerrado las puertas, mientras que a los ‘visitantes’ se les mimaba y consentía todo.

Le vimos también en el entonces Tercera División, el madrileño Parque Móvil, hasta que en estos dos últimos lustros se incorporó al Santa Bárbara, y su estadio Carlos III, mejor que nadie, conoce de sus muchas virtudes y pocos defectos, porque cuando se pone el corazón como él lo ha hecho y continúa haciéndolo, nadie podemos tener ninguna clase de fuerza para ponerlos al descubierto.

Ahora, que es tan frecuente que en las categorías regionales se hable de los jugadores veteranos, que hasta desgarradoramente muchos titulan de ‘peseteros’, tenemos que salir al paso, en lo que concierne a Rafa, diciendo que él encarna al verdadero prototipo de pureza real, y que por mucho que se quiera estirar las ‘vitaminas’ que mantienen a un hombre de treinta y siete años en un campo de fútbol, no se conservan con unas ‘migajas’ peseteriles, sino que, por el contrario, es un caso excepcional y digno de todo elogio.

Ignoramos en estos momentos si el pundonoroso jugador se atreverá con otra temporada, que por si acaso no ponemos en duda, pero lo realizado hasta ahora es más que suficiente como el más fiel exponente de lo que se puede hacer en defensa de un patrimonio deportivo al que se ha aportado todo a cambio de nada de materialidad, aunque la honradez del deber cumplido hace que simbólicamente Rafa sea millonario.

El deporte toledano del balón está en deuda con el eterno jugador, y si en los grandes clubs, cuando un jugador defiende diez temporadas a un equipo, se le compensa con majestuosos homenajes ¿Por qué no se le tributa a este modesto toledano uno más sencillo?

Este calor y reconocimiento bien se lo merece Rafael Aguado Sobrino, prototipo de jugador y ejemplo vivo para todas las generaciones.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados