Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 23:06:35 del 24/11/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
20/04/2017
1992: EMILIANO CARBALLO.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

EMILIANO CARBALLO


Emiliano Carballo, presidente del CD Toledo: “He garantizado el cobro a los jugadores hasta el final y cumpliré mi palabra”

Entrevista realizada por Esteban Pérez y Teo Díaz, publicada en “La Región” el 2 de abril de 1992



Honesto, muy sensible y sentimental. El presidente del CD Toledo vive por y para el ascenso. Se juega mucho, pero nada le frena, ni tan siquiera su inexperiencia. Como buen atlético, sufre y no desespera.

“Siempre he sido, y seré, una persona sentimental, optimista y confiado, nunca frío y calculador”. Es la definición que de él mismo se hace. Por eso, Emiliano Carballo nunca tiene inconveniente en mostrarse abierto al diálogo. De ahí, tal vez, le viene el apego y cariño que profesa a Emilio Cruz, el preparador del equipo que actualmente preside, el CD Toledo.

La historia de Emiliano Carballo estuvo siempre relacionada con el fútbol. Aún recuerda sus inicios en los juveniles del Betis de Educación y Descanso, equipo con el que llegó a disputar una semifinal del Campeonato de España frente al Real Madrid. Luego la UD Santa Bárbara y finalmente el CD Toledo, donde militó durante tres temporadas en Tercera División. Ahora, y pese a sus cincuenta y dos años, todavía denota vitalidad y entusiasmo. Concibe un equipo como una auténtica familia donde cada miembro debe cumplir con el compromiso adquirido de antemano: “Por eso continúo al frente de la entidad. He garantizado los pagos a los jugadores hasta el final de temporada y cumpliré mi palabra ¿Luego? Depende de varias cosas. El Toledo no es una misión sólo de cuatro señores, depende de la afición y las instituciones. Sin ayuda y colaboración resulta ingenuo seguir adelante”.

Se le nota cansado, o tal vez desengañado, pero nunca asqueado. La gente le ha etiquetado como simpatizante de la derecha política, lo que le desanima profundamente: “Aquí en Toledo somos un poco pasotas. Nada nos hace ilusión, todo son zancadillas y comentarios inciertos. Por ejemplo, estoy cansado de afirmar que no pertenezco a ningún partido político, aunque tengo muchos amigos, pero esto es distinto. Sin embargo, han tratado de encasillarme sin saber muy bien por qué. Creo que esto se debe a la marcha de cuatro señores (Antonio Mayoral, Juan José del Pino, José María Martínez y Antonio González), afines a cierto partido político. El público piensa que su salida del club obedeció a ciertos planteamientos, y eso no es cierto. Soy tan amigo de Mariano Díez como de Joaquín Sánchez Garrido”.

Discrepa de quienes estiman que consiente todo a Emilio Cruz: “Si viera que hace algo en contra del Toledo lo cortaría inmediatamente, pese a ser mi amigo. Emilio Cruz vive el fútbol como pocos y su cariño por el club está fuera de toda duda”. Se muestra contrario a reconocer el dinero que, hasta el momento, lleva puesto en el club, aunque espera recuperar parte del mismo algún día: “Trabajo constantemente en la búsqueda de soluciones y confío en muchas de ellas. Si surgieran problemas espero contar con la junta directiva, pese a que hasta el momento tan sólo he recibido buenas palabras”.

Para el máximo dirigente de una entidad futbolística no es fácil jugarse todo a una carta. Los objetivos suelen ser amplios, pocas veces estrictos. En el caso de Emiliano Carballo la palabra triunfo pasa por el ascenso de categoría. Lo sabe y lo asume, hasta el punto que daría todo lo que está en su mano, “pese a los palos que recibo”, señala con cierto rictus apesadumbrado. Y mientras llega el decisivo momento del play-off, sólo espera que el conjunto mantenga el liderato. En este sentido, son muchos los que piensan que si el Talavera pasa a ocupar esa privilegiada posición aparecería la crisis irremediablemente. Emiliano Carballo, sin embargo, lo ve de manera distinta: “La posible crisis sería sólo de puertas para afuera. Ese hipotético hecho no influiría ni en jugadores ni en la directiva. Prefiero ser cuarto en la liga regular y ascender, a concluir primero y fracasar en la fase de ascenso. Así de sencillo”.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados