Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 23:05:23 del 24/11/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
26/10/2017
TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 0 – ALCOBENDAS 2.
 
 

TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 0 – ALCOBENDAS 2


Lo glorioso será permanecer en Tercera

Nueva derrota del Toledo en su campo (0-2)

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 26 de noviembre de 1980



En el Municipal de Toledo, con floja entrada y que salvó en algo la afluencia visitante, se disputó el encuentro correspondiente a la duodécima jornada de Liga entre el Toledo y el Alcobendas, con victoria de los forasteros por dos goles a cero, que lograron uno en cada parte.

Arbitraje

El colegiado castellano señor García Gómez, auxiliado por Espinar y González. No estuvo bien la dirección, pues le acompañaron bastantes errores y pocas veces supo interpretar la ley de la ventaja, al mismo tiempo que nada quiso saber en algunas faltas conflictivas dentro del área. Primero, al no señalar el claro fuera de juego de un delantero madrileño y dejarle seguir con el balón, arrebatado en claro penalti, no señalando nada. Después, en un par de ocasiones en que, en las postrimerías del encuentro, el desesperante Toledo buscaba algo para su casillero, y señalando un claro derribo a Manolo fuera del área, cuando se cometió dentro, si bien, y en honor a la verdad, el Toledo no mereció triunfo alguno.

Alineaciones

AD Alcobendas:
Tomás, Fernández, Rivas (Calero, m.80), Merinero, López, Mariano, José Manuel, Mejías, Chaves, Serrano y Mera (Baudilio, m.31)

CD Toledo: Samperio, Ocaña, Polo, Manolo, Alfredo, César, Díaz, Dierking (Javi Pérez, m.46), Medina, Gabriel (Casado, m.46) y Verdugo.

Goles e incidencias

0-1: cinco minutos, falta que comete la defensa verde cercana al área, encargándose de su ejecución Mejías, que salva la barrera y la estirada de Samperio, legando el balón a las mallas.

0-2: 48 minutos, calco del anterior gol, con el mismo protagonista, que se encarga de lanzar el balón, terminando en la red, en esta ocasión, ante la sorpresa del estático Samperio.

Siete saques de esquinas lanzó el Toledo sobre el portal del casi inédito Tomás, por tres del Alcobendas ante el de Samperio. Al final, acongojante decepción entre los escasos aficionados locales, que un domingo más ven cómo su equipo es derrotado en el terreno de juego, y lo que es peor, no se vislumbran mejorías para poder aspirar a algo mejor.

De aquí a la Regional, un pasito

No es mi deseo el quebrantar voluntades algunas, y muchísimo menos, como a cada uno nos pueda caracterizar nuestra norma de trabajo, el de poder desanimar a nadie y hacer leña del árbol caído, que sabido es está bastante lejano de mi forma de ser.

Conozco al dedillo y palmo a palmo las dificultades en las que se viene desenvolviendo el club, con el entusiasmo y agotador trabajo de sus dirigentes, y nada digamos del ‘mister’, del que nos consta y sabemos las pocas horas de reparador sueño que habrá disfrutado desde que comenzó a rodar la bola liguera de la presente edición.

Todos, desde los mismo técnicos, directivos, aficionados y medios informativos, somos conscientes de lo que se nos venía encima esta temporada, a la vista de los sucedidos pasados, y de la loable y meritoria labor de intentar al mismo tiempo de salvar la situación económica y deportiva, el de promocionar la cantera, en esa fase parcial que se llevó a cabo el verano pasado, aún a sabiendas de que tendría que ser un verdadero milagro el que a las primeras de cambio pudiera fructificar.

Así, con paciencia y reconocimiento, se han venido tolerando los primeros compases de la Liga, máxime cuando en sus primeros encuentros al Toledo le correspondió el peor calendario, frente a los mejores equipos: Leganés, Alcorcón, Manchego, Valdepeñas, Moscardó…, pero después, en sus enfrentamientos con los de más baja entidad, se ha venido demostrando una carencia absoluta de poder medirse con mejores garantías, a pesar de que en algunos encuentros, como en Valdemoro, Ciempozuelos y hasta Carabanchel, se pudo haber logrado algo positivo, y nada digamos en sus anteriores confrontaciones caseras frente al Conquense y al mismo Parla.

Pero la Liga sigue y cada vez más difícil, y por consiguiente, los resultados apabullan hasta a los más optimistas, que optan por no aparecer ni siquiera por el Municipal. La situación económica no es buena, como se pueden figurar, y aunque se necesita como el respirar el reforzar la línea atacante preferentemente, lo mismo se debe de considerar en un supremo esfuerzo, pues el querer continuar con el mismo sistema, ya se está viendo que nada de positivo aporta, y domingo a domingo se hace más alarmante la carencia y entidad de los encargados de meter goles, y si por el contrario se comienza encajando uno más, el resultado adverso ya no hay quien lo pueda salvar.

Por eso, como estamos al tanto de las cosas, el descenso que vemos es cada vez más pronunciado, y la ‘meta’ se llamará Regional, de la que después tanto cuesta salir de la misma.

Y tras este prólogo, digamos algo del encuentro, frío y abúlico por esa falta de aciertos rematadores del histórico equipo.

Dos goles en contra de las mismas características

Poco había realizado el Toledo y el mismo Alcobendas cuando, para desgracia de los verdes, llegó el primer tanto de los visitantes, en falta que, ejecutada por Mejías, llegaba al fondo de la red, sin que barrera y guardameta pudieran evitarlo.

Con el ‘handicap’ del gol y esa imperiosa necesidad de neutralizarlo, se ponen en evidencia los fallos o falta de sitio de los atacantes verdes, pues ni Díaz, en su posición de extremo, ni Median de ariete, como la del novel Verdugo, hacían inquietar lo más mínimo a la zaga madrileña, que sin grandes alardes de equipo, juegan a un aire cómodo y sin grandes complicaciones, pues la que tuvieron en el minuto 25, como consecuencia del primer saque de esquina del Toledo y posterior remate de cabeza de Alfredo, la salvó en la misma raya el defensa Rivas, y poco después la gran jugada de Polo, arrancando desde su propia defensa y sirviendo a Verdugo para que éste tire, pero lo hace fuera, en las dos únicas ocasiones de ‘algo’ que en esta primera parte tuvieron los ‘artilleros’ verdes, mal alimentados por Dierking y Gabriel, en muy baja forma de juego.

En la continuación, con los dos cambios efectuados, el de Javi Pérez y Casado, no daría tiempo a saber si serían efectivos, pues el segundo gol, en el ‘Don Tancredo’ que hizo Samperio, ya casi de antemano sentenciaba el encuentro pues, por el contrario, era el Alcobendas el que creaba ahora las más sueltas sensaciones de peligro, y Ocaña, por dos veces casi consecutivas, tiene que salvar el gol, cuando el balón ya llevaba el camino de las redes del hoy poco afortunado Samperio, a pesar de su no intensivo trabajo.

Y así, con algún que otro desesperado intento por acortar distancias, que corría a cargo del combativo Manolo, que parece del todo recuperado y ésta fue la mejor nota, se va consumiendo en encuentro, que ya vería su final con ese cero a dos en contra, que supone otros dos negativos en la cuenta deuda del Toledo, al que ya con parches o sin ellos, le va a costar más sudores si es que logra salvarse, y a nosotros, en primera persona, es obvio decir que cuánto nos gustaría esto último.

Y pocas notas tenemos ya en nuestro cuaderno para sacar otras deducciones, pues por lamentable que pueda ser, con decir que en el Toledo no existen nada más que seis o siete jugadores que puedan luchar en la Tercera División, creemos que está dicho todo, y en donde en este último domingo, ante un Calero Celoso, aunque superior a los verdes, ha hecho a los vencedores algo más que regulares de lo que en esencia son, pero que se llevan dos puntos principales y al de aquí lo dejan con el ‘farolillo rojo’.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados