Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 11:49:54 del 22/10/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


LA HISTORIA               + artículos -->

Luis Cardeña Gálvez
1/12/2016
TEMPORADA 1990/91: FUENGIROLA 1 - TOLEDO 0.
 
 

TEMPORADA 1990/91: FUENGIROLA 1 - TOLEDO 0


El Toledo, ridiculizado por el Fuengirola

Los toledanos sólo tiraron una vez a puerta y marcaron el gol local en su propia portería

Crónica realizada por Ángel Alberola, publicada en el diario “Ya” el 25 de febrero de 1991



Campo Municipal José Antonio Elola, de Fuengirola. Floja entrada, terreno de tierra en buenas condiciones y temperatura veraniega, con sol en todo lo alto, y 22 grados de temperatura.

Alineaciones

Fuengirola:
Falagán, Chano, Patiño, Ceso, Trigos, Santi, Amaya, Astorga (Estrel, m.58), Armando, Alonso y Antonio (Tobi, m.40)

CD Toledo: Yuste II, Ávila, Maíto, José Luis (Garoz, m.82), Juan Carlos, Lolo (Aguilar, m.46), Arroyo, Dani, Luisito, Ballester y Paco.

Árbitro

Martínez Santiago, del colegio murciano. Mal. Amonestó a Astorga, Estrel, Ávila y José Luis. Expulsó a Falagán, en el minuto cuarenta, y a Ballester, en el minuto ochenta, por doble tarjeta amarilla en ambos casos.

Gol

1-0, minuto 66: centro de Alonso y Ballester, al intentar despejar, introduce el balón en su propia portería.

Comentario

El Toledo, en un partido que lo mejor es olvidar deprisa, corriendo, perdió sin ninguna clase de paliativos en Fuengirola, y con gol en propia puerta, y de Ballester, que también tuvo la desgracia hace quince días, en Badajoz, de hacer el tercer gol pacense. El origen del triunfo malagueño, amén del gol a domicilio, hay que buscarlo en el propio quehacer del equipo toledano, que lo hizo peor que mal, rematadamente mal, causando una lastimosa impresión en su paso por el Municipal José Antonio Elola, y con unos locales que con sólo poner mucho empeño, ridiculizaron a los toledanos.

En la primera mitad el juego estuvo nivelado, si bien la iniciativa la llevó el equipo de Antonio Tapia, que dispuso de buenas ocasiones, la más clara de Antonio, que remató tras un saque de esquina al larguero. Por su parte, el Toledo estuvo siempre más preocupado de su rival que de hacer su propio fútbol, más pendiente de no tener errores defensivos –los últimos partidos parecen haber restado iniciativa y confianza- que de buscar la progresión atacante. De tal guisa que no buscó nunca las ‘cosquillas’ a su oponente y sólo un disparo con claridad de ideas a la meta malagueña, en concreto un lanzamiento con mucha intención de Arroyo, que Falagán paró con problemas en los primeros cuarenta y cinco minutos, y aunque sea adelantarse, en los noventa.

Al filo de la primera fase, cuando corría el minuto cuarenta, el colegiado murciano Martínez Santiago expulsó con doble tarjeta al meta local, por lo que el mister del Fuengirola sacrificó al delantero Antonio para dar entrada al campo al meta suplente. Debió pensar que era mejor mantener intacta su defensa, y por lo menos no perder el 0-0, que tratar de jugarse la baza de casa, es decir, ganar. Al final, aunque sean apreciaciones, y a la vista de la ‘potencia’ en ataque del Toledo –no probó ni una sola vez a Tobi, que quedó completamente inédito, perdiendo una ‘gran ocasión’ de hacerse con la titularidad- pudo pensar que más le había valido dejar a su equipo sin portero, que restar eficacia al ataque. El caso es que todo hacía presagiar que el Toledo cogería las riendas del encuentro en la segunda mitad, al contar con un jugador más, y no haber pasado lo que se dice graves apuros para mantener su meta imbatida. Sin embargo, lo esperado no sucedió, no apareció por lado alguno. En la fase definitiva, con Lolo que no compareció por lesión, en cuyo lugar entró Aguilar, los de Miguel Ángel Iglesias fueron una auténtica caricatura de equipo, mientras el Fuengirola, un conjunto muy ingenuo pero luchador y trabajador donde los haya, no perdió la compostura. En el Toledo falló hasta el apuntador, y para colmo de males fue Ballester quien introdujo el cuero en su propio portal, poniendo la victoria del Fuengirola a tiro de piedra. No obstante independientemente de esa jugada desgraciada, el equipo malagueño dispuso de claras oportunidades que no supo machacar, debido a esa ya reseñada ingenuidad frente a un Toledo roto, desangelado y sin sitio. Y es que si poco hacía en ataque, menos aún en el medio del campo, donde nunca tuvo cohesión. Y es que hay que darse cuenta que el medio campo estuvo integrado en este periodo por Aguilar, José Luis, hasta que fue suplido por Garoz –en la víspera era más que dudoso su concurso-, Ballester, completamente inoperante, y Luisito, que no se le vio por lado alguno.

Los toledanos, en esta mitad, no prodigaron el contraataque, no llegaron en ninguna ocasión con claridad de ideas a los dominios del meta Tobi, que como ya quedó reflejado se fue inédito, mientras los del Fuengirola fueron un equipo ramplón, sin exquisiteces, pero con un chorro de ilusión y otras cualidades de las que careció por completo el cuadro de Iglesias, y pusieron en evidencia a un Toledo que parece haber tocado fondo.

El Toledo se las prometía muy felices con la llegada hace siete días del Extremadura, salida ayer a Fuengirola y presencia del Betis el domingo próximo, para colocarse con un negativo y mantener su equilibrio en la media tabla, pero los reveses consecutivos del domingo último y ayer hacían temer lo peor, ya que no sólo está de capa caída, sino que no se ve salida airosa a tan comprometida situación en la tabla.

El Fuengirola dejó en evidencia las carencias de un equipo que comete despistes de principiante en defensa, navega sin orden en el medio campo y es inofensivo e inoperante en ataque. Así, el futuro se antoja negro.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados