Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 23:21:58 del 23/03/2019

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
21/02/2019
2003: CHECHU OCAÑA.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

CHECHU OCAÑA


Chechu Ocaña, ex jugador del CD Toledo: “El fútbol que se hacía antes era más puro que el de ahora”

Entrevista realizada por Rosa Abellán, publicada en “El Día de Toledo” el 15 de julio de 2003



Chechu Ocaña es uno de esos jugadores que toda la afición recuerda, y la del CD Toledo lo hace. Sus carreras por la banda derecha, su buena condición física y su carácter temperamental le hicieron ser uno de los jugadores de su época más carismáticos.

Ahora, a sus cuarenta y siete años, concretamente veinte después de dejar el fútbol, afirma que continúa disfrutando de este deporte como el primer día. Ahora mismo el observador del FC Barcelona en la zona centro, y también ha llevado varias escuelas deportivas durante años en nuestra ciudad. Pero, eso sí, tiene claro que el fútbol ha cambiado muchísimo y que “antes era más puro”.

-¿Cómo era el fútbol antes?

-Había grandes diferencias con el de ahora. Antes era verdadera vocación por el deporte y el fútbol, se vivía con gran intensidad, tanto el propio partido como el entrenamiento. Ahora priman casi tanto los intereses financieros como los deportivos, y eso no es bueno. Yo vivía del fútbol pero no había los contratos millonarios que hay ahora, aunque sí recuerdo que había algún que otro jugador que podía ganar perfectamente dos millones de pesetas. No había ingresos atípicos como hay hoy. De hecho, creo que lo que se cobra hoy es excesivo y me parece que eso lleva a los clubs a estar en la ruina, como pasa con muchos de ellos.

-¿Qué recuerdos tienes de tu etapa en el CD Toledo?

-Muchos. Yo viví una etapa muy bonita, porque aquí di los mejores años de mi vida deportiva. En Toledo exploté como jugador. Además, era bastante considerado entre mis compañeros y por la afición. De hecho, me consideraron en varias ocasiones como el jugador más regular. Algo en concreto podría decir que lo mejor que viví fue el ascenso a Tercera División. Ese fue un momento especial y, lógicamente, los descensos que tuvimos los llevamos muy mal. Hubo una temporada en la que fuimos el equipo más goleado. Además, fue una época en la que el Toledo pasó unos momentos económicos malos. Todo se juntó. También recuerdo a compañeros que luego fueron importantes en el fútbol, como Abel. Fue curioso lo que pasó con él. No le querían en el club y me dijo que se iba a trabajar a Madrid con un hermano suyo. Fichó por el Ciempozuelos y luego dio el salto al Atlético de Madrid.

-¿Qué tipo de jugador te gusta en la actualidad?

-Me gustan los jugadores que hacen una labor sorda en el campo, ya que al final es lo que se echa de menos en el fútbol, ese trabajo. Está claro que todo el mundo se fija en los jugadores geniales, pero siempre hay hombres que con menos calidad están en los momentos difíciles y se nota su presencia.

-¿Cómo ve la situación por la que pasa el club en el que estuvo tantas temporadas?

-Yo diría varias cosas. Primero, que creo que hay situaciones que se presentan en contra. Los clubs no se administran bien y es complejo saber llevarlos y, cuando además se une que los resultados deportivos no acompañan, las crisis se acrecientan. Creo que en el Toledo ha ocurrido algo de eso y que este tema se veía venir, lo que ocurre es que el club siempre ha sabido salir de las crisis y en esta ocasión no ha sido así. Luego veo otra cosa. Me parece triste que un club tome estos derroteros. Una cosa es que se necesite una reestructuración deportiva y otra muy distinta que pueda venir alguien de fuera de la ciudad y se lleve el club. No creo que nadie pensara que podría venir alguien, llevarse el equipo e inscribirlo en otro sitio. Eso ha sido la sorpresa mayor. De todas formas, tengo claro que el club es de aquí, que su historia está en Toledo y que no puede desaparecer de un plumazo o por un cheque. Quiero pensar que finalmente se va a solucionar todo, porque la esperanza es lo último que se pierde, y yo confío que al final, quien tenga que resolver este tema lo consiga. De todas formas, si no en Segunda B, lo importante es que haya equipo.

Un lateral derecho que vino cedido

Chechu Ocaña ha sido uno de los jugadores más carismáticos, de los años setenta y ochenta, que tuvo el CD Toledo. Llegó cedido del Valladolid en la temporada 1976/77, con veinte años. Estuvo un año en el Toledo y se volvió a marchar, pero volvería a Toledo, y estuvo jugando un total de seis temporadas, concretamente hasta la temporada 1980/81. Fue durante tres campañas reconocido como el jugador más regular.

Era lateral derecho, de esos que suben y bajan constantemente la banda, de los llamados incansables, y es que su condición física le permitía correr y correr. De hecho jugó casi toda las temporadas el cien por cien de los partidos. Además, tuvo la suerte de no tener lesiones graves durante su carrera deportiva, y eso le benefició. Dejaría el mundo del fútbol a los veintisiete años, porque consideró que había llegado el mejor momento para hacerlo. Serrano, García, Manolo, Potele, Mejías, Abel, Zambrano o Illán han sido algunos de sus compañeros, y Paulino Lorenzo, Olmedo y Ángel Vilda, alguno de sus entrenadores. Ha entrenado a equipos como el Torrijos o las selecciones de Castilla-La Mancha.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados