Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 12:40:03 del 25/06/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
10/11/2016
1990: ARROYO.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

ARROYO


Arroyo, jugador del CD Toledo: “Lo que quiero es jugar, aunque sea de portero”

Entrevista realizada por Jesús Espada, publicada en “La Voz del Tajo” el 23 de diciembre de 1990



El buen partido realizado, sobre todo en la segunda mitad, frente al Granada el domingo pasado, parece que ha disipado las dudas y la polémica que envolvieron su fichaje con el Toledo. Arroyo llegó al conjunto verde después de escuchar en la radio unas manifestaciones de Paulino Lorenzo Martín en las que el entrenador toledano indicaba la necesidad que tenía el equipo de un delantero. Había muchas dudas sobre su condición de hombre punta, pero ha demostrado que su puesto está en la posición de extremo.

Llegó al Toledo rodeado por la polémica. Paulino Lorenzo Martín quería tenerle a prueba un mes, pero finalmente firmó por el resto de temporada. Muchos decían que era un hombre de centro del campo o, como mucho, un jugador que podía actuar como media punta. Sin embargo, en el último partido frente al Granada se destapó como un hombre de los que juegan en la banda, un extremo a la antigua usanza.

Francisco Javier Arroyo Sánchez llegó al Toledo después de escuchar en la radio unas manifestaciones de Paulino Lorenzo Martín en las que el técnico del CD Toledo señalaba que el equipo necesitaba un delantero. Arroyo telefoneó al que había sido su entrenador hace años, le dijo que estaba disponible y a partir de ese momento comenzó a fraguarse su regreso al primer equipo de la Ciudad Imperial.

Arroyo, al que le faltan tres asignaturas para ser abogado, comenzó su andadura futbolística en los juveniles del Atlético de Madrid, del que vino cedido al CD Toledo a las órdenes, por aquel entonces, de su actual entrenador. Después ha pasado por el Arganda, la Gimnástica Segoviana, el Tomelloso, el Fuenlabrada, el Aranjuez, el Quintanar y el Sonseca. Ahora, a sus veintiséis años, llega por primera vez a un conjunto de Segunda B, tras haber comenzado en uno de Preferente, el Sonseca: “Acepté la oferta del Sonseca porque creía que mi proyección podía ser mayor allí que en uno de los conjuntos de Tercera que me habían hecho ofertas, ya que éstos no tenían demasiadas posibilidades de estar entre los mejores”.

En todo caso, en su fuero interno mantenía la esperanza de dar el salto a un equipo como el Toledo, “no tenía descartada del todo la posibilidad de fichar por el Toledo, ya que mi intención era destacar en el Sonseca para que se fijasen en mí, aunque veía más factible que me llamasen de alguno de los equipos punteros de de Tercera División”.

Lo que hizo dudar a Paulino Lorenzo Martín a la hora de dar el sí definitivo para el fichaje de Arroyo, fueron los comentarios que apuntaban que se trataba de un jugador que había perdido la condición de hombre de ataque. En este sentido, el jugador nos comentaba que “esos comentarios partieron de entrenadores que no me han tenido a sus órdenes. Es cierto que he jugado en el centro del campo, como en el Quintanar la temporada pasada, pero se debía a que el equipo tenía limitaciones en esa zona no había más remedio que actuar en ese puesto”.

En todo caso, Arroyo se considera como un hombre de ataque, “yo juego de lo que me mandan, hasta de portero, si hace falta, lo importante para mí es estar entre los once titulares. Me considero delantero, pero creo que también puedo adaptarme a otras zonas del campo. El hecho de jugar pegado a la banda me favorece porque puedo entrar bien por allí, aunque el problema de jugar en ese puesto es que te puedes aburrir si resulta que el partido se desarrolla cargando el juego por la banda contraria”.

A pesar de llevar poco tiempo en la disciplina del conjunto verde, Arroyo ha podido vivir ya un gran cambio entre el rendimiento de su equipo el día de su debut en Valdepeñas y los otros tres partidos frente al Córdoba, Mérida y Granada, “en el encuentro de Valdepeñas el equipo estuvo bastante bajo, sobre todo moralmente, nos faltaba confianza debido a los malos resultados que veníamos arrastrando y estábamos pasando un momento muy delicado”.

Sin embargo, el Toledo cambió la mala imagen dad frente al Valdepeñas en los tres partidos posteriores, “la inseguridad de Valdepeñas ha dado paso a un cambio importante, creo que la reunión que mantuvimos en la semana antes de enfrentarnos al Córdoba ha sido fundamental, porque siempre es bueno hablar y darnos ánimos entre todos. El equipo ha dado una sensación distinta en estos tres últimos encuentros, y hemos sabido plantarles cara a tres de los conjuntos más potentes de este grupo”.

En cuanto al equipo, Arroyo manifestó que “todavía llevo poco tiempo para juzgar las posibilidades que puede tener, aunque ha quedado claro en estos tres partidos que podemos competir contra cualquiera”. Y por lo que respecta a sus aspiraciones, nos comentó que “no me conformo nunca, a pesar de que a los veintiséis años las cosas se ven más difíciles que cuando se es más joven. De momento, lo único que me preocupa es estar contento en el Toledo, que siga contando conmigo el entrenador y que estén satisfechos con mi labor”.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados