Club Deportivo Toledo

En Toledo son las 04:58:13 del 25/11/2017

Contacta con el Club en el correo contacto@cdtoledo.es o en su página oficial www.cdtoledo.es


Próxima jornada


EXTOLEDANOS ILUSTRES               + artículos -->

Redacción
1/09/2016
1990: MANUEL TORRES ASTILLEROS.
 
Foto ilustrativa del artículo
 

MANUEL TORRES ASTILLEROS


Manuel Torres Astilleros, presidente del CD Toledo: “El año pasado estaba loco por dejarlo”

El presidente del CD Toledo hace balance de sus años al frente del club

Entrevista realizada por Jesús Espada, publicada en “La Voz del Tajo” el 3 de septiembre de 1990



Manuel Torres Astilleros ha visto arrancar al CD Toledo en la temporada 1990/91, es la que es su quinta campaña al frente del club verde. Los problemas de la ayuda del Ayuntamiento y de los pocos abonados que hasta el momento se han conseguido, son los que más preocupan al presidente del club toledano. La polémica que surgió con la marcha y las declaraciones de Juanjo Bermúdez, y los recuerdos de su etapa como máximo dirigente del club verde, son algunos de los aspectos tratados.

La temporada ha comenzado para el CD Toledo y se inicia, de esta manera, el quinto año de mandato de su presidente, Manuel Torres Astilleros, que se hizo cargo del club en enero de 1985. Desde esa fecha hasta el momento presente, muchas cosas han cambiado en la entidad toledana, “ha cambiado mucho –comenta Astilleros-, cuando yo cogí el equipo esto era un auténtico solar. Estábamos penúltimos en la clasificación de Preferente, pero conseguimos a duras penas salvar la categoría. Luego llegó el ascenso a Tercera y, más tarde, a Segunda B. La verdad es que fui valiente al dar el paso para hacerme con la presidencia, puesto que de no haber sido así, incluso podía haber desaparecido ese mismo año. Ahora tiene un nombre que no tenía y no cabe duda de que ha adquirido un prestigio importante”.

Uno de los artífices del cambo experimentado por el conjunto verde es, según el presidente, “el apoyo recibido por Caja Toledo, ala que debíamos más de siete millones de pesetas cuando me hice cargo del equipo, y ahora no se le debe nada gracias a os acuerdos publicitarios y de promoción suscritos”. Este aspecto puede ser uno de los más importantes en la gestión de Astilleros, ya que el Toledo, en la actualidad, tiene una economía bastante saneada, aunque una de las mayores preocupaciones sigue siendo el dinero. En lo que se refiere a la captación de abonos para la temporada, se llevan hechos tan sólo unos doscientos, cuando la cifra idónea debía ser, como mínimo, de mil. Para el máximo dirigente de la entidad verde, “el problema puede estar, o al menos así queremos pensarlo, en que todavía estamos en periodo de vacaciones, y la gente empezará a animarse a partir del primer partido que juguemos en casa”.

A este problema, hay que añadir el de la ayuda del Ayuntamiento, “he solicitado una reunión con el alcalde para tratar de solucionar esta cuestión, que es vital para nosotros. Tenemos aprobada la cantidad que vamos a recibir, que ya de por sí es insuficiente –tres millones y medio de pesetas- pero, además, es que aún no podemos disponer para nada del dinero y nos encontramos con muchos gastos a los que hacer frente”. En las relaciones con el Ayuntamiento, las cosas no parecen ir todo lo bien que sería deseable. Astilleros comentaba a lo largo de la charla que mantuvimos con él que “el anterior alcalde de Toledo, Joaquín Sánchez Garrido, demostraba un interés mayor que el actual por el equipo, y no apoyaba al máximo en la medida de sus posibilidades”. El presidente del Toledo señalaba que “a veces da la impresión de que no se aprecia demasiado la labor de promoción que hace el equipo por toda España. Estoy convencido de que este año, con la excusa del fútbol, muchos aficionados visitarán nuestra ciudad”.

No podía faltar en la conversación el tema y la polémica que se suscitó a raíz de las declaraciones de Juanjo Bermúdez y su marcha del conjunto verde: “Lo único que sucedió –comenta el presidente toledano- es un problema económico. Bermúdez me pidió tres millones doscientas mil pesetas, una cantidad que no estaba al alcance del club, y no pudimos llegar a un acuerdo porque él no se bajaba de la burra. Era el hombre más caro del Toledo el año pasado y su rendimiento no fue demasiado bueno. Pero yo no tengo nada en su contra y le deseo mucha suerte en su nuevo equipo, aunque él haya tratado de desacreditarme en algunas entrevistas”.

Otra de las cuestiones que se suscitaron a raíz de las declaraciones de Bermúdez fue la posible falta de confianza que en su día pudo tener Astilleros hacia Paulino Lorenzo Martín, cuando los jugadores, al principio de la anterior campaña, según el ex futbolista del Toledo, le recomendaron al presidente que se hiciera con los servicios del actual técnico del conjunto verde. Astilleros desmiente por completo este extremo: “Lo que dijo Bermúdez es mentira, yo nunca he tenido nada en contra de Paulino, y la prueba está en lo traje al equipo. Lo que ha dicho Juanjo son chiquilladas y una pataleta que no venía a cuento. Lo que no entiendo es que trate de hacer daño después de marcharse, buscando un enfrentamiento que nunca ha existido”. Por otro lado, el presidente del Toledo, a pesar de que en estos momentos trabaja para tratar de buscar un refuerzo, para la delantera de su equipo, no se arrepiente en absoluto de haber dejado marcha a Bermúdez, es más, su salida del conjunto la relaciona con aspectos positivos, “Lolo está totalmente cambiado, ha cogido confianza en sus posibilidades y está siendo de los mejores hombres en la pretemporada. Yo no sé si el año pasado era distinto porque venía siempre con Juanjo o por qué razón, pero creo que esto ha tenido algo que ver”.

Para Manuel Torres Astilleros, después de cinco años de gestión, han llegado buenos y malos momentos. Para el presidente, “mi mayor satisfacción, sin duda, se produjo el día que obtuvimos el ascenso a Tercera División en el campo de La Roda. Fue un momento muy emotivo, porque entonces todo fue unión y compañerismo”. Por paradójico que parezca, el trago más amargo de su etapa al frente del CD Toledo llegó cuando el equipo consiguió el ascenso a Segunda B, “a pesar de la lógica alegría por alcanzar u logro tan importante, me llevé una enorme desilusión con el comportamiento del entrenador de aquel tiempo, Manuel García Calderón. Teníamos preparada una merienda para celebrar todos juntos el acontecimiento, pero Calderón se cogió a los jugadores y se los llevó con él a otro sitio, dejándonos plantados a los directivos. Pero afortunadamente, el tiempo sitúa a cada uno en su sitio, y ya hemos visto dónde ha ido a parar Calderón después de salir del Toledo”.

Con los problemas acuciantes y algunas circunstancias como la anterior, a Manuel Torres Astilleros, según declaró, se le ha pasado por la cabeza en más de una ocasión dejarlo, “este año tenía unas ganas locas de haberlo dejado, pero convoqué una asamblea y nadie surgió como opción”. Astilleros considera que el puesto que ocupa le acarrea más dificultades y más esfuerzo que satisfacciones, “y no estoy aquí para que me vean cada día en el palco. Le dedico más tiempo al Toledo que a mi propia empresa. A mí, para mi trabajo, no me hace ninguna falta el fútbol. Ni me faltaba antes ni me falta ahora”.

De sus metas al frente del Toledo no quiere hacer demasiadas cábalas, de momento, lo que quiere es “cumplir los cuatro años de mandato que tengo por delante y seguir con la labor emprendida”. En cuanto a los objetivos para la presente campaña, al margen del aspecto económico, lo único que le interesa es “no sufrir tanto como en la primera vuelta del año pasado, aunque sabemos que en esto del fútbol, al final todo depende de que la pelota entre o no entre”.

En cuanto a la posibilidad de marcarse metas más altas, es decir, el ascenso a Segunda División A, Astilleros considera que “aspiramos a todo, aunque no vamos a estar presionados por el ascenso”.


Compartelo en Twitter


Últimos resultados