Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 14:52:19 del 23/02/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
16/01/2017
TEMPORADA 1991/92: TOLEDO 0 – PARLA 1.
 
 

TEMPORADA 1991/92: TOLEDO 0 – PARLA 1


De la expectación a la decepción

El CD Toledo perdió ante el Parla en el primer compromiso de la temporada

Crónica realizada por Jesús Espada, publicada en el diario “La Voz del Tajo” el 9 de agosto de 1991



Primer partido de pretemporada en el Municipal Salto del Caballo. Unas mil personas se dieron cita en el Municipal, cuyo terreno de juego presentaba unas magníficas condiciones para la práctica del fútbol. Se recaudaron en taquilla 413.000 pesetas.

Alineaciones

CD Toledo:
Parra (Yuste, m.46), Figueroa, José Luis (José, m.81), Abel, Gabi, Pedro Díaz (Fernando, m.67), Pedrete (Luisito, m.46), Dani, Mesones, Arganda y Pardina.

Parla: Pozanco, Gregorio, Santiago, Luis, Juan Luis, Carlos, Castellano, Juan Ramón, Mariano, Nanclares y Blanca.

También jugaron, Somoza, Antonio, Mariano II y Calero.

Árbitro

García Rubio, auxiliado en las bandas por Villuendas Cabrera y Calvo García. El toledano, recién ascendido a Tercera División, estuvo demasiado nervioso en muchas fases del encuentro y cometió demasiados errores de apreciación, en un partido que tenía pocas dificultades para arbitrar. Mostró la cartulina amarilla al jugador del Parla, Blanca, por una dura entrada a Pedrete.

Gol

0-1, minuto 87: Yuste saca rápido, tratando de buscar el contragolpe, pero toca mal el balón y lo deja a pies de Luis, quien desde lejos marca por alto el único tanto del partido.

Comentario

Decepcionante. Tal vez sea éste el adjetivo más apropiado para calificar el partido que el Toledo disputaba el miércoles en el Salto del Caballo frente al Parla. Se trataba, es cierto, de un simple partido de pretemporada, pero también era el encuentro en el que los hombres de Emilio Cruz hacían su presentación ante una afición deseosa de ver hechas realidad las enormes expectativas que se han puesto en un equipo plagado de nombres y hombres de relumbrón.

El lógico que en un primer compromiso no se pueda ver un perfecto acoplamiento entre unos jugadores que no han hecho más que empezar a trabajar juntos, pero no parece tan normal que unos futbolistas del conjunto verde –porque es verdad, se trata de grandes jugadores- sólo fueran capaces de ofrecer un completo muestrario de juego impreciso, soso y descoordinado. Era complicado que, a las primeras de cambio, el Toledo diese la sensación de un equipo perfectamente ensamblado, aunque desde luego, cabía esperar mucho más de un conjunto verde que, a pesar de dominar al Parla, no encontró nunca su posición en el campo.

Emilio Cruz planteó un claro 4-4-2, manteniendo su norma de emplear un sistema zonal en las marcas. Defensivamente, el equipo cumplió, aunque eso era algo que no resultaba demasiado complicado ante un Parla que llegó con muy pocas ambiciones ofensivas. El problema se planteaba a la hora de planificar el ataque, el conjunto madrileño combatió a Emilio Cruz con sus mismas armas, empleando un sistema zonal que se atragantó desde el primer momento a los toledanos. Dos hombres, Pedro Díaz y Dani, debían ser los que tomasen la responsabilidad organizativa en la medular. No resulta demasiado sorprendente que Dani no lo hiciese, porque ya en la temporada anterior fueron contadas las ocasiones en que este buen jugador se decidió a ejercer una misión de líder para la que está capacitado y que tan buen resultado dio al equipo cuando lo hizo. Lo que sí fue un tanto chocante fue el caso de Pedro Díaz, un futbolista con clase y experiencia que daba la sensación de querer estar lo más alejado posible del balón, en lugar de tomar el mando de las acciones creativas del conjunto verde.

Tan sólo Pardina, con acciones individuales que dejaron muestra palpable de la calidad que atesora, consiguió arrancar los únicos aplausos de un público que se impacientaba a medida que el reloj avanzaba y su equipo les privaba de contemplar el espectáculo que habían acudido a presenciar. Aunque también se podía destacar el trabajo de un incansable Arganda, auténtico ‘pulmón’ de un equipo que, como ya anunció su entrenador, carecía de ‘chispa’, y los destellos de un Pedrete, que tuvo que retirarse en el descanso por culpa de un pequeño desgarro muscular. El otro delantero, Mesones, voluntarioso y poco más.

Se llegó al descanso con cero a cero y con el pobre bagaje ofensivo de un par de individualidades de Pardina y un remate de tijera de Pedrete, que se fue cerca del poste. Los jugadores se fueron a la caseta en medio de la sensación general de que aquello debería enmendarse en el segundo periodo. Sin embargo, no fue así. La segunda parte fue, si cabe, peor que la primera.

Emilio Cruz se vio obligado a sustituir a Pedrete. Luisito, un fijo la temporada pasada, saltó al campo y se situó en el lado derecho. Arganda cambió de carril y Pardina se convirtió en acompañante de Mesones en el ataque. El Toledo fue incapaz de reaccionar. El dúo organizador, Pedro Díaz y Dani, mantuvo el mismo tono apático del primer periodo, sólo Arganda logró alguna penetración de mérito por el carril y todo el potencial ofensivo seguía centrado en la individualidad de Pardina.

El conjunto verde seguía sin engarce entre las líneas, sin ideas y cada vez más impreciso en el pase, tanto es así, que al final consiguió que un Parla dedicado, casi en exclusiva a defender, se tomase ciertas alegrías ofensivas.

Y para colmo, el gol del equipo madrileño. Una desafortunada cesión de Yuste, que sacó rápidamente ‘buscando el contragolpe’, dejó el balón a pies de Luis que, tras la sorpresa por el regalo, conectó una fenomenal vaselina desde lejos, que se convirtió en el único tanto del encuentro, cuando sólo faltaban dos minutos para la conclusión.

Al final, desencanto en la afición que, a pesar de todo, tuvo una gran paciencia y comprensión con el equipo toledano.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados