Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 03:29:51 del 31/03/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
23/01/2020
TEMPORADA 1970/71: TOLEDO 0 – SOCUÉLLAMOS 1.
 
 

TEMPORADA 1970/71: TOLEDO 0 – SOCUÉLLAMOS 1


Otra derrota del Toledo

Venció (0-1) el Socuéllamos, con más juego y sentido táctico

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “El Alcázar” el 27 de octubre de 1970



Con una soleada tarde y aceptable entrada en los graderíos, se celebró en Palomarejos el encuentro correspondiente a la Primera Regional, que enfrentó a los equipos del Socuéllamos y el Toledo, que se alinearon de la siguiente forma:

Socuéllamos: Mariano; Otero, Josete, Mesa; Mulano, Martín; Vilda, Sierra, Santos, Gordillo y Sorribas.

CD Toledo: Lara; Rivero, Orive, Calero; Lafuente, Vergara; Loren, Montero (Anadón), Senovilla, Mayor y Eusebio.

Arbitraje

El señor Monteros Sanz-Frutos, auxiliado por Fernández Ramos y Segura, fue el encargado de dirigirá la contienda, y la conclusión es darle un sobresaliente, pero en despistes y fallos técnicos garrafales. Señaló dos penaltis, uno en cada bando, en donde la sanción máxima sólo cabía en su mente y, en cambio, se hizo el “sueco” en otros más claros en ambas áreas. Nunca supo interpretar la ley de la ventaja y sus continuas equivocaciones pasaron más desapercibidas por la frialdad del público ante el nefasto juego que estaban haciendo sus jugadores locales, ya que en caso contrario, huelga decir lo que se podía haber producido. Mal y pésimo arbitraje, en resumen.

El gol e incidencias

0-1: Cuarenta y nueve minutos de juego. Falta al borde del área local, que se saca en corto sobre Vilda, que de impresionante disparo bate a Lara, logrando el que sería el único tanto del encuentro y que daría la victoria al equipo visitante.

A los catorce minutos de juego, una involuntaria mano de un defensor local es señalada con penalti, que lanza Santos fuera.

Ya en la segunda mitad, a los diecisiete minutos, Mayor se cuela y su centro es despejado por un defensa, que también incurre en manos, aunque involuntarias. El correspondiente penalti, ante unos minutos de “suspense”, es lanzado mal y flojo por Montero, deteniendo el meta Mariano.

A tan sólo un minuto del final, el árbitro anua un gol a Gordillo, por supuesto fuera de juego, aunque ya el resultado estaba sentenciado.

Siete córners lanzó el Toledo, por dos el Socuéllamos.

Siempre me dices lo mismo

Así podíamos resumir, y sin meternos en más honduras, lo que ha dado de sí el pobre conjunto del Toledo en el transcurso de todo el encuentro, en donde jamás ha sabido encontrar la puerta adversaria y sus situaciones de auténtico gol han sido nulas y escasas, principalmente por la poca ligazón de sus líneas y el desacierto de sus delanteros.

Reiteradas veces hemos venido diciendo el mal grave que aqueja al conjunto verde, en donde advertíamos de su falta de lucha y afán de superación, que se salvó en el pasado domingo en Ávila, pero hoy ni eso ha bastado para justificar esta nueva y alarmante derrota, lo que demuestra que de continuar con el mantenimiento de algunos jugadores, a nada positivo conducirá, y mucho nos tememos que los aficionados, cansado y aburridos de no ver nada, tomen otro rumbo, que perjudicaría sensiblemente a las arcas del club.

Aunque estamos al tanto de que la directiva ya tenía tomadas sus medidas antes de este encuentro, creemos que ya es hora de tomar las precauciones pertinentes y de renovar el equipo en muchos “huecos”, que ya no hay duda, se han vuelto a poner de manifiesto. Ahora es tiempo de hacer las cosas, cuando la Liga todavía no ha llegado a su primer tercio. Continuar de esta forma, sería ruinoso y nada recomendable.

Nada por aquí, nada por allí

Poquísima historia ha tenido el partido en lo que respecta a los verdes, que siempre se han visto dominados por sus contrarios, que han tenido organizada una fuerte defensa, aunque elástica, y sus medios volantes se han adueñado de la situación y ganado la partida a los locales, en donde únicamente Lafuente, con su pundonor característico, ha tratado de poner algo de orden, secundado por Rivero. Pero Vergara, en su labor medular, y Loren, extremo teórico, no han hecho nada de provecho, y si contamos con un ataque ineficaz, pronto se explicará el resultado, que pudo cambiar si Montero, rubricando sus deficientes actuaciones, no hubiera fallado al ejecutar el penalti, que el señor Sanz-Frutos compensó por el otro, que también fallaron los visitantes.

Por tanto, salvo estas alternativas, que no se reflejaron en el marcador, el juego careció de brillantez y de pasión, y el continuo peloteo y el bombear balones no sirvieron de nada, en donde para mayor desesperación de los aficionados, los manchegos, casi siempre por su rápido extremo Vilda, llevaban el desconcierto y la zozobra a los graderíos, y puede que hasta se merecieran algún tanto más, pero ha bastado sólo uno en contra para poner a las claras el significado de esta derrota, y lo que es más importante, que el público, agotada la paciencia, no tolerará más estos reveses ante equipos que, ni mucho menos, podemos llamarlos “gallitos”.

Urgencia apremiante y aciertos en los nuevos fichajes que se tiene que producir, es lo que deseamos en estos momentos a la directiva del Toledo.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados