Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 01:32:23 del 24/09/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
26/06/2017
TEMPORADA 1991/92: TOLEDO 1 – MÁRMOL MACAEL 1.
 
 

TEMPORADA 1991/92: TOLEDO 1 – MÁRMOL MACAEL 1


Al Toledo le faltó resolutividad

Comenzó el ‘play- off’ tropezando ante un Macael bien plantado

Crónica realizada por J. Eloy García Orozco, publicada en el diario “Ya” el 1 de junio de 1992



Municipal Salto del Caballo. Primer partido del ‘play-off’ de ascenso a Segunda B. Más de media entrada. Césped en buen estado, aunque resbaladizo. Tarde noche agradable. En los últimos minutos llovió. Luz artificial desde el minuto 32.

Alineaciones

CD Toledo:
Villalvilla, Gabi, Luisito (Pedrete, m.74), Cano, Lolo, Pedro Díaz, Luis Castro, Dani, Paniagua, Moreiras y Pardina.

Mármol Macael: Bernal, Peque, Macanás (Tinas, m.76), Gil, Navarro, Chuso, Prieto, Cisco, Miguel (Cordero, m.27), Quico Aranda y Carlos Santiago.

Árbitro

Piriz Márquez, ayudado por Núñez López y Méndez Núñez, del colegio extremeño. Muy meticuloso, sobre todo en la muestra de cartulinas, apartado en el que perjudicó más al Macael. En la segunda mitad tuvo detalles subliminales de casero. Tarjetas para Gabi, Moreiras, Pardina, Bernal, Tinas y Quico Aranda. Expulsó a Cordero, en el minuto 60, por doble tarjeta.

Goles

0-1, minuto 53: jugada individual de Carlos Santiago, que deja el balón muerto para que Cordero, de gran zurdazo, supere de tiro raso a Villalvilla.

1-1, minuto 77: disparo de Moreiras, que rechaza Bernal, y Pedrete, muy atento y en su sitio, fusila a la red.

Comentario

El CD Toledo no comenzó con buen pie el ‘play-off’, aunque en todo momento tuvo puesto el ‘mono de trabajo’, y lo único que le faltó fue resolutividad en la primera parte, porque cuando le llegó el gol e contra, en la única aproximación seria visitante, en la reanudación se puso ‘histérico’, y con más corazón que cabeza, el eterno suplente Pedrete encontró el rechace que salvó los muebles a su equipo, que navegaba directo al ‘abismo’.

Los locales realizaron un fabuloso desgaste desde el pitido inicial. Puso cerco a la meta de Bernal, con Moreiras de organizador y Dani de galvanizador, pero el Macael no concedía un respiro, y bien armado atrás, ralentizando el juego, taponaba las vías, sobre todo la izquierda, donde el ‘cerebro’ carga en exceso el juego. El Macael comenzó con dos puntas -Quico Aranda y Carlos Santiago- pero pronto se quedó solo el segundo, ya que Aranda se encargó de entorpecer más las circulaciones locales en la franja ancha al estar su capitán, Cisco, con Luis Castro de ‘secante’.

Precisamente Luis Castro dio el primer aviso, en un zurdazo en el minuto once, que abrió las ansias de gol, y puso en boca de gol a Lolo un minuto más tarde, pero el talaverano, con su pierna mala, lo malogró, y éste mismo no llegaría, en el minuto 27, a un centro de Paniagua. Éste, en el minuto 40, cabeceó un servicio de Dani, pero se marchó fuera. Lolo volvió a malograr, en el minuto 43, un gran pase al hueco de Moreiras por no ser zurdo, y Luis Castro, acabando este periodo, no precisó un servicio de Pardina.

Los locales debieron dejar sentenciado el choque. No fue así y lo pudieron pagar más caro, porque nada más reiniciarse el juego, el Macael se puso con ventaja en un claro contragolpe llevado por Carlos Santiago y culminado por Cordero. La tensión y nervios en el equipo, transmitida a las gradas, se puso más de manifiesto cuando un minuto más tarde Carlos Santiago mandó un disparo que puso los pelos de punta, ya que no había hecho ningún desgaste, sino defensivo, e iba por delante en el marcador.

La rabieta local se acrecentó con el paso de los minutos, y con ello la dureza. El tiempo corría y no había forma de igualar. Un tiro de Luis Castro, en el minuto 75, al que metió la mano Bernal para que el travesaño lo repeliera, fue el preludio al empate, cuando sólo existía el discriminado bombeo de balones en busca de que ‘sonara la flauta’. Pedrete, quién si no, fue el salvador.

El Macael, físicamente hundido, con inferioridad numérica, agotó sus recursos para no llorar cuando sólo había reído encontrándose la panacea en forma de ‘globos’. Un mal inicio no es sinónimo de peor final. Un tropiezo no significa perder la carrera, aunque habrá que quitar la excesiva adrenalina que existe, y para ello hará falta tomar menos pastillas y darse más paseos y tomar aire vivificador.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados