Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 01:14:20 del 18/11/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
28/06/2018
2004: FAUSTINO SUÁREZ.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

FAUSTINO SUÁREZ GÓMEZ


Faustino Suárez Gómez, secretario del club Peña Bahamontes: “Me retiro con nostalgia de un deporte que adoro”

Entrevista realizada por Pepe Seguido, publicada en “El Día de Toledo” el 26 de febrero de 2004



Faustino Suárez Gómez acaba de cumplir los sesenta y cinco años y termina una etapa como trabajador de la tienda de deportes Bahamontes. Dicho así no significa mucho para quienes no conocen de cerca el ciclismo en Toledo, pero si les decimos que Faustino, ‘el Bote’ como se le llama cariñosamente, ha dejado su trabajo activo, les sonará mejor.

Además de jubilarse, la noticia está en que Faustino ha decidido dejar el deporte organizativo, como el seguir organizando las carreras de la Peña Bahamontes.

Es, sin duda, además de su jubilación, la noticia menos esperada por todos. Faustino Suárez siempre ha sido el ‘alma mater’ de la Vuelta a Toledo y de otras carreras como la de Olías Industrial, o el Trofeo de Recas, que ha venido organizando la Peña Bahamontes, y ahora, con su jubilación, quiera dejar también esa actividad.

-¿Cómo es el dejarlo ahora que has encontrado la jubilación?

-Me lo he pensado mucho, es un buen momento para dedicarle más tiempo a mi familia. No lo dejaré de golpe, ahora les ayudaré en el Trofeo de Olías, pero quiero dejarlo y estoy decidido. Mis hijos y mi mujer me lo agradecerán, porque ha sido mucho tiempo en los que no les he dedicado nada del mismo a ellos.

-¿Se lo has comunicado a Fede?

-Él sabe lo que quiero hacer, la Peña Bahamontes seguirá adelante, porque hay muchas personas ligadas a Fede que seguirán con él, por eso no desaparecerá la Vuelta a Toledo. Creo que es el momento de dejarlo, y después de pensarlo mucho, he tomado esta decisión. Nadie es imprescindible en su trabajo, y en esto hay personas que junto con Fede pueden llevar adelante el trabajo que yo llevaba.

Faustino Suárez lleva en el ciclismo desde los doce años. Comenzó a trabajar en el taller de bicicletas de la calle Honda, muy cerca de donde vive. Tenía trece años, y desde entonces está ligado a Federico Martín Bahamontes. Su carrera ciclista fue en aficionados, lo hizo con equipos como el Kas, Pavoni, Peña Bahamontes y Odag, entre otros, todos ellos de aficionados, porque cuando pudo pasar a profesional no lo hizo, según nos manifestaba, porque costaba mucho dinero entonces y él no podía. Siempre se ha caracterizado como un corredor que le iba la montaña, al igual que Fede, y como toledano, siempre le ha gustado escalar.

-¿Lo del apodo de dónde le viene?

-Es algo de familia, a mi abuelo ya se lo llamaban, tenía un camión que ponía ‘Transportes El Bote’, y eso ha sido heredado por todos, hasta por mis hijos.

Faustino tiene dos hijos, Miguel Ángel y Juan Carlos, y ambos han corrido en aficionados con diversos equipos. El primero ejerce como juez árbitro, y el segundo ha estado hasta hace poco corriendo en aficionados. Como se suele decir, de tal palo tal astilla.

-Como organizador de la Vuelta a Toledo ¿Qué cambios has visto que se hayan producido?

-Muchos, y todos a mejor. Ahora hay mejores medios, pero cuando comenzó la Vuelta a Toledo, cuando yo comencé hace treinta y ocho años, las cosas eran distintas. Siempre hemos tratado de tener equipos nacionales, era algo importante, y lo hemos mantenido.

Faustino está hora, después de coger esa jubilación, como en una nube. Sabe que no se puede dejar el ciclismo del todo y espera poco a poco ir separándose de ese deporte que él adora y que desde pequeño lleva dentro. El toledano es, sin duda, el referente en el mundillo ciclista de Toledo, junto a hombres como el propio Bahamontes, Moisés Alonso, Nemesio Jiménez, Ángel de las Heras, Félix ‘El Biela’, y otros muchos, que por su dedicación al mismo, han conseguido ganarse desde hace años la admiración de los toledanos.

Los que hemos vivido junto a él muchas carreras ciclistas, con todo tipo de anécdotas, sabemos que en Toledo habrá una mayoría que no se crea que pueda dejarlo, y es que han sido muchos años ligado al deporte del pedal.

Ahora que espera tener más tiempo con su familia, espera seguir el deporte desde otro ángulo, como es el de seguidor, porque según nos manifestaba: “Han sido muchos días de trabajo con el ciclismo, y entre el trabajo diario y los fines de semana no había tiempo para dedicárselo a la familia”.

Con esta decisión, seguro que su mujer Pilar se lo agradecerá, aunque tengamos que reconocer que le echaremos en las carreras de la Peña Bahamontes y, sobre todo, con todo aquel que le ha conocido en esta faceta. Le llegó la jubilación, bien merecida por cierto, después de cincuenta y tres años ligado al ciclismo.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados