Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 02:28:47 del 21/08/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
7/06/2018
2003: BAHAMONTES.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

BAHAMONTES


Federico Martín Bahamontes: “Ha sido como si hubiera ganado de nuevo el Tour de Francia”

Entrevista realizada por Francisco J. Rodríguez, publicada en “La Tribuna de Toledo” el 23 de marzo de 2003



Su historial deportivo le ha hecho merecedor de la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo. No necesita presentación alguna: fue el mejor escalador del mundo de los años cincuenta y el primer corredor español en ganar el Tour, en el año 1959, además de conseguir un segundo y un tercer puesto. La difusión de sus grandes éxitos en la carrera francesa y las épicas escaladas en solitario no sólo consiguieron que el ciclismo español irrumpiera con fuerza en la élite mundial sino que, además, se convirtió en modelo a seguir por muchas generaciones de corredores.

Federico Martín Bahamontes (Val de Santo Domingo, 1928), el mítico ‘Águila de Toledo’, poseedor de uno de los mejores palmarés de la historia del ciclismo. Una trayectoria que el pasado viernes fue completada con la entrega, por parte del Rey Don Juan Carlos, de la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo. Se ‘bajó’ de la bicicleta hace ya muchos años, pero nunca ha dejado de estar vinculado al mundo del ciclismo. Sus próximos proyectos: alcanzar la cuarenta edición de la Vuelta a Toledo, y llegar a crear un museo ciclista.

-Sin duda, su historial deportivo le hace merecedor de este galardón.

-He corrido once Tours y tan sólo abandoné en dos. En el resto subí diez veces al podio y tengo uno de los mejores palmarés, pero fue una sorpresa para mí que a la edad que yo tengo se hayan acordado de darme esta medalla y es un honor tenerla. Además, es la que me faltaba, porque ya me dieron la de bronce y la de plata.

-¿Qué se siente al ser reconocido con la máxima distinción en el ámbito deportivo?

-Para ser sincero, cuando me la dieron me sentí como cuando gané el Tour en París, aunque ahora estaba más tranquilo y desahogado, porque estaba muy bien acompañado por el alcalde de Toledo, el delegado y el diputado de deportes. Cosas como éstas son las que se te quedan para siempre, y más que si te la dan a una edad como la mía.

-Su labor en el Tour permitió que el ciclismo español irrumpiera con fuerza en la élite mundial.

-Bueno sí, soy el que más veces ha subido al podio desde que existe el Tour, pero además estuve diecinueve años corriendo, y he estado en doce equipos que he tenido que montar y, sin duda, si todos los deportistas hubieran hecho la labor que yo vengo haciendo por el deporte, éste estaría mucho mejor que en la actualidad. Fíjese, por ejemplo, que cuando la Federación aún no funcionaba me llegaban cartas de países como Marruecos, Polonia o Checoslovaquia para preguntarme si podían venir a correr la Vuelta.

-¿Qué tal se encuentra el ciclismo nacional en la actualidad?

-Si la cantera no se cuida el ciclismo no tiene futuro, y ahora eso no se hace. La mejor labor se desarrolló con Luis Puig, que ha sido el mejor presidente de la Federación, y eso que lo reconozco aunque no nos lleváramos bien.

-Han cambiado muchas cosas desde que usted corría, pero ¿Los deportistas siguen igual?

-Ha cambiado pero a mal, ahora lo primero que piden cuando llegan a un equipo es un médico. Le piden lo que deben de tomar para rendir más y en eso no estoy de acuerdo. A ver si con todo lo que se toma ahora alguno de ellos se llega a una edad como la mía.

-¿Qué opina del ‘doping’?

-Que están equivocados los que recurren a él.

-¿Y quién tiene la culpa?

-Empezando por la Federación, porque tenía que seguir todo eso más de cerca y quitarles a los que dieran positivo la licencia radicalmente, todos los que están engañando a los ciclistas. Muchas veces también los propios padres de los chicos que empiezan en el ciclismo, porque saben que sus hijos toman sustancias y, aún así, juegan con su salud.

-En esos casos ¿El deportista es el engañado?

-No estoy de acuerdo, porque él debe saber cuidarse. Yo me preparaba el bidón y sabía lo que metía: dátiles, pasas, higos… y si cargas más de la cuenta te puede pasar como a Simpson, que se murió. Pero prefiero no hablar del tema porque lo odio.

-Volviendo al galardón ¿Da fuerzas para continuar trabajando por y para el ciclismo?

-Sí, pero también hay que tener en cuenta que yo solo no puedo organizar la Vuelta a Toledo. Este año es la edición treinta y ocho, y me gustaría llegar a la cuarenta. Eso lo voy a intentar y luego decidiré quién la monta.

-¿Y sobre le museo del ciclismo?

-Eso sería un tanto a favor de Toledo, porque vendría muy bien al turismo. Tras la entrega de la medalla lo estuvimos hablando con los políticos y espero poder montarlo rápido, porque llevo tres años pidiéndolo y quiero organizarlo ahora que estoy vivo.

-Pero ¿Sería un museo de ciclismo o de Bahamontes?

-De lo que sea. A mí mientras que haya bicicletas me da absolutamente lo mismo.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados