Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 06:11:26 del 23/10/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
5/10/2017
TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 2 – SAN FERNANDO 1.
 
 

TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 2 – SAN FERNANDO 1


Primera victoria de la temporada (2-1): en el minuto 88, el marcador (0-1), le era desfavorable

Raúl y Medina echaron por tierra la excesiva confianza del San Fernando

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 15 de octubre de 1980



En el Municipal toledano, en tarde soleada, con algo aproximado a la media entrada normal, se disputó la sexta jornada de Liga entre el Toledo y el San Fernando, con triunfo de los locales por dos goles a uno, que se lograron en la segunda mitad.

Arbitraje

Del colegiado castellano señor Blaya Lorenzo, que no dejó contentos ni a blancos ni a verdes. A los primeros, por su derrota final, y a los segundos, por el gol visitante, que en evidente fuera de juego de su autor dio validez, y dejó sin sancionar, al menos, un claro penalti de los dos o tres que se le reclamaron. Amonestó verbalmente a todo el banquillo del Toledo, cuando se le reclamó unas claras manos de un jugador visitante, y mostró las amarillas a los también visitantes, Losada, por desplazar el balón en una falta, y a Moreno, por derribo a Díaz. En resumen, ni fu ni fa, en lo que se puede incluir a sus auxiliares, y esto al margen del resultado que se pueda producir, es siempre nefasto para el popular deporte.

Alineaciones

CD San Fernando:
Morata, Sedeño, Zazo, Martínez, Luis Miguel, Losada, Blanco, Anadón, Moreno (Alcolea, m.90), Novella (Celis, m.57) y Del Pino.

CD Toledo: Samperio, Ocaña, Aroca, Alfredo, Cote (Enrique, m.46), César (Medina, m.80), Díaz, Javi Pérez, Raúl, Gabriel y Rayuela.

Goles e incidencias

0-1: catorce minutos de la segunda parte, balón que llega al recién incorporado Celis, en claro fuera de juego sin señalar, a pesar de las protestas del público y posterior de los jugadores locales, y su disparo es despejado en primera instancia por Samperio, pero no puede impedir el posterior, que llega de esta forma al fondo de la red. Bronca para el trío arbitral, pero el 0-1 sube al marcador.

1-1: a falta de un minuto del tiempo reglamentario –Blaya Lorenzo prolongó el encuentro tres minutos más- falta que se comete ante Medina, también recién incorporado al terreno de juego, y que se encarga de sacar el mismo jugador desde la izquierda, en donde surge la cabeza de Raúl, que se anticipa a Morata y su defensa y significa el tanto del empate en el marcador.

2-1: noventa minutos, y en plena euforia por el tanto logrado, jugada calcada a la anterior, con el mismo protagonista en el galveño Medina, que es trabado en su acción. Ejecuta la misma y desde la misma posición a la anterior, con raro efecto, y Losada, estorbado y acosado por Raúl y Rayuela, despeja con tan mala fortuna, que se cuela dentro de su propio marco, ante la sorpresa de Morata y todo el bloque del San Fernando dentro de su misma parcela. Emoción y delirio en el campo verde y graderíos, pues inesperadamente significaba el primer triunfo del Toledo en la presente Liga, y ya con cuatro puntos en su casillero, y tres goles, ha dejado la orfandad deportiva.

Antes de dar comienzo el encuentro, con los jugadores verdes luciendo brazaletes negros, se guardó un minuto de silencio por la reciente desgracia familiar sufrida por el auxiliar cuidador, José Núñez Jaime, a quien acompañamos en su dolor en tan críticos momentos para el buen amigo.

Siete saques de esquina botó el Toledo sobre el portal de Morata, por cuatro del San Fernando sobre el de Samperio.

El San Fernando, equipo que no da lugar al lucimiento

Y con este titular anterior, creemos reflejar mejor la realidad de lo acontecido en el terreno de juego del Municipal, pues si a un equipo que no da opción a florituras adversarias, pegajoso y sin arriesgar –ya lo demostró en la Copa del Rey- no podremos tener otro resultado que un juego deslucido, pues a los muchachos de Martín Rodríguez, bueno será reiterarnos en comentarnos anteriores, no se les puede pedir, y menos exigir, una técnica depurada, que desde luego y en honor de la verdad y antes de que nadie pueda saltar, suplen con unas envidiables condiciones físicas, armas, que unidas a otras estrategias futbolísticas, puede que le hayan dado el triunfo final, que a dos minutos nadie creía, ni tan siquiera en al igualada, demostrándose con esto que los partidos duran noventa minutos, más el suplemento que los colegiados suelen ya adoptar con más frecuencia, por eso de las tontas e innecesarias pérdidas de tiempo.

No, no era bueno el juego que estábamos presenciando en esta primera mitad, en donde nuestros acompañantes de localidad, don Antonio Gómez, delegado provincial de Hacienda, y don Fernando Pastor, presidente del San Fernando, no lo estaban pasando nada bien, si bien al rector del ‘Real Sitio’ le era favorable para su ‘haber’ el desarrollo del encuentro.

Ocasiones en esta fase para el Toledo, como ese disparo de Gabriel, que encuentra a Morata y sus piernas y se conjura el peligro para el guardameta madrileño. Los pases son imprecisos y carentes de esas ‘caricias’ que deben prodigarse, en ocasiones, al balón, por lo que sin mayores incidencias de juego, es mejor dejar pasar este tiempo y esperar mejores perspectivas para la continuación.

Gol en contra, pero sin desmoralización

Con el cambio de Enrique por Cote, más hombre de marcaje para los partidos visitantes que hombre ofensivo en los locales, se inicia la segunda parte, en donde Javi Pérez, poco afortunado en los primeros cuarenta y cinco minutos, se hace con su parcela, bien apoyado por un Chechu Ocaña, hombre de admirable pundonor, que en otra prueba más de su profesionalidad –aunque esta temporada todos sus compañeros sean ‘amateur’- si caemos en la cuenta de que no había decisión sobre el campo adversario, surgiendo con más precisión que nunca Javier Díaz, el chico de La Puebla de Montalbán, que inicia sus correrías por la banda derecha y tiene fuella para bajar en la ayuda de su defensa. Admirable este muchacho, ‘diamante’ que se va puliendo, y en un centro suyo, el ovetense Raúl a punto está de batir a Morata, pero extrañamente, cuando el balón parece colarse en la red, sale a corner, en falta que muchos nos aseguraban después, le había cometido Morata. Ante este fallo, más óptico que real, algún sector empieza a impacientarse y acusar al debutante de que el corpulento jugador pueda dar más o menos de sí, que se precisa la compenetración con sus nuevos compañeros, y que lleva bastantes meses, por eso de su servicio militar, sin adquirir esa condición física indispensable para mejores empresas. Esperemos un poco más con este muchacho, que se quiera o no, tuvo su gran parte de gracia en los goles conseguidos, primero rematando de cabeza el gol del empate, y después, estorbando la acción –reglamentaria, claro- del defensor del San Fernando, que coló en propia meta el tanto de la victoria toledana.

Pero no adelantemos acontecimientos, pues antes el panorama se había puesto difícil, con el ilegal gol del conjunto de Beltrán, en claro fuera de juego de Celis pero que subía al marcador.

Pero aquí el radiante milagro del rodaje que se va adquiriendo, en forma de que en lugar de apagarse y desmoralizarse, el Toledo se estira y busca con rabia y fe igualar el marcador, aunque a punto estuvo en este afán de haber encajado su segundo gol, cuando Losada, en disparo casi a placer, fusilaba a Samperio, pero el joven guardameta desviaba al poste, y el posterior remate ya sin efecto y sin llegar a puerta, era invalidado por fuera de juego de Blanco.

Medina, a falta de diez minutos, por César

Ya se estaba llegando o rozando a las postrimerías del encuentro, cuando el ‘mister’ toledano se decide a buscar la baza de igualar o perder por más tanteo, sustituyendo a un defensa, César, por un delantero, Medina, y ya creo que fue afortunada, pues el galveño, nada más pisar el césped, creó una buena situación de peligro que fue despejada por un defensor con la mano, sin que el colegiado quisiera saber nada del claro penalti.

El sino parecía el del sufrimiento, sin merecerlo, pues el contrario no estaba haciendo nada del otro jueves, y otros dos negativos parecían casi seguros, cuando el trotón y voluntarioso Medina, escorado por la izquierda, es objeto de falta, en casi semi-corner, que ejecuta él mismo y el poco afortunado Raúl, hasta ese momento, conecta su cabeza y el balón al fondo de las mallas. El San Fernando hace su segundo cambio, por eso de que el reloj señala ya los casi noventa minutos de juego, pero existe fortuna y nueva falta, parecida a la anterior, con el mismo protagonista y Losada, nervioso por la presión de Raúl y Rayuela –en estos últimos minutos en su verdadero puesto de ariete- le hacen incrustar el balón dentro de su propia red, aunque el tanto, uno se lo adjudicaría al meritorio Medina, que saltó al terreno de juego con buen pie y fortuna.

Dos puntos vitales, por muchas significaciones representativas del momento actual del histórico equipo verde, y que pueden servir de base para una fuerte moral a tenor de los efectivos jóvenes que integran su plantilla, que de momento y por algunas jornadas, es posible que no puedan contar con el refuerzo eibarrés de Javi Pérez, que este último lunes se ha incorporado al servicio militar, que cumplirá en Colmenar. Una vez cumplido su periodo de campamento y jura de bandera correspondiente, retornará de nuevo al Toledo, para cumplir la temporada al completo.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados