Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 01:59:06 del 19/09/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
28/06/2018
TEMPORADA 1987/88: TOLEDO 1 – VILLACAÑAS 0.
 
 

TEMPORADA 1987/88: TOLEDO 1 – VILLACAÑAS 0


Toledo y Villacañas sólo pensaron en acabar cuanto antes la Liga

Un inexistente penalti dejó los puntos en casa

Crónica realizada por J. Eloy García Orozco, publicada en el diario “Ya” el 26 de abril de 1988



Floja entrada en el campo Municipal, con 175.000 pesetas de recaudación, en tarde fresca y césped muy cuidado.

Alineaciones

CD Toledo:
Yuste, Carrobles, David, Antoñito (Berrio, m.46), Bermúdez, Plaza, Alejandro, (Pimi, m.69), José Luis, Peña, Garoz y Laguna.

Villacañas: Durán, Gómez, Arroyo, Carlos, Carmona, Pacomio, Toni, Aguado, Tomás, Esteban y Luisito (Casas, m.60)

Árbitro

Galiana Donoso, auxiliado por González Muñoz y Migallón Meldaña. En un partido que no tuvo demasiado que pitar, estuvo en su línea, es decir, mal, confundiéndose con cierta regularidad. En el penalti a favor del Toledo “picó” claramente, porque Plaza se dejó caer por la inercia y no porque Durán le derribara. Tarjetas para los locales Carrobles y Peña, y para el visitante Carlos.

El gol

1-0: minuto 44, balón a Plaza dentro del área, Durán sale a por el balón, que no atrapa, y con la mano toca suavemente una pierna del jugador toledano, que hace el resto para caerse. El árbitro decreta penalti y Bermúdez no falla.

Comentario

Un penalti inexistente decidió un choque que más vale se olvide pronto, y que Toledo y Villacañas demostraron que están cansados, pasados, y sólo desean que se acabe cuanto antes la ya tediosa Liga. Ni los de Calderón ni los de Chufi pusieron empeño por agradar, tras tenerlo todo hecho en el presente campeonato. Ni que el Toledo consiga finalmente la tercera plaza, ni que el Villacañas pueda mejorar su décima posición, les animó para ofrecer algo más que lentitud, desgana en más de un jugador por bando, muchos errores y escasa capacidad para pisar las respectivas áreas contrarias. Todo ello unido, da idea del sopor y aburrimiento que tuvieron que soportar los pacientes espectadores, que estuvieron mucho más pendientes de las evoluciones de Arroyo y Bermúdez y las arbitrariedades del colegiado.

Durante la primera mitad, el juego fue discreto, pobre de recursos y oportunidades y simple en concepción. Tanto uno como otro parecían esperar su oportunidad y luego que corriera el reloj lo más rápido posible para ducharse, cobrar si llegara el caso y disfrutar de lo que restara de domingo. Calderón sorprendía con la demarcación de Laguna de medio centro nato, quedando David y Plaza a su derecha e izquierda, con Alejandro vagabundeando y Garoz sin apenas verlas. Sólo la brega de Peña, que luego llegaría a tener sus “privadas” escaramuzas con Toni, y Bermúdez, parecía mantener la tensión. En el Villacañas, Aguado era el cerebro de su equipo, desde la retaguardia hasta el medio campo toledano, mientras Arroyo demostraba honradez y luchaba hasta los balones perdidos de antemano. Arriba, tanto Toni como Luisito o Tomás andaban más que correr.

La mejor ocasión de todo el partido llegó en el minuto siete, en jugada de ataque local con todo el equipo volcado, un despeje largo y la zaga toledana descolocada y atolondrada, que ve como Toni se marcha solo desde el medio campo hacia el portero Yuste, pero en lugar de marcar, el delantero vio cómo se le echaba encima José Luis y Yuste abortaba su deseo de marcar. Fue un susto gordo, que no volvería a repetirse hasta el minuto veinte, en un disparo que se marchó fuera por poco de Garoz, llegando a la reseñada jugada del penalti.

Y con este panorama entramos en los segundos cuarenta y cinco minutos, que no dieron de sí más que aburrimiento, más tedio y muchas más ganas de acabar por parte de muchos hombres.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados