Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 06:12:48 del 23/10/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
11/09/2017
TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 0 – LEGANÉS 0.
 
 

TEMPORADA 1980/81: TOLEDO 0 – LEGANÉS 0


Toledo y Leganés lucharon bravamente: se empezó la Liga con tremendos deseos de superación

La ilusión y el esfuerzo superaron al llamado buen juego y tecnicismo visitante, bajo un calor de agobio

Crónica realizada por Ángel Friginal, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 10 de septiembre de 1980



En el campo Municipal, con entrada superior a pasadas temporadas, se enfrentaron en el encuentro inaugural de Liga el Toledo y el Leganés, cuyo encuentro finalizó con el resultado de empate a cero goles en el marcador.

Árbitro

Dirigió el partido el colegiado castellano señor Rojo Díez, auxiliado por Pinilla y Portillo. Aunque siempre complicado en eso de poder satisfacer a ambas partes, no estuvo mal el señor Rojo Díez, y si en algunas tarjetas mostró excesiva rigurosidad, sería, sin duda, por ese no querer que se le fuera el encuentro de las manos. Los tarjeteados fueron Salagre, por derribo a Carlos, Dierking, por juego peligroso, Cruz, por entrada con derribo a Rayuela, y a César, por otra causa, creemos que por ‘dialogar’.

Alineaciones

CD Leganés:
Aymerich, Cruz, Sánchez, José Antonio, Herrero, Salagre (Chema, m.67), Moreno I, Antonio, Moris (Félix, m.85), Carlos y Moreno II.

CD Toledo: Del Río, Ocaña, Enrique, Alfredo, Carlos (Gamboa, m.80), César, Medina, Dierking, Javier Díaz, Gabriel y Rayuela.

Incidencias

Buen ambiente en los graderíos en estos inicios, y satisfacción en los rostros de los incondicionales del club verde, pues tras los graves temores que hacían temer por la supervivencia del equipo. Ovaciones en la salida al terreno de juego de los equipos, primero el Leganés, y a continuación el Toledo. Se lanzaron el transcurso del encuentro ocho saques de esquina contra el portal de Del Río, por dos contra el de Aymerich. Al final, convencimiento en las dos aficiones por el reparto de puntos, pues de Leganés se desplazaron numerosos aficionados.

Técnica contra juventud, con calor por medio

Ya desde el principio, y como era de esperar, se ve que el Leganés, poseedor de una más depurada técnica, se podría hacer mejor con las riendas del encuentro, e inclinarlo a su favor, pues el Toledo, con la obligada ausencia del ya recuperado Aroca, por sanción de un encuentro que le correspondía de la anterior Liga, tuvo que incrustar en las líneas de retaguardia a Enrique, hombre que se desenvuelve mejor en el puesto suyo habitual de centrocampista, misiones éstas que tuvieron el jovencísimo Carlos, y sus paisanos, el infatigable Gabriel y el habilidoso Dierking.

Con los minutos de tanteo y sin mayores peligros para ambas puertas, se cumple el primer cuarto de hora, y Del Río se ve comprometido, pero el remate del delantero blanquiazul se va fuera. Dos minutos después, colada de Javier Díaz, que cede a Rayuela, quien dispara, luciéndose Aymerich.

El fuerte calor se deja ya sentir en el rectángulo de juego, pues si para los asistentes era de por sí ya un infierno la terrible hoguera del Municipal, figúrense cómo sería para unos hombres que luchaban con todas sus energías, pues contra la técnica y mejor oficio visitante, no existía otra fórmula que oponer que ese estar siempre encima del rival y no darle respiro alguno para que organizase sus ofensivas. Alfredo, en estas postrimerías de la primera parte, salva despejando a corner el serio peligro, y Medina necesita los cuidados de Juan José y Núñez, actuales masajistas y cuidador del equipo, en entrada que le había hecho Herrero.

Pero el cero a cero es inalterable al término de los primeros cuarenta y cinco minutos, y en la reanudación se ve en los primeros minutos a un Leganés que se lanza más resueltamente hacia los dominios de Del Río, pero la contundencia de César, colocación de Enrique, veteranía de Ocaña, y la pujanza de Alfred, hace muy difícil el camino hacia Del Río, que se lucirá en decisivas jugadas, aunque en otras algo de pasividad le pudo costar algún disgusto serio.

En el minuto cincuenta y cinco, cabezazo de Media, que salva un defensa cuando el balón llevaba el marchamo de gol. Poco después, aplausos en un disparo de Dierking, que neutraliza el guardameta madrileño. Los jugadores acusan ostensiblemente el infernal calor, y en los minutos 28 y 30 de esta fase, Del Río salva, primero con el pie y después despejando con las manos, lo que parecían goles del Leganés. Gamboa entra por Carlos. En el Leganés ya se había producido el cambio de Chema por Salagre y, Aymerich, en falta ejecutada por Enrique, salva a su equipo, pues el buen disparo del defensa verde salvó limpiamente la barrera. Moris, el cerebral jugador visitante, ya no puede más, y cede su lugar a Félix.

Faltan tan sólo dos minutos para el final, cuando la explosión de júbilo a punto estuvo de producirse, y todo se había realizado estupendamente, desde el pase de Medina a Rayuela, y hasta el fuerte disparo del valiente Rayuela, pero le salió el trallazo un poquitín desviado, y la estirada de Aymerich hubiera sido del todo innecesaria.

Y ya sin más tiempo por delante, se llega al final, en donde es aleccionador que el público aplaudió a sus jugadores, y a nadie vimos con la desilusión de otras pasadas jornadas, pues los muchachos se habían batido el cobre, y a este experimental Toledo no habrá que perderlo de vista.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados