Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 23:09:14 del 24/11/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
25/05/2017
1992: EMILIO CRUZ.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

EMILIO CRUZ


Emilio Cruz, entrenador del CD Toledo: “Mi estancia en Toledo ha sido difícil”

Emilio Cruz se marcha por “un cúmulo de circunstancias”

Entrevista realizada por J. Eloy García Orozco, publicada en el diario “Ya” el 6 de julio de 1992



El ex técnico del CD Toledo, Emilio Cruz, en entrevista concedida a ‘Ya-Toledo’, manifiesta que “no he considerado oportuno continuar por un cúmulo de circunstancias, y creo que lo mejor para el club y para mí es no seguir, porque no van conmigo los falsos triunfalismos. Lo difícil es tomar la decisión a tiempo”. Y sin querer entrar en excesivos detalles explica que “lo ocurrido en la cena de fin de temporada no ha sido decisivo en mi decisión, y no tiene el suficiente peso específico que hubiera directivos que estuvieran en contra mía. No es problema de dirigentes. Siempre he tratado de hacer el bien al club, que era el mío”.

Otro punto de discordia fue el tema del ‘Salto del Caballo, y Emilio Cruz explica que “si yo critiqué duramente los problemas del campo es porque soy un profesional. Ahora, a ‘toro pasado’, doy las gracias a los responsables de su cuidado, aunque se podría haber mejorado. Que me perdonen, pero soy un profesional, con unible de exigencia alto”. Una discrepancia que se suma a que “ya se tenía que haber comenzado la planificación de la próxima temporada. El presidente me propuso la renovación, pero supeditada al ascenso, y eso no me satisface. Opino que no se me tenía que haber hipotecado mi posible renovación y la de muchos jugadores a lograr el ascenso. Si no hubiera ocurrido así, a lo mejor mi respuesta habría sido positiva, porque con algunos refuerzos se habría sido ambicioso y optar a hacer un papel importante en Segunda B”.

Emilio Cruz refiere que “he trabajado muy duro y al final se han recogido los frutos. Mi estancia en Toledo ha sido difícil, por todo, pero eso ni significa que yo sea el bueno y los demás los malos”, y añade que “no he estado solo, he estado apoyado por el presidente y muchos directivos”, y hacer un inciso para elogiar al delegado, José Luis Olivares, “ha jugado un papel importante, porque se ha integrado en el vestuario. Hemos notado su apoyo. Trabajó bien y duro y apoyó siempre, aunque no estuviera de acuerdo con cosas”.

Emilio Cruz no niega que “he sido un técnico privilegiado, como los jugadores, pero no hemos sido mimados, es absurdo. Es como una empresa en la que cada uno tiene su área. Yo he sido responsable en lo que a mí me concernía, pero el que ha mandado en el equipo ha sido el presidente, que nos ha dado un buen trato, a mí y a los jugadores, que es mejor que mano dura. Se ha sido respetuoso y ha habido respeto de todos”.

Para el ex técnico verde la base del éxito colectivo del CD Toledo ha estado en la “unión de la plantilla. He tratado de ilusionarlos, hacerlos ver que estaban en un gran club. He tenido unos jugadores fieles. Si el vestuario ha sido tan fuerte se ha debido por el respeto que ha habido con los que no han jugado, y cita a “Pedrete, al que pedía el público, pero me decía que tranquilo, o Figueroa o Cano”, para añadir “al final se ha hecho un buen equipo, con las línea equilibradas, y es que las altas de última hora han sido importantísimas. Los jugadores han disfrutado del equipo y se ha podido comprobar con el sistema, algo en lo que no se creía, como Pedro Díaz, y al final ha funcionado. Creo que se ha tenido un rendimiento alto y se ha brillado a buena altura”, refleja Emilio Cruz, quien reconoce que “he tratado de cubrir a los jugadores, y ello se han sentido protegidos. Las últimas incorporaciones han sido fundamentales. El presidente ha tenido el gran mérito de no regatear esfuerzos para suplir las carencias, por eso tengo la satisfacción del deber cumplido y doy gracias a Dios por ello”.

Emilio Cruz tiene la alegría personal “que ningún jugador me ha pedido que me quede”, opina que “Emiliano Carballo no se va a ir, es la única pieza insustituible” y niega que se vayan jugadores por él “ellos no son tontos, y la mayoría están deseando seguir”.

“Tengo las espaldas anchas”

Emilio Cruz asume que se marcha con una desilusión, “el haber aspirado a otro proyecto importante, pero no me rajo”, y también refleja su sinsabor cuando se le habla de su rudeza, no ocultando que eso le puede haber privado de haber hecho más amigos y menos enemigos, y que el ‘affaire’ Antonio Mayoral le salpicara para el resto de su “dura existencia” en Toledo.

“Creo que no se ha valorado suficientemente lo que sucedió entonces, y en ese momento me hizo daño. Con un análisis serio y profundo se habrán llegado a otras reflexiones, y sólo se trató de perjudicar a Emilio Cruz, cuando era un problema de directivos. Había dos grupos con diferentes objetivos, y yo, sin embargo, me iba, dejaba mi puesto, dejaba trabajar. Antonio Mayoral tenía otro proyecto e incluso yo sabía que estaba casi fichado Manuel García Calderón, por eso dije que dejaba el camino libre”.

“Tengo las espaldas anchas y de ahí que muchos no aceptaran del todo mi forma de ser. Mi trayectoria es ponerme en mi sitio, es una actitud de independencia, no soy nada habilidoso y por eso, quizá, haya tenido más problemas. Yo he tenido en Toledo una relación para todos, aunque alguna vez haya perdido los papeles, como creo que todos, pero he sido recto, como creo que debe ser, no he compadreado con nadie, ni con los medios de comunicación, y por eso, quizá, no he gozado de trato de favor, que tampoco he buscado, a la hora de tener una relación más fluida con muchas personas”.

Emilio Cruz se va con la duda de una cierta incomprensión hacia ciertas decisiones “no del todo comprendidas”.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados