Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 02:37:03 del 24/10/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
25/01/2018
TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 0 – PEGASO 2.
 
 

TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 0 – PEGASO 2


Dos regalos del árbitro dieron la victoria al Pegaso (0-2)

Uno precedido de mano, otro de penalti riguroso

Desde el minuto treinta y ocho, por expulsión de Ocaña, el Toledo se quedó con diez hombres

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 29 de abril de 1981



En el Municipal de Toledo, en tarde fría y escasa concurrencia, el Pegaso se anotó el triunfo por dos goles a cero –uno en cada tiempo- al derrotar al Toledo, aunque en esta ocasión, y aparte de la conocida inoperancia local, esta derrota no se la mereció el conjunto verde, por los motivos que a continuación explicamos.

Arbitraje

Del señor Ojalvo, que como es habitual en este colegiado empeñado en que siempre se tengan malos recuerdos de él, y que arranca de un Toledo-Alcorcón de hace cinco temporadas, en esta ocasión reeditó su pasada actuación, pues baste decir que de los dos goles que logró el también desdibujado Pegaso, ninguno tuvo que subir al marcador. En el primero, manos claras desde el suelo de Chaves, que por último se hace con el balón y marca. En el otro, Dierking consigue arrebatar el balón a Chaves, desviándolo a corner, pero ante el estupor general, señaló la máxima pena. La bronca del poco público asistente, junto a otros desafortunados lances del ‘trencilla’, fue la constante de este encuentro, y no queremos pensar lo que hubiese sucedido si la ‘suerte’ del Toledo hubiese sido otra distinta en esta temporada, con la abundancia de público que presenciaba anteriores confrontaciones.

Sus errores, aparte de los decisivos de los goles, fueron bien notorios, y siempre contra el ‘flaco’ de la Liga, y esto es lo indignante, y no lo decimos para justificar nada, pues cuando una cosa está bien o mal no tiene vuelta de hoja.

Tarjetas amarillas para Polo, del Toledo, y Juan Pedro, del Pegaso, a ambos por duras entradas con derribo a contrarios en los minutos 31 y 32. En el minuto 38, tarjeta a Ocaña por hacerle una observación, y a continuación, nueva tarjeta al mismo jugador, a quien le había hecho falta y decir ‘algo’, lo que le valió la expulsión del campo.

Alineaciones

CD Pegaso:
Zárraga, Herrero, Chuchi, Rafa, Jesús, Juan Pedro (Real, m.65), Loren, Rossi, Castell, Chaves y Clemente.

CD Toledo: Fernando, Ocaña, César, Manolo, Polo, Michel, Gamboa (Raúl, m.57), Alfredo, Monzón, Dierking y Verdugo.

Goles e incidencias

0-1: 37 minutos de juego, barullo en el área local, con balón que da en las manos de Chaves, sin que se pite la falta. Más barullo, hasta que por fin Chaves tira, y tras dar el balón en el poste derecho de Fernando, se cuela dentro.

0-2: cincuenta minutos, colada de Chaves, al que persigue Dierking, quien consigue desviar el balón cuando el delantero dispara, cayendo ambos jugadores en jugada en que nadie pidió nada, pero ante la sorpresa general, el árbitro señala el punto fatídico, y el mismo goleador camionero se encarga de transformarlo en gol por alto.

Entrega de un banderín del Toledo al Pegaso, que lo hace César a Chaves, más bien por la gentileza tenida en la primera vuelta por los pegasistas, que hicieron lo propio, pues para aclaración a algunos aficionados, no ha sido, ni mucho menos, la primera visita del Pegaso a terreno del Toledo, pues los camioneros se enfrentaron en diversas ocasiones a los verdes, tanto en Palomarejos como en el Carlos III.

Ni siquiera le dejan el honor de una victoria

Está ya visto y comprobado que a pesar de la pero actuación liguera que en el transcurso de todo un largo y dilatado historial está llevando el Toledo –aunque para esta aseveración habría que calibrar varios factores y comparaciones con plantillas precedentes-, no le dejan al ‘pobre chico’ ni tan siquiera tener la más mínima opción de otro triunfo o victoria, que sería la tercera de la campaña. Y en esto, más que las virtudes de sus oponentes, los culpables más directos viene siendo algunos arbitrajes, que a fuerza de tenerlo tan cómodo y facilón con un equipo que difícilmente sabe sacar trucos o acciones antirreglamentarias, se los pagan con desdenes e injusticias, por eso de hacer bueno lo de ‘hacer leña del árbol caído’.

Si, en efecto, la inoperancia rematadora del Toledo es de lo más desesperante que se pueda uno imaginar, y si a esto mezclamos la mala suerte en sus pocas acciones, no se pretende desde aquí otra cosa sino decir que lo que se tengan que ganar los contrarios, sea con claridad y sin ayudas a ultranza.

En esta desdichada temporada varios han sido los equipos que habrán hecho pocos merecimientos, pero que marcaron sus goles en aprovechamiento derivados en su totalidad por la visones del conjunto, y se ha digerido todo con la absoluta normalidad y tranquilidad que dimana de la deportividad que acompaña, o debe acompañar, a todo encuentro, pero que aun equipo superior en todo al ‘novato’ se le obsequie por caprichosas decisiones con goles que no deben ser nunca legales, por sus formas de producirse, clama de lo lindo, aunque como en esta ocasión, y parodiando al castizo de turno, ‘lo mismo da veinte que ochenta’.

Pero al equipo que lo tiene todo perdido y que se caracteriza por su honorífica deportividad, no se le debe hacer esto nunca, ¡señor Ojalvo!, aunque confiamos, que al igual que a muchos de sus colegas, en alguna que otra ocasión le podamos catalogar de mejor guisa que en su poca lucida actuación del Municipal, ante una caricatura de lo que en tiempos pasados ha sido el Toledo.

Pero digamos algo ya del encuentro en sí, en donde el Toledo, superados los minutos iniciales del incesante acosos del Pegaso, consigue llegar al área de Zárraga, y en primorosa jugada del pundonoroso Manolo, que sigue con centro de Verdugo y tremendo chutazo de Alfredo, el guardameta se las ve y se las desea para despejar cuando ya se cantaba el gol. Ocasión clara, que no quiere terminar en las redes, y anima en algo al conjunto de casa, sin que se vea para nada al tímido y encogido Pegaso, que inquieta poco, supeditándolo todo al veterano Chaves. Ocaña realiza una buena colada por la derecha, y su centro es rematado por Monzón, pero el balón no entra por poco.

Como estas dos ocasiones no significan nada para su portal, el Pegaso se estira algo más, pero la imprecisión en sus disparos es la nota que nos dejan apuntar, y aunque Chaves inaugura el marcador, su firma y realización es totalmente antirreglamentaria y nada dice a favor de su equipo, y menos del colegiado que lo concede, que para colmo, en algunas ocasiones en que sus auxiliares le señalan algún que otro fuera de juego, los confunde con faltas en contra del marco de Fernando, aunque el balón diera en el mismo pecho del defensor toledano. Cierto y riguroso y nada inventado.

Y extraña, a continuación del ilegal gol de Chaves, la expulsión de Ocaña –nos confesaba el deportivo jugador de Durango, ganador e varias ocasiones de toda clase de premios a la deportividad, que cuando le hicieron la falta a él y se tiró al suelo su infractor, solamente dijo que no era así, y por eso, terminó el jugador, me expulsó-.

Pero, aparte del ‘handicap’ de diez jugadores y un gol en contra, a los cinco minutos del segundo periodo, el penalti de su manga, y ya poca opción le daba al conjunto local, que aunque con todo su entusiasmo, y llegando más allá de lo que son sus escasos poderes, no pudo acortar diferencias, y lo improperios sí que llovían sobre el árbitro cada vez que se aproximaba al lugar que estaba algo más ‘agrupado’ del público.

Ya cuatro son los encuentros que restan, de los que en campo propio serán ante el Arganda y Guadalajara, y fuera en Pinto y Aranjuez. Finalicemos ya estas cuatro jornadas en todos los aspectos, pues también debe de sonar a victoria estos cumplimientos cuando ya estaba todo perdido desde hace muchísimo tiempo, y nuestro particular reconocimiento a los que, al menos, no abandonan a la zozobrante nave verde.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados