Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 15:31:51 del 23/07/2018

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
8/01/2018
TEMPORADA 1980/81: PARLA 3 - TOLEDO 1.
 
 

TEMPORADA 1980/81: PARLA 3 - TOLEDO 1


El Parla derrotó al Toledo en los diez minutos finales (3-1)

El gozo en un pozo, y la historia se repite

El Toledo abrió el marcador y se mostró peligroso en los contragolpes de Verdugo y José Luis

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 25 de marzo de 1981



En el ‘Polideportivo Municipal’ de Parla, se enfrentaron en encuentro de Liga los propietarios del terreno y el Toledo, que tras haberse llegado al descanso con el marcador inalterable, se impuso en la segunda parte el conjunto local por tres goles a uno.

Arbitraje

Del colegiado castellano señor García Aranda, auxiliado por Santamaría Aniceto y Del Campo Sánchez. Sin complicaciones ni titubeos, no dudando en señalar penalti contra el marco de Olivares, cuando un defensor sujetó a José Luis, aunque el público quedase paralizado y sin saber lo sucedido, pero en su honor, ningún jugador del Parla le protestó su decisión. No mostró cartulina alguna, y si es cierto que los jugadores colaboraron en la limpieza del espectáculo, también lo es que él no las ‘provocó’ tampoco.

Alineaciones

CD Toledo:
Samperio, Ocaña, Polo, Manolo, Cote, César, José Luis, Alfredo, Monzón, Dierking y Verdugo.

AD Parla: Olivares, Lázaro, Virtus, Dorado, Calles, Benítez (Juanito, m.85), Pepito, Díaz (Juan Antonio, m.85), Becerra, Alvarado y Mateo.

Goles e incidencias

0-1: minuto 46 y, por consiguiente, primer ataque del Toledo en la segunda parte contra el marco de Olivares, en donde un defensa sujeta a José Luis dentro del área. Penalti, que lanzó Monzón, y aunque a puto está de detener el guardameta, el balón, por último, entra en la red.

1-1: minuto 53, falta desde la izquierda sobre el portal verde, con una gran muralla de jugadores frente a Samperio, cabeceando Dorado y significando el empate en el marcador.

2-1: 80 minutos, disparo lejano de Alvarado, que ante la sorpresa general y tras rebotar en un poste, da en el rostro del desafortunado Samperio y se cuela dentro de la red.

3-1: tres minutos después, Manolo, por intentar un innecesario regate, da lugar a que Alvarado le ‘robe’ el balón, cediéndoselo al desmarcado Pepito, que no tiene que hacer nada más que empujar a la red.

Mañana fría y de fuerte ventarrón, que en los espacios libres del campo, hizo refugiarse a muchos espectadores dentro de sus propios vehículos, desde donde siguieron las incidencias del juego, que en todo momento fue muy disputado, pero de absoluta limpieza y corrección. Buena acogida al Toledo, en si primera visita oficial a Parla, con toda clase de atenciones y facilidades por parte de los directivos madrileños.

Otra vez con la miel en los labios

Nada, que está visto y comprobado que en esta campaña no vamos a recibir ni la siempre grata alegría de un triunfo a domicilio, aunque por varias ocasiones se ha rozado ya el mismo, y ya entra casi de lleno en ese hipotético misterio de lo irreal del fútbol, pues si se aguanta bien, y hasta estoicamente, el noventa y cinco por ciento del encuentro, luego, en el porcentaje menor, vienen los goles y todo se queda en nada.

Así ha vuelto ha suceder en la desapacible y ventosa mañana de Parla, en donde el fenómeno viento fue el principal enemigo y protagonista del encuentro, contra el que lucharon con un ejemplar espíritu y hombría los contendientes de ambos equipos, y si fútbol-fútbol no se podía practicar, sí se perseguían con ahínco y coraje todos los balones, y el Toledo, en esta primera mitad con el ‘huracán’ a su favor, frenaba todos los ataques del Parla, y lanzaba a sus jóvenes delanteros hacia el marco de Olivares, pero el balón sale rozando peligrosamente uno de sus palos.

Samperio se luce en varios lances, y es lástima que este muchacho, que realiza grandes paradones, tenga sus minutos malo, en uno de los cuales le llegó su segundo gol encajado, cuando el lejano disparo nada hacía temer, aunque esto llegaba ya con los minutos finales del encuentro.

Con marcaje férreo y sin dejar evolucionar al contrario, todo por los cauces más deportivos, como demuestra el que no se exhibiera tarjeta alguna, se llega al descanso, sin que el marcador se hubiese movido para ninguno de los equipos.

Cuando se esperaba la oleada local, ahora con el viento a favor, es el Toledo el que paraliza al conjunto de Caturla, y Monzón inaugura el marcador por medio de ese penalti que adelanta a los verdes de Martín Rodríguez.

Por unos minutos se saborea el tanto, y Samperio realiza una extraordinaria parada, cuando el balón se colaba por toda la escuadra, a disparo de Becerra, si bien no tarda en llegar el tanto de la igualada, en una falta de esas en donde el conjunto verde viene cosechando tantos goles en sus redes.

Pero con el uno a uno se mantiene el tipo, y las galopadas de Verdugo inquietan a la retaguardia local, que teme que en una de las mismas pueda llegar el segundo gol del Toledo, que desgraciadamente para sus colores no sucedería así, porque a falta de diez minutos, y tras haber quedado lesionado César con anterioridad en jugada que salva el gol, el mismo llega de la forma más inesperada y sorprendente, pero que hace temblar el ‘Polideportivo’ de Parla, pues el conjunto local se adelantaba por fin en el marcador.

Después, lo de siempre, y un inocente regate de Manolo da origen al tercer y último gol, que no era justo, cuando al menos el Toledo, por su tenaz resistencia anterior, se había hecho acreedor al menos al empate, pero díganle esto al ‘astro rey’ y terminaremos sin conocer su verdadera respuesta.

Y así, de esta forma, otro regreso desafortunado, cuando la siempre rica miel nos había hecho olvidar, en esta ocasión, los sinsabores de la desapacible mañana, pero en esta forja deportiva, ya sabíamos de sobre que nos teníamos que curtir hasta el máximo en esta temporada, donde a pesar de los pesares, y que nuestro corazoncito también sabe latir y padecer, cumplimos con nuestra labor informativa, y ayer, hoy y mañana, muestra opinión de lo acontecido es lo que a uno le gusta, no lo que puedan decir –aunque siempre respetable- los demás y a toro pasado.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados