Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 12:24:42 del 24/02/2020

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
24/10/2019
TEMPORADA 1971/72: CARABANCHEL 1 – TOLEDO 0.
 
 

TEMPORADA 1971/72: CARABANCHEL 1 – TOLEDO 0


El Carabanchel (1-0) justo vencedor

En la segunda parte, se replegó el Toledo

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “El Alcázar” el 11 de enero de 1972



En el campo de La Mina, con aceptable entrada, a pesar de la amenazadora lluvia, se disputó el encuentro, último de la primera vuelta, entre el Carabanchel y el Toledo, que finalizó con la victoria de los propietarios por un gol a cero.

Arbitraje

Dirigió la contienda el señor López Neira, auxiliado en las bandas por Carcelén García y Cruz Ribagorda. Nos gustó su actuación, aunque en algunas ocasiones fuera abroncado por el respetable, y hasta si en cierto momento se equivocó, lo reconoció muy caballerosamente y aquí no pasó nada.

Alineaciones

CD Toledo:
Godoy; Castañeda, Pinilla, Llarena; Chiqui (Herráez), Marsal II; Marsal II, Coedo, Rafa, Abadía y Viana. Carabanchel: Peña; Benito, Calderón, Luismi; Cabello, Serrano (Flores); De la Peña, Caballero, Fede, Candial (Oliva) y Carrillo.

Gol e incidencias

1-0: Se llevaban jugados veintiocho minutos de la segunda parte, cuando la defensa verde conseguía despejar uno de los numerosos avances madrileños de esta parte, y el balón es recogido desde más de treinta metros por Cabello que, de un chutazo impresionante por el ángulo, batía a Godoy, lo que significaría el único tanto del encuentro.

El desarrollo del juego, a pesar de las malas condiciones del terreno, sobre todo en el primer tiempo por la lluvia caída, fue limpio, y tan sólo a Coedo, en el último minuto, le enseñaron la cartulina blanca.

Siete córners ejecutaron cada equipo, de los cuales cinco hizo el Toledo en la primera parte, y dos el Carabanchel.

Antes de dar comienzo el encuentro se repartió al público un vistoso programa deportivo del Carabanchel, en donde se realzaba la calidad histórica de los dos equipos y un resumen de los triunfos más principales del Toledo. Detalle que luego se reflejó en el encuentro, pareciéndome la afición de La Mina una de las mejores de nuestra región.

El Toledo presentó batalla en una parte

Por mucho que veamos y por las circunstancias especiales que lo aconsejen, nunca nos gustaron los equipos que, teniendo la iniciativa, ceden el mando a sus adversarios, y esto fue lo que sucedió en la segunda mitad de este competido, noble e interesante encuentro. Pero vayamos con su iniciación.

Tras frenar los primeros minutos de un Carabanchel que quería asegurarse bien pronto el resultado, el Toledo, por medio de Rafa, que pronto se “vació”, inquietaba a Calderón y sus huestes, y ya a los seis minutos el desdibujado y nunca inquietante Chiqui perdía una ocasión al llegar tarde al remate y despejar Peña, de puño, a corner.

A los trece minutos sería Rafa el que diera lugar a que Peña se luciera en otro desvío a la esquina y, posteriormente, otros momentos de apuro para el buen meta madrileño, que tuvo su trabajo extra.

Aunque, en verdad, Godoy también era sometido a examen, sobre todo en el minuto veinte, en un fuerte disparo de Caballero que, volando literalmente, neutraliza en vistosa palomita.

Pero como la defensa verde, sobre todo Pinilla y Coedo, mostraba firmeza, aunque Castañeda y Llarena no tenían su mañana, la ofensiva verde, aunque con las “grietas”, que se irían acentuando más según pasaban los minutos, de Viana y Chiqui, tenía asustados a los madrileños, que por esta razón jugaban encogidos y con mucho respeto al contrario, y es el mismo Viana, en su única intervención positiva, el que está apunto de marcar, pero su remate de cabeza, en un saque de esquina de Rafa, sale rozando el larguero.

¡Esa segunda mitad!

Al dar comienzo la misma, todo parecía que iba a continuar igual, y a los tres minutos se saca una falta contra el portal de Peña, y Marsal I, en óptimas condiciones y ya con el meta descolocado, cabecea alto, cuando pudo “picar” el balón, que no lo hizo, y se malogró la que ya sería su última oportunidad, porque a continuación, y si que nadie lo mandara, el equipo se fue replegando y el Carabanchel sacó a relucir la verdadera potencialidad de su conjunto –el que más me ha gustado de esta temporada- y los escalofriantes disparos de sus delanteros tenían que ser conjurados por Godoy, Pinilla, Coedo y la suerte, aliada con los verdes en sendos remates al larguero.

Pues tanto iba el cántaro a la fuente que terminó rompiéndose –valga esta frase tan sencilla y conocida-, y el disparo de Cabello ya queda reseñado.

Después, lo de siempre, querer subsanar en el tiempo que quedaba, hacerlo todo a la carrera sin que los cambios que se hicieron aportaran nada de valor a esa delantera rota por la nulidad de sus extremos, y la mínima victoria del Carabanchel se tenía que aceptar favorablemente para los madrileños por su afán de victoria, en un conjunto de mucha firmeza defensiva y con un Caballero y un Fede rematadores, aunque nos gustara más, por su incansable batallar, el extremo Carrillo.

Del Toledo, por lo dicho, podemos entresacar solamente la sobresaliente actuación de Pinilla, bien secundado por Coedo, y las paradas de Godoy, que nada pudo hacer en el gol encajado por su etiqueta de imparable.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados